Mundo

Cuba y EEUU dialogan, pero aún difieren sobre migración

Encuentro. Ambos países iniciaron ayer conversaciones históricas

Cita. La delegación estadounidense en La Habana, encabezada por Alex Lee (izq.).

Cita. La delegación estadounidense en La Habana, encabezada por Alex Lee (izq.). AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / La Habana

00:15 / 22 de enero de 2015

Cuba y Estados Unidos sostuvieron ayer un “diálogo respetuoso” sobre asuntos migratorios, pero ambos países mantienen aún sus posturas discordantes sobre la vigencia de la Ley de Ajuste y la política “pies secos/pies mojados” de EEUU hacia la isla.

El subsecretario adjunto para Latinoamérica del Departamento de Estado estadounidense, Alex Lee, indicó que su país “está totalmente dispuesto a mantener la Ley de Ajuste cubano”, que “seguirá guiando” la política migratoria de su país hacia la isla.

Esa normativa, vigente desde 1966, junto con su política de “pies secos/pies mojados”, privilegia a los cubanos que logran tocar territorio estadounidense, a los que permite solicitar la residencia permanente un año después; mientras que los interceptados en el mar son devueltos a Cuba.

Por su parte, la directora general para EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, rechazó la permanencia de esa norma, que considera “el principal incentivo a la emigración ilegal y el tráfico de personas hacia los Estados Unidos”.

Fuga. La diplomática cubana explicó que la Ley de Ajuste “confiere a los cubanos un trato preferencial, exclusivo y único” a la hora de regular su situación en Estados Unidos, lo que está provocando un “incremento en el fraude de documentos con la intención de entrar en EEUU”.

También indicó que la política “pies secos/pies mojados” “alienta a profesionales de la salud cubanos a abandonar sus misiones en terceros países”, lo que consideró “una práctica reprochable de fuga de cerebros (...) que va en contra de los acuerdos migratorios”.

A pesar de estas diferencias, Vidal y Lee resaltaron el “clima de respeto” y el “espíritu constructivo” en el que se desarrollaron las conversaciones, en las que ambos países reiteraron su compromiso por lograr una migración “legal, segura y ordenada”, propósito de los acuerdos para un diálogo migratorio que firmaron en 1994, tras la “crisis de los balseros”.

Las partes también acordaron ampliar la cooperación contra la emigración ilegal y seguir manteniendo periódicamente reuniones técnicas, una de las que abordará el fraude de documentos. Lee informó que también se abordó en la reunión otros temas como los programas de reunificación familiar o el regreso de los “excluibles”, cubanos residentes en EEUU que el Gobierno de ese país quiere “retornar a la isla”, fundamentalmente porque han infringido allí la ley.

También subrayó que el hecho de que las conversaciones hayan “sido productivas” y “en espíritu de colaboración” prueba que pese a las diferencias, existen oportunidades “para seguir trabajando en temas de interés mutuo”. Las conversaciones migratorias de ayer son el primer contacto entre delegaciones desde que se anunciara el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Expectativa sobre las reuniones

Citas

Los representantes de Cuba y EEUU iniciarán las primeras negociaciones oficiales sobre la normalización  de sus vínculos diplomáticos.

Turismo

Los viajes de estadounidenses a Cuba aumentan gracias a las nuevas regulaciones anunciadas por Washington dentro de su acercamiento a La Habana.

La Habana

Los cubanos   esperan que las conversaciones iniciadas con  Estados Unidos acaben la rivalidad y mejoren  su vida cotidiana.

Obama pide poner fin al embargo cubano

El gobernante estadounidense, Barack Obama, pidió ayer al Congreso asumir este 2015 las primeras tareas para poner punto final al embargo económico a Cuba, afirmando que “es hora de probar algo nuevo” en la relación con La Habana.

Un mes después del histórico anuncio de reconciliación entre Washington y La Habana, el 17 de diciembre, y a pocos días de la flexibilización de viajes y comercio de estadounidenses a la isla, Obama pasó el balón a la cancha de los legisladores.

“Nuestro cambio de política con relación a Cuba tiene el potencial de poner punto final a un legado de falta de confianza en nuestro hemisferio”, dijo Obama y añadió que el fin del embargo “extiende una mano de amistad al pueblo cubano”. El bloqueo, vigente desde 1962 pero reforzado por una ley de 1996, “debería haber terminado hace tiempo”, manifestó Obama, la víspera de unas reuniones oficiales en La Habana para recomponer las relaciones diplomáticas, rotas desde 1963.

“Cuando uno hace algo que no funciona durante 50 años, es hora de probar algo nuevo”, indicó el Mandatario. “Y este año, el Congreso debería iniciar el trabajo de poner fin al embargo”, concluyó.

Cuba fue la única mención de Obama a Latinoamérica en su discurso del Estado de la Unión, la tradicional alocución anual del Presidente ante las dos cámaras parlamentarias, los jueces de la Corte Suprema e invitados especiales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia