Mundo

Disturbios en Chile dejan un policía muerto y 255 detenidos

Disparos. Un adolescente y 26 uniformados fueron heridos de bala

Manifestación. Un policía dispara una granada de gas lacrimógeno, el lunes, en el 39 aniversario del golpe de Estado de Augusto Pinochet.

Manifestación. Un policía dispara una granada de gas lacrimógeno, el lunes, en el 39 aniversario del golpe de Estado de Augusto Pinochet.

EFE / Santiago

00:42 / 13 de septiembre de 2012

Un policía muerto por impacto de bala, varias decenas de heridos (entre civiles y uniformados) y 255 detenidos dejó en Chile la conmemoración del 39 aniversario del golpe de Estado de Augusto Pinochet. Un autobús y cuatro automóviles también fueron incendiados en los disturbios.

El cabo Cristian Martínez, de 27 años, murió tras recibir un balazo cuando trataba de evitar el saqueo de un supermercado en el municipio de Quilicura, al norte de Santiago, informó ayer el general Luis Valdés, jefe de Carabineros en la capital chilena. Entre los heridos de bala, precisó, hay 26 funcionarios de la institución, tres de ellos de gravedad, y un adolescente de 16 años.

Sobre el homicidio de Martínez, el general Valdés manifestó que aún no hay detenidos y que el cuerpo de Carabineros está “con pena y dolor”. Un efectivo joven “ha caído en cumplimiento del deber”, expresó.

El jefe policial advirtió también contra el creciente uso de armas de fuego y la participación de menores en los actos de vandalismo, al punto que de los 255 detenidos en los disturbios, 83 son menores de edad. “Aquí han participado menores de edad con armamento, quiero hacer un llamado a los padres a tener responsabilidad por el odio que han transmitido en los días previos a esta jornada”, sostuvo.

Investigación. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, condenó, por su parte, la muerte del policía en las protestas y prometió hacer todo lo posible para identificar a los asesinos del funcionario. “Lo único que estos hechos producen es dolor, muerte y destrucción”, señaló ayer en la madrugada el Mandatario, en una improvisada rueda de prensa a su regreso a Santiago tras visitar Australia.

En el Palacio de La Moneda, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, condenó la violencia, que a su juicio “demuestra que hay un grupo de chilenos que cree que conmemoraciones del 11 de septiembre son sinónimo de violencia, saqueos, y en el asesinato a un carabinero que perdió la vida protegiendo a la ciudadanía”.

El funcionario chileno expresó también su preocupación debido a que, si bien el número de detenidos fue inferior al registrado en la misma fecha de 2010 y 2011, la violencia se incrementó, lo cual “marca un hito” en este tipo de manifestaciones. “Toda la sociedad chilena, partidos políticos y organizaciones deben condenar este hecho de violencia” y la única forma de lograr controlar estas situaciones “es arrinconando a todos los delincuentes que creen que con armas van a imponer sus ideas”, indicó Ubilla.

Por la mañana ya se había repuesto el servicio eléctrico en unos 125 mil hogares que quedaron sin suministro a causa de cortes causados por el lanzamiento de cadenas sobre los cables en varios sectores de la capital chilena.

Evolución del tumulto en Santiago

Acciones

Los disturbios que se registraron en Chile se centraron en bloqueos de calles, barricadas incendiarias y cortes del suministro eléctrico.

Sitios

Los hechos de violencia se concentraron en siete puntos de la capital. ANSA

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia