Mundo

Colombia es el país con más desplazados internos del mundo

Informe. El largo conflicto forzó a 5,5 millones de personas a dejar sus hogares

Info desplazados violencia.

Info desplazados violencia.

La Razón / Wálter Vásquez / La Paz

00:13 / 30 de abril de 2013

El número de desterrados internos por causa de conflictos armados, violencia y violaciones de derechos humanos registró en 2012 un récord de 28,8 millones en todo el mundo, siendo Colombia el país con el mayor número de personas internamente desplazadas (PDI): hasta 5,5 millones.

Así lo señala el Centro de Seguimiento para los Desplazados Internos (IDMC), que subraya que la cifra de 28,8 millones (de personas que al no haber cruzado una frontera no pueden ser categorizados como refugiados y no se benefician de la protección internacional) supone un aumento de 2,4 millones respecto al año anterior y es “la más alta jamás registrada” por el IDMC.

La región de África Subsahariana, con 10,4 millones de desplazados internos, alberga a casi un tercio del total mundial; le sigue Oriente Medio y el Norte de África con 6 millones; América con 5,8 millones; Sur y Sudeste de Asia con 4,1 millones y Europa y Asia Central con 2,5 millones. Del total de PDI que existen en América, entre 4,9 millones y 5,5 millones están en Colombia, cifra que lo sitúa como el país con el mayor número de desplazados internos a nivel mundial, destaca el informe del IDMC y el Consejo Noruego para los Refugiados.

“El conflicto interno armado y la violación de derechos humanos han causado el masivo desplazamiento interno en Colombia en las últimas cinco décadas. Dos grupos de oposición, las FARC y el Ejército de Liberación Nacional —grupos armados que han emergido desde la desmovilización de organizaciones paramilitares entre 2003 y 2006—, además de las fuerzas de seguridad colombianas continuaron causando los desplazamientos durante 2012”, cita el informe publicado en la página de internet del IDMC.

A escala global, en 2012 hubo más de 6,5 millones de nuevos desplazados, casi el doble que en 2011 (3,5 millones). La guerra civil en Siria y la reactivación de la violencia en el Congo —que albergan juntos a casi la mitad de los nuevos desplazados— son las principales causas de ese aumento.

Conflictos. En América Latina, 230 mil personas huyeron de sus hogares el año pasado a causa de la violencia en Colombia, 160 mil en México y 150 mil en Perú, entre otros. “Hasta que se resuelva el conflicto en Siria, el desplazamiento interno continuará su aceleración. Este fenómeno se ha observado en otros países en situación de conflicto en curso y prolongado. Entre ellos se incluye Colombia y el Congo”, señala el documento.

“El 90% de los países observados por el IDMC tiene PDI en situación de desplazamiento prolongado, a menudo durante décadas, con segundas y terceras generaciones nacidas en situación de desplazamiento”. Por ello, “los gobiernos tienen la responsabilidad de buscar soluciones a largo plazo” que “no tendrán éxito a menos que la comunidad internacional reconozca que las personas forzadas a abandonar sus hogares requieren no sólo una respuesta humanitaria en el apogeo de la crisis, sino un compromiso sostenido hasta que se pueda obtener una solución duradera” a su problemática, explicó la directora de IDMC, Kate Halff.

Más que los refugiados

“Si se compara la cifra de 28,8 millones de desplazados internos frente a los 15,2 millones de refugiados (última cifra de 2011) vemos que en el mundo hay aproximadamente dos desplazados internos por cada refugiado”, según el IDMC.

Estado avala participación política de las FARC

El Estado de Colombia ofreció “garantías” para que la “desarmada” guerrilla comunista de las FARC tenga participación política en el país y analiza suspender el cumplimiento de penas por crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado si se suscribe un acuerdo de paz. “Sin armas, el Estado ofrece garantías para que el antiguo grupo al margen de la ley se incorpore a la democracia”, dijo el jefe negociador del Gobierno, el exvicepresidente Humberto de la Calle.

El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, afirmó a su vez que “si se llega a un acuerdo de paz (...), el Congreso podrá determinar a través de una ley estatutaria si esas sentencias (la ejecución de penas por crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado) pueden ser suspendidas”.

El conflicto armado, en el que también han intervenido otros grupos guerrilleros, paramilitares de derecha, narcotraficantes y agentes de la fuerza pública, ha dejado en los últimos 50 años unos 600 mil muertos y millones de desplazados por la violencia. Las conversaciones de paz entre las FARC y el Gobierno comenzaron el 19 de noviembre en La Habana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia