Mundo

Correa plantea un día de haber para enfrentar la catástrofe

Ecuador. La cifra de fallecidos se eleva a 646 por efecto del terremoto.

Desastre. Ciudadanos ecuatorianos buscan enseres en una vivienda destruida en la ciudad de Pedernales, tras el terremoto de 7,8 en la escala de Richter que sacudió la zona costera de Ecuador. Foto: EFE

Desastre. Ciudadanos ecuatorianos buscan enseres en una vivienda destruida en la ciudad de Pedernales, tras el terremoto de 7,8 en la escala de Richter que sacudió la zona costera de Ecuador. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

02:00 / 24 de abril de 2016

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, envío a la Asamblea Nacional (Parlamento) un proyecto de ley que establece un incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y aportaciones solidarias de funcionarios para superar la catástrofe que afecta a su país.

La norma, que plantea acciones urgentes ante los efectos provocados por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que hace una semana sacudió la zona costera de Ecuador, establece acciones específicas para socorrer a las provincias que fueron golpeadas por este fenómeno natural.

La propuesta normativa, que lleva el nombre de Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, eleva del 12% al 14% el IVA por un periodo máximo de un año, que se aplicará en todo el país, aunque en las zonas afectadas el Estado devolverá a los consumidores el importe por los dos puntos porcentuales de incremento del tributo. Además dispone la contribución de un día de sueldo por un solo mes a los trabajadores que ganen más de $us 1.000 por mes, aunque también establece que quienes ganen $us 2.000 aportarán un día de salario por dos meses, y así progresivamente hasta quienes perciban salarios superiores a los $us 5.000.  

El documento además prevé la contribución del 0,9% a personas naturales que tengan un patrimonio mayor a un millón de dólares.

Según las previsiones del Gobierno ecuatoriano, consignadas en la propuesta normativa, la reconstrucción tomará de dos a tres años y representará un coste cercano a los $us 3.000 millones, lo que “obliga a tomar fuertes decisiones políticas para la obtención de recursos económicos” necesarios para atender a los afectados.

El ministro ecuatoriano de la Producción, Vinicio Alvarado, señaló a periodistas —de acuerdo con el reporte de EFE— que ya está en activo un plan de reactivación productiva en las zonas afectadas, que implica, entre otras cosas, el funcionamiento de tiendas de alimentos y farmacias bajo resguardo de agentes de seguridad.

Alvarado señaló que el lunes mantendrá una reunión con empresarios para recibir ideas sobre la reconstrucción de la infraestructura de negocios en Manabí y el sur de Esmeraldas, ciudades de la costa del Pacífico vinculadas a los servicios del turismo.

Adicionalmente, el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, destacó la ayuda humanitaria internacional que recibió su país y señaló que llegaron grandes aviones de Rusia y Estados Unidos con cargamento para atender la emergencia. “Está llegando todo, todo el tiempo” desde la comunidad internacional para apoyar en la emergencia, agregó el Canciller, quien incluso mencionó la posibilidad de que con algunos países, como España e Italia, se converse sobre una eventual condonación de deudas.

Evaluación. Correa encabezó una reunión de gabinete ampliado  con ministros, secretarios y directores de instituciones del Estado para, entre otras cosas, articular los esfuerzos de todas las instituciones públicas para atender la emergencia. El encuentro comenzó el viernes por la tarde y se prolongó hasta la madrugada de ayer.

En declaraciones a medios locales, el gobernante se refirió ayer a algunas de las medidas económicas que se adoptarán para sufragar los costos del desastre y dijo que, además de las ya anunciadas, también se trabaja en acciones de reestructuración de crédito y condonación de intereses, así como de apoyo a la recuperación productiva.

Buscan a 130 personas desaparecidas

EFE- Quito

El número de muertos por el terremoto del sábado 16 de abril en Ecuador se elevó a 646, informó ayer el presidente del país, Rafael Correa, quien además indicó que aún hay 130 desaparecidos.

En su tradicional informe semanal de labores, Correa dio a conocer que atendieron a 12.492 heridos.

Un total de 113 personas fueron rescatadas con vida y 26.091 están albergadas desde que se produjo la sacudida de magnitud 7,8 en la escala de Richter, que afectó principalmente a la zona norte de la costa del país.

En su portal de internet, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo informa que  hay 6.998 inmuebles destruidos y 2.740 afectados. Precisa que 281 escuelas también quedaron dañadas.

El Ejecutivo ecuatoriano declaró en situación de emergencia a las provincias de Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Santa Elena y Los Ríos, y en estado de excepción para todo Ecuador.

Junto con las labores de rescate de sobrevivientes y víctimas, el Gobierno impulsó los trabajos para la restitución de servicios básicos para mejorar las condiciones de vida de los afectados.

Correa agradeció a la ciudadanía por la solidaridad. Más de 20 países enviaron ayuda, que incluyó a más de 1.000 especialistas en labores de rescate.

Santos y Morales visitarán a los damnificados

El presidente Rafael Correa adelantó que su colega colombiano, Juan Manuel Santos, estará hoy en Ecuador y que el martes llegará el mandatario de Bolivia, Evo Morales. Ambos arribarán a la nación sudamericana para expresar directamente la solidaridad de sus países y visitar a los damnificados del terremoto del sábado 16 de abril. Entregarán ayuda humanitaria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia