Mundo

Criminales mexicanos apuntan ahora a activistas de los DDHH

Violencia. 2 personas fueron asesinadas y otras 2 secuestradas

Capturas. El Gobierno mexicano presentó ayer a tres presuntos miembros del cártel del Milenio, autores de la masacre de 26 personas.

Capturas. El Gobierno mexicano presentó ayer a tres presuntos miembros del cártel del Milenio, autores de la masacre de 26 personas. Foto: AFP

AFP / México

13:00 / 09 de diciembre de 2011

Una ola de ataques contra activistas de derechos humanos los últimos días en diferentes zonas de México, incluidos dos asesinatos, dos secuestros y una mujer herida, prendió los focos rojos de organizaciones civiles, que exigen al Gobierno mecanismos de protección.

Trinidad de la Cruz Crisóstomo, un líder indígena del estado de Michoacán, al oeste, fue secuestrado el lunes cuando viajaba con varios compañeros por hombres fuertemente armados y encontrado muerto un día después con huellas de tortura en un camino rural del pueblo de Santa María Ostula.

El activista había defendido durante los últimos años los derechos de los campesinos sobre la tierra, especialmente frente a los grupos armados que buscaban controlar el pueblo de Santa María Ostula, ubicado en la ruta de trasiego de droga hacia Lázaro Cárdenas, en la costa del Pacífico y uno de los puertos comerciales más importantes de México.

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia, denunció además el secuestro el martes en la noche de un hombre y una mujer ecologistas en una comunidad de Guerrero, vecina de Michoacán.   Los dos plagiados son residentes de dos pueblos cercanos a Lázaro Cárdenas, donde han sido incautados la mayor parte de los cargamentos ilegales de droga que llegan a México por la vía marítima.

“El asunto no es nada más con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Es un asunto con todos los defensores de derechos humanos y todos aquellos que buscan justicia y dignidad para este país y eso es indignante”, dijo Sicilia a la televisora Milenio.

El 28 de noviembre también fue asesinado a balazos en el estado de Sonora, al norte de México, Nepomuceno Moreno Muñoz, perteneciente al movimiento de Sicilia. Por otra parte, Norma Andrade, fundadora de una organización que busca a mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, frontera con EEUU, quedó gravemente herida el 2 de diciembre tras ser baleada en un supuesto intento de robo.

La secretaría de Gobernación “repudió” ayer el asesinato de Crisóstomo y se comprometió a coadyuvar en el esclarecimiento del crimen, a la vez que condenó el ataque contra Andrade y aseguró que se le ha proporcionado seguridad. La dependencia manifestó también que está atenta a las indagatorias para la localización de los campesinos ecologistas.

El movimiento de Sicilia exigió al Gobierno aplicar los mecanismos de protección para defensores de los derechos humanos que fueron solicitados al presidente Felipe Calderón durante una reunión en junio con las víctimas de la violencia del crimen, que en los últimos cinco años ha dejado en México más de 45.000 muertos.

Temor a una época ‘terrorífica’

Clara Jusidman, del Movimiento por la Paz, dijo que “viene una época terrorífica de ataques a defensores de derechos humanos”, mientras la estatal Comisión de DDHH se limitó a emitir un comunicado para señalar que solicitó 42 medidas cautelares para los activistas. AFP

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia