Mundo

EEUU: Grupo bipartidista de senadores presenta marco de reforma migratoria

Los senadores dijeron que la vía para formalizar a los inmigrantes sin papeles será "dura pero justa", y que podría tomar años.

La Razón Digital / Jordi Zamora/AFP / Washington

19:02 / 28 de enero de 2013

Un grupo de ocho senadores demócratas y republicanos presentó este lunes un acuerdo marco de reforma migratoria que incluye una vía para dar la ciudadanía a 11 millones de indocumentados en Estados Unidos, con condiciones previas.

La iniciativa fue dada a conocer un día antes de un discurso al respecto que pronunciará el martes en Las Vegas (Nevada) el presidente Barack Obama, quien tuvo una primera reacción positiva, según señaló la Casa Blanca.

El acuerdo bipartidista propone "crear un camino a la ciudadanía para los inmigrantes sin autorización, supeditado a que la frontera sea segura y se luche contra la violación del plazo de un visado", según el documento, que había sido adelantado horas antes a la AFP.

En torno a 40% de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos entraron de forma legal, con un visado que luego expiró, calculan las autoridades del país.

Los senadores mostraron optimismo en que la reforma pueda lograrse este año, aunque admitieron que aún son muchos los obstáculos a superar.

"Aún nos queda un largo camino por recorrer, pero esta hoja de ruta bipartidista es un gran logro", dijo el senador demócrata Charles Schumer, en una rueda de prensa junto a varios de los autores del acuerdo.

Schumer dijo que la intención es que estos principios desemboquen en un proyecto de ley que se presente en marzo y que "pueda aprobarse en el Senado hacia finales de la primavera o en el verano (boreal)". "Creemos que este será el año en que finalmente el Congreso lo logre", dijo.

"Hoy se ha dado un importante primer paso en lo que será una ruta complicada. (...) Pero pensamos que tenemos una oportunidad de hacerlo bien", dijo el republicano de origen hispano Marco Rubio.

La ciudadanía era hasta ahora uno de los principales puntos de desacuerdo entre republicanos (que dominan la Cámara de Representantes) y demócratas (Senado).

Los republicanos, tras la derrota electoral de noviembre, aceptaron que era necesario hablar de una legalización, pero se resistían a hablar de una vía clara para convertir a esos indocumentados en ciudadanos, y por lo tanto en futuros votantes.

"El Partido Republicano está perdiendo el apoyo de los hispanos", reconoció el republicano John McCain, del grupo de senadores involucrados en el acuerdo, quienes además de Rubio y Schumer, cuenta con los demócratas Richard Durbin, Robert Menéndez y Michael Bennet y los republicanos Lindsey Graham y Jeff Flake.

Obama "cree que es muy importante que sigamos avanzando sobre una reforma migratoria integral", dijo el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney en rueda de prensa, al adelantar que en su discurso del martes el presidente recordará que "se comprometió a actuar al inicio de su segundo mandato" y lo está haciendo.

Una reforma migratoria integral ha fracasado en varias ocasiones en los últimos años en el Congreso, la última en 2007.

Los senadores dijeron que la vía para formalizar a los inmigrantes sin papeles será "dura pero justa", y que podría tomar años.

Además estará supeditada a resultados tangibles de seguridad en la frontera, donde aún queda trabajo por hacer, recordó McCain, senador por Arizona, un estado fronterizo con México donde se produce el mayor número de arrestos de ilegales.

Pero al instante de que se apruebe la reforma los sin papeles obtendrán "el derecho a quedarse y trabajar", dijo Schumer.

Los indocumentados tendrán que ponerse a la cola de espera para obtener los papeles en regla, aunque dos categorías quedarían a salvo de este tiempo largo de espera: los jóvenes del Dream Act, o sea que entraron en el país sin papeles pero sin saberlo, y los trabajadores agrícolas.

Este acuerdo marco concierne sin embargo solamente a los senadores que lo firmaron. La oposición a la reforma aún es considerable en los círculos más conservadores del Partido Republicano.

"La vía hacia la ciudadanía debería tener criterios razonables y un marco de tiempo razonable", reaccionó una organización defensora de los migrantes. America's Voice.

"Hallar una solución para los inmigrantes ilegales ya en el país soluciona los errores del pasado, pero no arregla nada de cara al futuro. A no ser que creemos vías para que los inmigrantes del futuro entren legalmente, nos vamos a hallar en la misma tesitura dentro de una o dos décadas", reaccionó otro grupo favorable a la reforma que representa a los empresarios, ImmigrationWorks.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia