Mundo

Corte inició ‘juicio del siglo’ por corrupción política en Brasil

El Tribunal Supremo Federal de Brasil inició ayer un histórico juicio contra tres exministros y 35 políticos y empresarios acusados de sobornos a parlamentarios y financiación ilegal durante la campaña que llevó al poder al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en el periodo 2003-2006.

Sesión. El Tribunal Supremo Federal de Brasil, ayer en el inicio del llamado ‘Juicio del siglo’ (Brasilia).

Sesión. El Tribunal Supremo Federal de Brasil, ayer en el inicio del llamado ‘Juicio del siglo’ (Brasilia).

La Razón / Wálter Vásquez / La Paz

00:03 / 03 de agosto de 2012

Aunque el recinto amaneció ayer rodeado de cercas metálicas, a fin de impedir la aproximación de curiosos o manifestantes, más de cien agentes de la Policía Federal fueron desplegados alrededor de la sede del Tribunal Supremo, situada en la Plaza de los Tres Poderes, frente al Palacio presidencial de Planalto y el edificio del Congreso.

Según AFP, la Corte determinará en las siguientes semanas la responsabilidad de exministros, exdiputados y empresarios en un sofisticado plan para la compra de votos en el Congreso que operó entre 2002 y 2005, según la Fiscalía, y que involucró a dirigentes históricos del Partido de los Trabajadores (PT) —al que pertenecen Lula y la actual presidenta brasileña, Dilma Rousseff —que gobierna Brasil desde hace casi diez años y a otras formaciones de la actual coalición de gobierno.

Entre los procesados aparecen los exministros: José Dirceu (de la Presidencia), Luiz Gushiken (de Comunicación) y Anderson Adauto (de Transportes) y tres exdirectivos del Banco Rural (privado) y otro del Banco do Brasil (público), tres operadores del mercado financiero, un exfuncionario del Ministerio del Trabajo y ocho empresarios del ramo de la publicidad.

Un reporte de EFE detalla que a las 14.00 (hora local) el presidente del Tribunal, Carlos Ayres Britto, declaró abierta la sesión e inmediatamente leyó uno a uno los nombres de todos los acusados de este caso.

Tras esa lectura, el abogado Marcio Thomas Bastos, defensor de algunos de los acusados y ministro de Justicia durante el gobierno de Lula, pidió la palabra para solicitar a la Corte que juzgara a cada uno de ellos en forma individual y no en grupo, como se propone el Supremo, lo cual fue negado  por los jueces. Durante la jornada, se dio lectura también a un informe general de la causa por parte de uno de los 11 magistrados a cargo del caso, Joaquim Barbosa, y se presentó las acusaciones por parte del Fiscal General.

Lula. Fundador y líder del PT, Lula fue excluido de la causa penal y negó siempre conocer la existencia de dicho esquema, se declaró traicionado y ofreció disculpas públicas en la época. El expresidente logró sobreponerse al escándalo y fue reelegido por un segundo periodo consecutivo que se extendió hasta diciembre de 2010.

Ayer, Lula —político de 66 años que se recupera de un cáncer de laringe diagnosticado en 2011— minimizó la atención mediática otorgada al inicio del juicio y aprovechó para ratificar que no se presentará a las elecciones presidenciales de 2014, en las cuales trabajará por la reelección de Rousseff.

“Tengo otras cosas para hacer que eso (seguir por Tv el juicio), quienes tienen que seguir el juicio son los abogados”, dijo el exmandatario, de acuerdo con información de ANSA. El caso estalló en 2005, cuando el entonces diputado aliado Roberto Jefferson (PTB, Partido Laborista Brasileño), molesto por una mala repartición del poder, reveló la existencia de un esquema de corrupción en el PT.

El sistema funcionaba a través de un publicista dueño de varias empresas que logró contratos para realizar campañas del Gobierno. Los recursos no utilizados en esas campañas eran entregados a parlamentarios o sus asesores, al tiempo que el empresario observado contraía préstamos con bancos privados y públicos que iban a parar a los cofres del PT, según la Fiscalía.

Este escándalo es el más grave desde la renuncia del expresidente Fernando Collor de Melo (1992).

Los delitos y la emisión del fallo

Los 38 acusados responderán por asociación para delinquir, peculado, lavado de dinero, corrupción y fraude, por los que podrían ser condenados hasta a 45 años de prisión. El proceso demandará al menos 15 sesiones hasta llegar a la sentencia (a mediados de septiembre).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia