Mundo

Cristina tendrá una vida normal luego de la operación de cáncer

La operación para extirpar un tumor canceroso en la tiroides a la que se someterá la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, es relativamente sencilla y podrá recuperarse plenamente y llevar una vida normal, dijeron ayer varios especialistas en ese país.

Agenda. Cristina Fernández apareció ayer en un acto en Buenos Aires.

Agenda. Cristina Fernández apareció ayer en un acto en Buenos Aires.

EFE / Buenos Aires

01:48 / 29 de diciembre de 2011

El presidente de la Sociedad Latinoamericana de Tiroides, Marcos Abalovich, señaló a radio Continental que la operación dura "dos o tres horas, básicamente por la cercanía de otros órganos" con la tiroides, una de las glándulas situadas en la parte anterior del cuello.

La Mandataria, de 58 años, será operada el miércoles próximo en un hospital privado de la ciudad de Pilar, a 60 kilómetros al norte de Buenos Aires, por Pedro Saco, uno de los más renombrados especialistas argentinos en este tipo de cáncer, según información oficial. "Es un procedimiento relativamente sencillo, pero que hay que hacer con tranquilidad. De acuerdo con los detalles que se han hecho públicos, sería excepcional que hubiera complicaciones", remarcó en declaraciones a la radio Continental.

Tratamiento. El portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, al anunciar el martes la dolencia de la Presidenta, remarcó que el tumor detectado está circunscrito a su tiroides, sin "metástasis", es decir que no se ha extendido a otros órganos. "Estas formaciones (cancerígenas) no suelen dar síntomas cuando son pequeñas. No parece que el caso de la Presidenta le genere problemas para tragar o de tipo respiratorio", explicó Abalovich.

El presidente de la Sociedad Latinoamericana de Tiroides indicó que Fernández deberá tomar píldoras de yodo radiactivo "para destruir cualquier célula cancerígena que haya quedado" luego de la operación. Fernández “podrá hacer una vida normal, pero con control médico”, luego de que se haya repuesto de la operación, agregó el experto.

El director del Instituto de Oncología Pedro Roffo de Buenos Aires, Ricardo Kirchuk, coincidió con Abalovich en que la Mandataria será sometida a una operación "sin demasiadas complicaciones", según comentó a radio 10 de Buenos Aires. Dijo que la enfermedad tiene altos índices de recuperación y es "absolutamente manejable" por la medicina.

Pedro Saco, el cirujano que operará a Fernández el 4 de enero, estudió en Argentina y fue entrenado en instituciones dedicadas al tratamiento de cáncer en Houston y Nueva York, en EEUU.  Al cabo de 27 años en el ejercicio de la profesión médica se desempeña como vicepresidente de la Asociación Argentina de Cirugía de Cabeza y Cuello.

La Presidenta de Argentina agradeció ayer el apoyo que ha recibido de sus pares de Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Venezuela apenas se enteraron de que ella tiene un tumor canceroso en la glándula tiroides. Fernández, de 58 años, en ningún momento dijo la palabra "cáncer", lució un buen aspecto y talante al encabezar un acto luego de que el martes por la noche se anunciara la enfermedad que padece.

Indicó que "peleará" con Hugo Chávez la "presidencia honoraria" del "congreso" de mandatarios "recuperados" del cáncer con el que el gobernante venezolano bromeó. Fernández agradeció especialmente la solidaridad recibida de parte de Cecilia Morel, esposa del presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien junto a Chávez, fue "uno de los primeros" colegas en llamarla.

También citó los mensajes recibidos de parte de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Paraguay, Fernando Lugo. Rousseff y Lugo han superado el cáncer, mientras que Chávez ha dicho en varias ocasiones que ya se recuperó de la enfermedad. Acompañada por su gabinete de ministros, la Presidenta argentina fue aclamada por 17 gobernadores provinciales con quienes firmó ayer un acuerdo de refinanciación de deudas públicas de cada provincia.

Sospecha sobre EEUU

El presidente venezolano, Hugo Chávez, especuló ayer con que Estados Unidos haya desarrollado una "tecnología para inducir el cáncer", después de que la argentina Cristina Kirchner se sumara al grupo de mandatarios latinoamericanos aquejados por ese mal. AFP

Extraña coincidencia

"¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y nadie lo sepa hasta ahora?", se preguntó en referencia a EEUU a la vez que enviaba su "solidaridad" y "cariño" a Fernández, sin embargo, afirmó no querer "lanzar una acusación temeraria". AFP

En la lista de presidentes enfermos

La argentina Cristina Fernández engrosó una larga lista mundial de gobernantes que han sufrido cáncer y otra de presidentes de su país que debieron ser operados cuando ejercían el cargo, en la que están la mayoría de los elegidos desde 1983. La creencia de que el poder desgasta a quien lo ejerce parece ser aun más cierta en el caso de Argentina. Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Néstor Kirchner, del que Fernández enviudó en 2010, tuvieron que pasar por el quirófano siendo presidentes.

Sin contar la seguidilla de presidentes efímeros que tuvo Argentina inmediatamente después de la grave crisis de finales de 2001, sólo el ya desaparecido Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde se salvaron de cirugías cuando eran mandatarios. Fernández, quien lloró al conocer que su colega de Venezuela, Hugo Chávez, tenía un cáncer, según dijo a comienzos de diciembre cuando asistió a una cumbre en Caracas, podrá recuperarse plenamente.

Además de Fernández y Chávez, quien con su peculiar humor bromeó en esa misma reunión en Caracas con organizar una cumbre de mandatarios que hayan superado el cáncer, Fernando Lugo, presidente de Paraguay, y Dilma Rousseff, de Brasil, también han padecido esa enfermedad, en ambos casos en el sistema linfático. El antecesor de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, padece un cáncer de laringe y está en tratamiento desde noviembre.

Fidel Castro, el líder de la revolución cubana, tuvo que apartarse del poder en julio de 2006 por una grave enfermedad que se cree que es cancerosa. El misterio rodea también el cáncer que padece Chávez, que le fue diagnosticado en junio en Cuba, donde hizo gran parte del tratamiento. Tan sólo se sabe que tenía un tumor en la zona pélvica.

"Lula me dijo esta mañana: 'Chávez dentro de poco vamos a hacer la cumbre de los que hemos vencido el cáncer', y yo le dije: 'bueno ponle fecha pues, ponle fecha para que la hagamos pronto'", comentó el Jefe de Estado venezolano, quien afirma estar ya curado sin que se conozca informes médicos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia