Mundo

Colombia acusa a Venezuela de violar su espacio aéreo

El Ministerio de Defensa de Colombia denunció la violación del espacio aéreo de su país por parte de dos aviones militares venezolanos, ocurrida la tarde del sábado en el departamento de La Guajira, por lo que pedirá explicaciones al Gobierno venezolano.

Infografía: Bogotá reclama el ingreso de dos aviones. Con datos de EFE

Infografía: Bogotá reclama el ingreso de dos aviones. Con datos de EFE

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Bogotá y La Habana

00:00 / 14 de septiembre de 2015

El Ministerio de Defensa de Colombia denunció la violación del espacio aéreo de su país por parte de dos aviones militares venezolanos, ocurrida la tarde del sábado en el departamento de La Guajira, por lo que pedirá explicaciones al Gobierno venezolano.

“El Ministerio de Defensa se permite informar que en horas de la tarde del sábado 12 de septiembre de 2015, el sistema de defensa aérea de la Fuerza Aérea Colombiana pudo detectar el ingreso a territorio colombiano de dos aeronaves militares venezolanas en la zona de la Alta Guajira”, señaló un comunicado oficial.

De acuerdo con el ministerio, “inicialmente las dos aeronaves militares venezolanas ingresaron 2,9 kilómetros dentro del espacio aéreo colombiano, sobrevolando la zona de Majayura; perdiéndose rápidamente en dirección hacia Castilletes”.

Majayura es un caserío de Maicao, municipio colombiano de La Guajira limítrofe con Venezuela, mientras que Castilletes es un punto más al norte que marca el hito número uno de la frontera común.

Detalles. A pocos kilómetros del perímetro urbano de Maicao está el paso fronterizo de Paraguachón, cerrado el lunes de la anterior semana por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro. “Posteriormente, los dos aviones militares venezolanos sobrevolaron sobre una unidad militar del Ejército Nacional en la región de La Flor, ingresando en territorio patrio 2,27 kilómetros aproximadamente, saliendo velozmente nuevamente hacia Castilletes”, agregó el comunicado del Ministerio de Defensa.

El incidente se produce en un periodo de tensión en la relación bilateral que comenzó el 19 de agosto con la orden de Maduro de cerrar pasos fronterizos con Colombia bajo el argumento de combatir al narcotráfico y a presuntos paramilitares.

El Gobierno venezolano, además de cerrar la frontera entre el estado venezolano de Táchira y el departamento colombiano de Norte de Santander, también cerró el paso limítrofe entre Zulia (Venezuela) con la Guajira (Colombia), y expulsó a miles de colombianos que estaban en la zona fronteriza.

El incidente se produjo la misma tarde en que las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, se reunieron en Quito con la mediación de su homólogo ecuatoriano, Ricardo Patiño, para buscar soluciones a la crisis fronteriza, cita que no produjo ningún resultado.

Según el Ministerio de Defensa colombiano, la información sobre la violación del espacio aéreo fue trasladada a la Dirección de Soberanía de la Cancillería, “con el fin de que se pidan a Venezuela las explicaciones pertinentes por estos hechos”.

Tras la denuncia del Gobierno, la respuesta más contundente desde Colombia la ha vuelto a dar el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, quien ayer aseguró en un acto de campaña para las elecciones municipales y regionales de octubre que lo que “la dictadura de Venezuela” quiere es “crear un odio” contra su país.

En su opinión, esa actitud de Maduro existe “para que no le vaya tan mal en las elecciones” legislativas que se celebrarán en diciembre en Venezuela, o para “tener un pretexto” para que no se celebren.

“Que el gobierno (del presidente Juan Manuel Santos) maneje el tema con ese equilibrio que resulta de la firmeza y de la prudencia”, recomendó Uribe.

El exmandatario también consideró el incidente como una maniobra de distracción del Gobierno venezolano tras la condena a más de 13 años de prisión impuesta el jueves al dirigente opositor Leopoldo López.

Arrestan a cerca de 50 opositores en Cuba

Cerca de 40 mujeres del grupo disidente Damas de Blanco y una docena de opositores fueron arrestados ayer en La Habana, unas detenciones que se producen desde hace 22 domingos consecutivos y que en esta ocasión tienen lugar a menos de una semana de la visita del papa Francisco a la isla.

Los arrestos se produjeron este mediodía después de que las Damas de Blanco, lideradas por Berta Soler, asistieran a una misa en la parroquia Santa Rita de Asís, y realizaran una marcha en favor de los derechos humanos y los presos políticos como es tradición del grupo desde su creación en 2003.

Protestas. Entre los detenidos se encuentran los expresos políticos del Grupo de los 75 José Daniel Ferrer, quien es coordinador general de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), y Ángel Moya, esposo de Soler, así como el director del foro crítico Estado de SATS, Antonio González Rodiles.

Decenas de partidarios del Gobierno y agentes de la Policía uniformados y de civil comenzaron a gritar consignas revolucionarias cuando el grupo de disidentes llegó a una calle cercana portando carteles con las frases “Todos marchamos por la libertad de los presos políticos de Cuba” y “Todos marchamos por una ley de amnistía”, lemas de una campaña que iniciaron semanas atrás.

Poco antes, la líder del movimiento femenino había denunciado que siete de sus compañeras y más de 20 opositores fueron detenidos para impedirles participar en los actos del grupo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia