Mundo

Confirman que el talibán mulá Omar murió en abril de 2013

Incógnitas. Se desconocen las razones y la fecha exacta de su fallecimiento

Personaje. Una de las pocas imágenes publicadas del líder talibán.

Personaje. Una de las pocas imágenes publicadas del líder talibán. azteca.com

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

02:52 / 30 de julio de 2015

El mulá Omar ha muerto. El líder talibán, inflexible con los derechos de las mujeres y considerado por otros como un Robin Hood en las montañas, ha muerto en abril de 2013, según informa el Gobierno de Afganistán. Su muerte, como fue su vida, se envuelve en un manto de misterio.

“El mulá Omar está muerto. Murió en un hospital de Karachi en abril de 2013 (...) en circunstancias misteriosas”, indicó el portavoz del Directorio Nacional de Seguridad afgano, Haseeb Sediqi, a la agencia AFP. No hubo más explicaciones y el anuncio dio fin a una serie de especulaciones que explotaron los últimos meses, ante la ausencia de mensajes sonoros y visuales de quien estuvo en el poder en Afganistán durante un lustro (1996-2001).

La noticia fue un reguero que llegó a todo el mundo y en Estados Unidos el portavoz de la Casa Blanca, Eric Schultz, declaró a los medios de comunicación: “Estamos al tanto de las informaciones sobre la muerte del mulá Omar (...) y pensamos que esas informaciones son creíbles”.

Enemigos. El mulá (término árabe que significa “Señor” y con el que se designa a las personas que estudiaron el Corán) Omar fue figura clave de la resistencia afgana contra la invasión soviética (1979-1989). Consiguió notoriedad por sus artes bélicas, especialmente con el manejo de los  lanzacohetes RPG-7.

Cuando se expulsó al Ejército soviético, el mulá organizó el grupo los talibanes, compuesto por estudiantes de las madrasas (escuelas religiosas o seculares) de Pakistán, hogar para millones de refugiados afganos. Fue a mediados de los años 90.

Al frente de “los hijos desilusionados de la yihad (guerra religiosa de los musulmanes)”, el mulá Omar se erigió en una suerte de Robin Hood que ayudaba a los pobres frente a los abusos de otros grupos insurgentes sin pedir nada a cambio, lo que hizo aumentar su prestigio, de acuerdo con el libro Los talibanes del periodista paquistaní Ahmed Rashid, citado por la agencia española EFE. De allí llegó a la toma del poder.

Fue el 4 de abril de 1996, cuando Omar apareció ante una multitud sobre el tejado de un edificio, en el centro de Kandahar, ciudad del sur de Afganistán desde la que gobernó hasta la invasión de EEUU, relata EFE.

Una vez en la cima del poder, el mulá Omar impuso una rígida interpretación de la sharía o ley islámica y trató de recrear el modo en que vivió el profeta Mahoma hace 1.400 años, según el periodista Rashid. Se prohibió a las mujeres que salieran de casa, estudiasen, usasen tacones porque llamaban la atención de los hombres o se pintasen las uñas, y se las obligó a vestirse con burkas, mientras que los varones tuvieron prohibido afeitarse la barba.

Gobernó con mano dura en Afganistán. Ejecuciones, lapidaciones, amputaciones y otros castigos se convirtieron moneda común durante su gestión que duró cinco años. Sin embargo, occidente volteó la mirada hacia Afganistán cuando Estados Unidos pidió la cabeza de Osama Bin Laden (el líder de Al Qaeda acusado de los atentados a las Torres Gemelas y a suelo estadounidense, el 11 de septiembre de 2001).

Omar se negó a entregar a Bin Laden y, en represalia, Estados Unidos invadió Afganistán. El Departamento de Estado ofreció $us 10 millones por la captura del líder afgano. Sin embargo, no logró atrapar a quien fuera uno de los hombres más buscados por los estadounidenses. El mulá Omar se encontraba prácticamente desaparecido hasta ayer que se dio a conocer la noticia de su muerte, que habría ocurrido en 2013.

Aunque Estados Unidos y Afganistán no tienen dudas respecto a la autenticidad de la noticia de su muerte, aún resta saber qué va a pasar con el liderazgo de los talibanes, que han ido avanzando en forma beligerante hacia el centro político de este país. La incógnita se encuentra en el aire y lo único cierto es que el mulá Omar se llevó consigo muchos secretos y enemigos.

Una vida llena de secretos

Origen

Se desconocen tanto la fecha de su fallecimiento como la de nacimiento (en torno a 1959, según una investigación del New York Times). Tampoco se sabe su nombre real.

Presencia

La última vez que se lo vio con vida fue en 2001, poco antes de la invasión de Estados Unidos a Afganistán.

Precio

Estados Unidos ofrecía $us 10 millones  de recompensa por cualquier información de su paradero.

Popular

El mulá Omar era reconocido como figura clave para la expulsión de los soviéticos de Afganistán.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia