Mundo

EI decapita a un estadounidense y a 18 soldados sirios

Reacción. Barack Obama asegura que   el crimen es un acto de ‘pura maldad’

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Beirut, Washington

00:30 / 17 de noviembre de 2014

El grupo radical Estado Islámico (EI) reivindicó ayer en un video la decapitación del rehén estadounidense Peter Kassig, secuestrado en 2013 en Siria, y de al menos 18 soldados del ejército del presidente sirio, Bashar al Asad.

El órgano mediático de grupos radicales Al Furqan difundió en foros yihadistas el video, de unos 15 minutos de duración y que aún no ha podido ser autentificado.

A modo de introducción, la filmación comienza recordando el nacimiento del EI en Irak como filial de Al Qaeda y su implicación en la guerra de Siria. A continuación, muestra la ejecución de los soldados sirios y, finalmente, la decapitación del estadounidense.   

“Es Peter Edward Kassig, un ciudadano de vuestro país”, afirma un enmascarado vestido de negro de pie junto a una cabeza cortada, que vincula la ejecución al envío de consejeros militares estadounidenses a Irak para ayudar a las tropas iraquíes. El acento británico del verdugo podría indicar que se trata de yihadista John, apodado así por la prensa anglosajona por su supuesta procedencia geográfica y presunto asesino de los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Tras dejar el Ejército, Kassig, de 26 años y originario de Indiana, fue un trabajador humanitario;  fue secuestrado en 2013, cuando ayudaba en hospitales a sirios que huían a Turquía y Líbano. Tras su captura, se convirtió al islam.

En Washington, el presidente de EEUU, Barack Obama, confirmó la muerte de Kassig, también conocido como Abdul Rahman Kassig, y consideró el crimen del EI un acto de “pura maldad”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia