Mundo

China teme que corrupción sea ‘fatal’ para el PCC y el Estado

Congreso. Delegados eligen a la nueva dirección suprema del país

Recinto. El Palacio del Pueblo, donde se reúnen los más de 2.000 delegados del Partido Comunista.

Recinto. El Palacio del Pueblo, donde se reúnen los más de 2.000 delegados del Partido Comunista.

AFP / Pekín

02:40 / 09 de noviembre de 2012

La corrupción endémica que afecta a la sociedad china puede resultar “fatal” para el Partido Comunista Chino (PCC) y para el Estado, por lo que es necesario ampliar la participación política del pueblo a través del mejoramiento del sistema democrático.

Así lo advirtió el presidente saliente de China, Hu Jintao, de 69 años, durante el discurso de apertura del 18 congreso del PCC, en el que cederá el puesto de secretario general del Partido a Xi Jinping, de 59 años. “La corrupción puede provocar el derrumbamiento del Partido y del Estado”, y “si fracasamos en el tratamiento correcto de este asunto” ello podrá resultar “fatal”, subrayó.

China se vio sacudida este año por varios escándalos político-financieros en los que estaban implicados las familias de altos dirigentes, entre ellos un miembro del Buró político, Bo Xilai, excluido del PCC y en espera de juicio. Medios de prensa revelaron este año las colosales fortunas de las familias de ciertos dirigentes, entre ellas las del primer ministro Wen Jiabao y la del futuro número uno Xi Jinping.

El PCC debe garantizar que ningún dirigente chino abuse de su poder, añadió el presidente saliente. El Partido “va a garantizar que los dirigentes respetan la ley en actos y pensamientos”, prometió Hu. Además, “debemos garantizar que todo el mundo es igual ante la ley; ninguna organización, ningún individuo, tiene el privilegio de pisotear la constitución”, añadió.

En un discurso de hora y media ante los más de 2.000 delegados del PCC, reunidos en Pekín en el solemne recinto del Palacio del Pueblo, Hu Jintao resaltó la importancia de las reformas políticas, un aspecto en el que su balance es juzgado bastante endeble.

“La reforma de la estructura política es una parte importante de las reformas globales de China. Debemos continuar nuestros esfuerzos, activa y prudentemente, para proseguir la reforma de la estructura y extender la democracia popular”, declaró.

“Debemos otorgar más importancia al mejoramiento del sistema democrático con el fin de garantizar que el pueblo pueda tener elecciones y decisiones democráticas”, agregó. Asimismo, China debe aplicar “un nuevo modelo de crecimiento”, declaró el Presidente, en momentos en que la segunda economía mundial está afectada por una neta ralentización.

“En respuesta a los cambios económicos en el plano nacional e internacional, es necesario acelerar la creación de un nuevo modelo de crecimiento basado en una mejor calidad y en unos resultados superiores”, dijo. La “década de oro” de Hu Jintao ha cedido el lugar a un crecimiento que ha caído a un 7,8%, el más bajo desde la crisis financiera asiática de 1997-98.

Desde hoy hasta el miércoles, el congreso continuará a puerta cerrada, fecha en la que los siete o nueve miembros de la nueva dirección suprema de China subirán a escena para una breve aparición ante las cámaras del mundo. Xi pasará de vicepresidente a secretario general del Partido e inmediatamente se convertirá en presidente de la República, una formalidad prevista para marzo del próximo año.

Xi Jinping deberá dirigir una China en plena mutación, con una economía casi capitalista afectada por la crisis financiera europea, y una población ávida de reformas políticas y de transparencia, sobre todo acerca de la riqueza de los jerarcas comunistas.

China debe ser potencia marítima

China, que lanzó su primer portaaviones en septiembre, debe “mejorar su capacidad para la explotación de los recursos marinos, defender resueltamente sus derechos e intereses marítimos y convertir al país en una potencia marítima”, dijo el presidente Hu Jintao, en un marco de tensiones con Japón. AFP

Censuran críticas al discurso de Hu en internet

China decidió combatir cualquier atisbo de crítica en internet contra el discurso del presidente Hu Jintao, en la apertura del 18° Congreso del PCC y optó por censurar la red. El bloqueo del Gobierno afecta a las principales redes sociales del país, como Weibo, similar al Twitter occidental —bloqueado en China—, donde el cónclave fue uno de los temas del día. Al introducir la palabra “El gran 18”, como popularmente se conoce a este congreso, el usuario de la red social sólo consigue acceder a noticias oficiales, sin posibilidad de conocer los comentarios que otras personas han publicado al respecto, según comprobó EFE.

No obstante, el bloqueo no fue lo suficientemente rápido y algunas de las numerosas críticas publicadas lograron ser rebotadas en otros medios de comunicación en línea antes de ser censurados.

“Escuché el discurso” y “¡no me quedo con nada! Ni política fiscal ni empleo, ni seguridad alimentaria ni el precio de la vivienda: ninguno de estos temas fue mencionado”, comentó un usuario. La ausencia de estos y otros asuntos fue también destacada por un profesor chino experto en política —residente en EEUU—, quien hizo especial hincapié en que la “política del hijo único” debería haber sido un “punto clave”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia