Mundo

Ejército no actuó a pesar de alerta del rapto de 200 niñas

Nigeria. Especialistas de varios países ayudan en la búsqueda

Protestas. Estudiantes universitarias nigerianas participaron de multitudinarias marchas, ayer.

Protestas. Estudiantes universitarias nigerianas participaron de multitudinarias marchas, ayer. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Lagos

00:03 / 10 de mayo de 2014

El Ejército de Nigeria recibió avisos de que el sanguinario grupo islamista Boko Haram iba a secuestrar el 14 de abril a más de 200 niñas estudiantes, pero no hizo nada durante aproximadamente cinco horas, aseguró ayer Amnistía Internacional (AI).

Expertos internacionales llegaron a Nigeria para colaborar en la búsqueda de las jóvenes. No obstante, de acuerdo con Amnistía, las autoridades recibieron a partir de las 19.00 locales del día del secuestro repetidas advertencias de que iba a producirse el ataque islamista en Chibok, una remota ciudad del noreste, en el estado de Borno.

Dos altos responsables militares entrevistados por AI aseguraron que la jefatura militar fue incapaz de organizar un escuadrón para repeler el ataque. Casi 200 militantes de la agrupación Boro Hakam secuestraron a 276 menores y se las llevaron a las 23.45 locales, tras enfrentarse a un pequeño número de policías y soldados.

Ayuda. El Ejército nigeriano no pudo impedir el ataque “debido a la falta de recursos y un presunto temor a enfrentarse” a los islamistas “a menudo mejor equipados”, señaló Amnistía Internacional. Ello constituye por parte de Nigeria un “enorme incumplimiento del deber de proteger a civiles”, criticó AI. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Defensa, Chris Olukolade, descalificó las alegaciones como una “colección de rumores”.

Ayer llegó un equipo de expertos estadounidenses a Nigeria para ayudar en la búsqueda. Advirtió que enfrenta una tarea “desafiante” y todavía es pronto para predecir el resultado. La tarea “es desafiante, el tiempo es oro”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, horas después de la llegada de los primeros expertos. “Estamos haciendo todo lo posible, pero dadas las circunstancias, es duro y no quiero hacer ninguna predicción sobre el resultado”.

Siete oficiales del mando militar estadounidense para África (Africom, por sus siglas en inglés) y un experto del Departamento de Estado arribaron a Nigeria, mientras que se espera para hoy la llegada de tres especialistas del FBI y otros cuatro del Departamento de Estado y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid). “Proveerán asistencia técnica y de investigación, ayudando con la negociación de rehenes, aconsejando en planeamiento y operaciones militares y asistiendo con Inteligencia e información”, explicó Psaki.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo en un intercambio en la red social Twitter con jóvenes africanos que era “demasiado temprano para concluir” que las adolescentes serían encontradas. “Equipo llegando. Situación muy difícil. Determinados a hacer todo lo que podemos para ayudar”, tuiteó el jefe de la diplomacia estadounidense. 

Reino Unido, China y Francia también se han comprometido a enviar expertos para ayudar a Nigeria a encontrar a las jóvenes secuestradas el 14 de abril en su escuela secundaria de Chibok. Boko Haram amenazó inclusive con venderlas como esclavas.

Gran Bretaña enviará a expertos en planificación y coordinación, y Francia ha ofrecido a un equipo de especialistas para buscar a las adolescentes todavía en manos de sus captores. China aportará apoyo de sus servicios secretos e imágenes de satélite.

El Gobierno español también ha ofrecido su colaboración a las autoridades de Nigeria, según la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta se refirió a este asunto después de que líderes políticos, activistas y celebridades del mundo se movilizaran para exigir la liberación de las más de 200 niñas secuestradas en Nigeria.

Abubakar Shekau, un líder ‘peligroso’

El secuestro en Nigeria de más de 200 estudiantes a manos del grupo islamista Boko Haram tiene un protagonista: su líder, Abubakar Muhamad Shekau, tan extremista y violento que incluso sus exaliados cortaron el contacto con él.

“Me gusta matar a quien sea que Dios me pida matar, de la misma forma que me gusta matar a pollos y ovejas”, declaraba en uno  de sus primeros videos en 2012 el líder del grupo que reivindicó el secuestro de más de 200 niñas.

Según el departamento estadounidense de Justicia, Shekau podría haber nacido en 1965, 1969 o 1975, en un pueblo de agricultores y de ganaderos cerca de la frontera con Niger. Estudió teología con religiosos locales en Maiduguri, la capital del Estado vecino de Borno. Entonces conoció al predicador Mohamed Yusuf, el fundador de Boko Haram.

Unas declaraciones emitidas por Shekau en un video difundido esta semana, en el que reivindicaba, exaltado, el secuestro de las adolescentes de Chibok, a las que prometía tratar como “esclavas” y “vender en el mercado”, causó indignación en el mundo entero. Para los nigerianos, este video refleja al jefe islamista, a quien se le atribuye un gran número de ataques desde que tomó el lugar de Mohamed Yusuf, en 2009.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia