Mundo

Detectan la Partícula de Dios

Por fin. 50 años después de haberse conjeturado su existencia, se descubrió la partícula de Higgs, la llamada Partícula de Dios. Y es de suma importancia: desde hoy se conoce mejor cómo funciona el universo.

Coloso. El interior del acelerador y colisionador de partículas LHC, que permitió detectar al bosón.

Coloso. El interior del acelerador y colisionador de partículas LHC, que permitió detectar al bosón.

El País

00:47 / 05 de julio de 2012

Hizo falta construir el más potente acelerador de partículas, el LHC, dos colosales detectores y el trabajo de miles de físicos de todo el mundo. El Higgs ayuda a explicar por qué existe la masa de las partículas elementales. Si el electrón, por ejemplo, no tuviera masa no se formarían los átomos y sin átomos no existiría la materia de la que estamos hechos.

Ante la expectación mundial y en un auditorio abarrotado en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, los científicos que operan el gran acelerador de partículas LHC anunciaron ayer el hallazgo. “Es un hito en nuestra comprensión de la naturaleza”, afirmó el director del CERN, Rolf Heuer.

El mismísimo Peter Higgs, veterano físico teórico de 83 años, que en los sesenta, basándose en trabajos previos, propuso esta teoría para explicar el origen de la masa y en cuyo honor se llama la partícula, estaba en el auditorio y fue vitoreado. “Estoy impresionado por lo que han logrado. Mis felicitaciones a todos por este increíble logro. Es una felicidad vivirlo”, dijo.

Anuncio. Dos portavoces del complejo de investigaciones expuso los resultados de dos investigaciones paralelas y concluyeron con el anuncio del hallazgo de una partícula de tipo bosón de masa 125,3 gigaelectronvoltios (GeV) en un caso, y de masa 126,5 GeV en el otro. Ninguno dijo la palabra Higgs, pero la ovación en el auditorio dejó claro lo que esa comunidad científica piensa: debe ser el Higgs.

¿Están seguros? La certeza obtenida, explicaron, es de 5 sigma en un experimento y de 4,9 en el otro, lo que implica una probabilidad de error menor que 0,3 en un millón, que los físicos consideran un descubrimiento efectivo. Pero como científicos precisaron que los experimentos muestran la existencia de una nueva partícula, un bosón, con esa masa. Ahora deben escudriñar sus características para cerciorarse de que es el bosón de Higgs predicho en el Modelo Estándar, la partícula que arma el rompecabezas.

El Modelo Estándar describe las partículas elementales y las fuerzas de interacción entre ellas. Pero tiene, o tenía, una ausencia crucial al no explicar por qué tienen masa las partículas que la tienen. Hace medio siglo el británico Peter Higgs y otros especialistas propusieron un mecanismo que explicaría el origen de esa masa y que se manifestaría en una partícula nueva, el llamado bosón de Higgs, que por fin asoma en los detectores del LHC.

“Sin masa, el universo sería diferente”, explican los científicos del CERN. “Si el electrón no tuviera masa, no habría química, ni biología ni personas. El Sol brilla gracias a la interacción entre las fuerzas fundamentales de la naturaleza que no funcionaría si algunas partículas no tuvieran masa”.

El Higgs del Modelo Estándar no es la meta, sino el punto de partida de la investigación del universo más allá de la física conocida. No hay que olvidar que la materia corriente, la que forma personas, piedras, astros… y que se rige por el Modelo Estándar, supone sólo el 4% del universo. El resto es energía oscura y materia oscura, y de esta última los físicos del CERN esperan encontrar indicios en el futuro.

De momento hay que asegurar que esa partícula es el ansiado bosón de Higgs. Los físicos conocen sus características teóricas, excepto la masa, y ahora se trata de ir comprobando si se ajusta a ellas el bosón descubierto. Heuer dijo que es como dar con la cara de un amigo en una multitud.

Una pieza esencial

Tangible

El bosón de Higgs es considerado la partícula que brinda su masa a todas las demás.

Materia

En teoría, las partículas chocan con bosones de Higgs. Esos choques las frenan, se vuelven lentas, y se asemejan a la masa.

Un físico brillante da su nombre a la partícula

El físico británico Peter Higgs, de 83 años, se mostró muy contento este miércoles tras el anuncio del descubrimiento de una nueva partícula que podría ser el bosón que lleva su nombre y del que había postulado su existencia hace casi 50 años, en 1964. "Estoy estupefacto por la velocidad con la que fueron obtenidos los resultados", declaró Higgs en un comunicado de la Universidad de Edimburgo, en Escocia.

Modesto. "Nunca pensé que asistiría a algo así en vida", añadió el científico de 83 años, que este miércoles estaba en Ginebra. Nacido el 29 de mayo en Newcastle (Inglaterra), Higgs es doctor por el King's College de Londres y tiene varios diplomas honoríficos. Fue designado como posible candidato al premio Nobel. Dada su modestia, a Higgs le molesta que se aluda al término “bosón de Higgs”. Al ser ateo, tampoco le gusta que se conozca a este bosón como “la partícula de Dios”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia