Mundo

EI arrasa tesoros con más de 3.000 años de historia

Pérdidas. La cultura asiria fue despedazada por yihadistas

Talibanes. En marzo de 2001, los talibanes destrozaron los Budas de Bamiyan, en Afganistán. Los colosos fueron las mayores estatuas de Buda en pie del mundo, una medía 55 metros de alto y la otra 38 metros.

Talibanes. En marzo de 2001, los talibanes destrozaron los Budas de Bamiyan, en Afganistán. Los colosos fueron las mayores estatuas de Buda en pie del mundo, una medía 55 metros de alto y la otra 38 metros.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

00:06 / 15 de marzo de 2015

El Estado Islámico (EI) destrozó tesoros culturales con más de 3.000 años de antigüedad. Prácticamente la historia de la cultura asiria fue desmembrada con el ataque de los yihadistas sobre cuatro ciudades que pertenecían a la Mesopotamia. Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), lo ocurrido en Mosul, Hatra, Nínive y Nimrud se resume en tres palabras “crímenes de guerra”.

Los daños son irreparables. Según Thomas P. Campbell, director del Metropolitan Museum de Nueva York y citado por el diario ABC de España, los yihadistas destruyeron una de las mayores colecciones de esculturas y tablillas del imperio asirio. Se trata de obras que proceden de los mismos yacimientos de los que salieron otras joyas asirias como La caza del león, un friso del palacio de Asurbanipal que se conserva y puede admirarse en el British Museum.

Este destrozo se realizó en el Museo de Mosul, sitio que sobrevivió a tres guerras (Irán contra Irak en los años 80, Kuwait frente a Irak en la década del 90 y la de Irak contra una alianza internacional en 2003). El sitio había sufrido destrozos y se preveía que en 2014 abriría sus puertas; sin embargo, no se logró aquello y ahora todo fue destrozado a nombre del profeta Alá, tal como explican los fundamentalistas que atacaron el reservorio histórico.

Allí también habían piezas valiosas originarias sacadas de la ciudad de Nínive, como los leones y toros alados monumentales. Todas aquellas esculturas sufrieron embates de mazos y taladros que destrozaron toda una civilización. En los cinco minutos de grabación del video del Estado Islámico en el museo de Mosul se estima que docenas de piezas son hechas trizas y con ellas perecieron pedazos de la historia asiria.

Dos enormes toros alados de la época asiria son partidos a mazazos, todo bajo el pretexto de que “estas reliquias fueron ídolos que fueron adorados en siglos pasados”. No solo fueron estatuas las que sufrieron la ira de los extremistas del EI, bastaron unas horas para que en Mosul los yihadistas prendieran hogueras y dinamiten aproximadamente 112.000 libros.

La agencia Xinhua también refiere que en Nimrud, una antigua ciudad con una historia de más de 3.000 años en lo que es actualmente Irak, los extremistas removieron estatuas y dañaron los restos irreemplazables de la antigua capital Asiria. Hatra, en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1985, también fue atacada. El atentado fue con tanta saña que no se sabe a ciencia cierta cuánto daño se le hizo a la Historia.

Las antigüedades saqueadas son vendidas en la red

Piezas arqueológicas saqueadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak aparecieron a la venta en páginas web de compraventa como eBay, reveló ayer el diario británico The Times. Los extremistas comercializan piezas de cerámica, monedas y joyería para financiar sus actividades en un momento en el que aumentó la presión militar por parte del Ejército iraquí, apoyado por los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El director de la Unesco en Irak, Alex Plathe, señaló al diario británico que el Estado Islámico comete un “saqueo sistemático” de yacimientos arqueológicos con el objetivo de “generar beneficios”. Los especialistas sospechan que el EI desvalija emplazamientos arqueológicos por encargo de coleccionistas, a quienes más tarde venden las piezas.

“Es posible comprar monedas antiguas acuñadas en Siria por internet”, señaló la experta Erin Thomson, que subrayó que es “difícil determinar si un objeto en concreto ha sido saqueado recientemente o si proviene de una fuente legítima”.

“Aún así, cuando encuentras objetos procedentes de (la ciudad siria de) Apamea a la venta en eBay, es una señal de que algo está ocurriendo”, dijo Thomson. Un portavoz del portal de internet aseguró que la compañía “retira objetos de la venta” a petición de las autoridades, “apoya las investigaciones” de la Policía y “siempre está preparada para investigar la procedencia” de piezas que causan “preocupación”.

La venta por internet puede ser el extremo de un problema mayor, dado que los yihadistas utilizan rutas hacia Jordania, Líbano y Turquía para introducir antiguos tesoros de Siria e Irak en los mercados de antigüedades. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), cinco de los seis yacimientos protegidos en Siria quedaron dañados por los saqueos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia