Mundo

Cristina Fernández no padece de cáncer y recibe el alta médica

Curación. La enfermedad quedó resuelta tan solo con la cirugía

Festejo. Partidarios de Cristina Fernández, a las puertas del hospital Austral ubicado a 60 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Festejo. Partidarios de Cristina Fernández, a las puertas del hospital Austral ubicado a 60 kilómetros al norte de Buenos Aires. Foto: EFE

AFP y El País / Buenos Aires

06:02 / 08 de enero de 2012

La Presidenta argentina recibió el alta médica este sábado tras ser operada el miércoles pasado, en tanto estudios médicos descartaron que padezca un cáncer de tiroides, como se pensó en un principio.

Después de la operación del pasado miércoles en la que le fue extirpada la glándula tiroides, los análisis definitivos descartaron la presencia de células cancerígenas, anunció el portavoz presidencial en las puertas del moderno hospital Austral, en Pilar (60 kilómetros al norte de Buenos Aires).

Fernández también ha recibido el alta médica y ha abandonado en helicóptero el hospital, una clínica que pertenece al Opus Dei. Ya se encuentra en la residencia presidencial de Olivos, en los suburbios de Buenos Aires, donde permanecerá en reposo. Dado que no padece cáncer, no será necesario que le administren yodo radiactivo, como estaba planeado en un principio.

La médica Alicia Gauna, expresidenta de la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo (SAEM), coincidió en que “al confirmarse que se trató de adenomas foliculares, la enfermedad quedó resuelta con la cirugía”.

En estos casos el cambio de diagnóstico “es algo que suele ocurrir”, aseguró el cirujano de cuello Ernesto Ibarra Puente en declaraciones al canal de televisión Todo Noticias. Según el médico, “este tipo de operaciones puede tener errores”, pero defendió la decisión de intervenir ante la eventualidad de que se confirmara el diagnóstico de cáncer.

“El diagnóstico inicial debe haber dado una célula papilar y el cirujano, un prestigioso especialista decidió la intervención. Pensemos qué difícil sería la situación de haberle sacado un lóbulo (de la tiroides) y que pasara al revés, que fuera un cáncer y tener que reoperar y sacar la glándula por completo”, dijo.

La buena noticia sobre la salud de la Presidenta de Argentina despertó la algarabía entre los cientos de militantes que habían montado una guardia permanente frente al hospital desde el pasado lunes.Los seguidores de la Presidenta argentina aguantaron jornadas agobiantes de calor, en pleno verano, gracias a las provisiones suministradas por dirigentes del partido.

Analistas políticos se preguntan ahora, a partir del nuevo diagnóstico de la salud de la Jefa de Estado, si la líder peronista se mantendrá de baja hasta el 24 de enero, durante un total de 20 días, como se había anunciado en un principio, o si se acortará ese plazo. Desde el pasado miércoles, el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, se encuentra a frente del Ejecutivo.

La noticia sobre su supuesta enfermedad, que la convertía en el quinto jefe de Estado de América Latina en padecer cáncer, cayó como un balde de agua fría en el país sudamericano que la reeligió con más del 54% de los votos.

Diagnóstico cambia las expectativas

LicenciaLa presidenta  Fernández tomó una licencia de 20 días para su tratamiento, hasta el 24 de enero, periodo en el cual quedó a cargo del Ejecutivo el vicepresidente Amado Boudou, aunque el favorable pronóstico abre especulaciones sobre un retorno anticipado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia