Mundo

El Estado Islámico conquista terreno desde junio de 2014

Tentáculos. La expansión yihadista empezó con el anuncio del califato.

Las fronteras del Califato del Estado Islámico. Infografía: La Razón

Las fronteras del Califato del Estado Islámico. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

00:00 / 29 de marzo de 2015

El Estado Islámico (EI) avanza a pasos agigantados en el mundo hace unos meses. Su poderío se encuentra centrado en Irak y Siria, principalmente, y sus tentáculos llegan hasta África. En el último tiempo se multiplicaron los ataques terroristas en diferentes países bajo la bandera del EI.

Según un reportaje publicado esta semana en BBC Mundo, el rápido avance en Siria e Irak de los combatientes del Estado Islámico en 2014 llevó el caos a la región y provocó la reacción de Estados Unidos, que empezó una arremetida sin precedentes contra los yihadistas.

El punto de partida de la expansión del EI se dio en junio de 2014. Entonces, se anunció la creación de un califato que se convirtió en un llamamiento a los musulmanes a jurar lealtad a Abu Bakr al Baghdadi, el sanguinario líder del grupo.

Sagrado. El periodista y experto en el tema Aron Lund explicó a El País de España que “el califato era una institución sagrada para el Islam suní, un poder mundial de extraordinaria influencia”.

Lo que quiere el Estado Islámico —sostuvo Lund— es que el mundo sea el escenario de su particular y sanguinaria cruzada. “Es una señal de extraordinaria ambición y de delirios de grandeza”, advirtió.

Esta expansión llegó a tomar las ciudades de Mosul y Tikrit, en Irak. En esta última se vive una guerra de guerrillas en la que los francotiradores yihadistas hacen casi imposible el ingreso de las fuerzas aliadas que luchan codo a codo con el Ejército de Irak por recuperar su control.

Alepo, en Siria, es el sitio tomado por los yihadistas. Estados Unidos, Baréin, Jordania, Catar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos unieron sus fuerzas para extirparlos de la región. Pero, tras al menos un millar de ataques, no tuvieron éxito.

El califato se expandió desde junio del año pasado y se incrustó en la península Arábiga, especialmente en Yemen y Arabia Saudita. No quedó ahí y se extendió a Egipto, Libia y Argelia, es decir empezó a trepar en el norte africano.

Nigeria, uno de los gigantes del continente africano, también está en la mira del Estado Islámico porque el grupo Boko Haram (que nació en 2009 y obtuvo notoriedad en abril de 2014 al secuestrar al menos a 240 niñas) juró lealtad a esta agrupación.

Esta relación no es un saludo a la bandera yihadista. A mediados de mes el presidente de Nigeria, Goodluck  Jonathan, le indicó a la Voz de América que había militantes de Boko Haram viajando a campos de entrenamiento del EI, según BBC.

Los ataques radicales cruzaron sus fronteras y llevaron su guerra hasta otros continentes. No dudaron en decapitar a japoneses, australianos y estadounidenses, pues se los acusó de ser sus enemigos.

Dispararon al corazón de Francia, París, al perpetrar un ataque contra la revista Charlie Hebdo y matar a artistas. Su última incursión fue en Yemen y dejaron allí muchos muertos.

Al menos una decena de países le declararon la  guerra al EI, pero esto no frenó su ataque y amenaza con seguir su expansión.

Centenar de militares de EEUU están en la ‘lista de la muerte’

Erick Ortega

Según BBC Mundo, los hutíes son miembros de un grupo rebelde conocido como Ansar Allah (Partidarios de Dios), que se adhiere a una rama del Islam chiita conocida como zaidismo.

La amenaza yihadista cruzó las fronteras de África, Europa y Asia porque sembró el temor en América, especialmente en Estados Unidos, donde el Pentágono extremó las medidas de seguridad en ciudades en las que residen aproximadamente un centenar de militares de las Fuerzas Armadas. Es decir, se prendieron las alarmas en 23 estados del país. Allí viven estos oficiales que están en la “lista de la muerte” del Estado Islámico (EI), informó el portal de noticias RT.

Entre ellos figuran el director de la oficina del inspector general de la Marina, Raymond Kemp, y el capitán Andrew J. Loiselle, que comanda el portaaviones USS George H. W. Bush.

La administración del presidente estadounidense, Barack Obama, no dejó abandonados a sus militares y anunció una protección adicional a estos militares. Y, por lo tanto, se extendieron los sistemas de protección en los 23 estados, de acuerdo con News Channel 10.

Los estados que están con protección “extra” son: Texas, Indiana, Michigan, Connecticut, Nevada, Georgia, Maryland, Arizona, Luisiana, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Colorado, California, Nuevo México, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Florida, Washington, Nebraska, Ilinois, Idaho y Rhode Island.

Los musulmanes están enfrentados en Yemen

Terror. El atentado a una mezquita, hace más de una semana.

Erick Ortega

Yemen se convirtió en una plaza clave para grupos radicales que quieren imponer allí su hegemonía. El presidente Abdo Rabu Mansur Hadi prácticamente huyó después de que su palacio fuera bombardeado.

Arabia Saudita envió su aviación para frenar el ataque de los insurgentes hutíes, quienes —se sospecha— tienen el respaldo del Gobierno iraní y asestaron duros golpes al gobierno establecido.

El diario ABC, de España, explica que Arabia Saudita es un estado suní enemigo del poder chií de Irán. Por eso Teherán no tardó en responder a los saudíes tras el comienzo de sus bombardeos sobre posiciones chiies en Yemen. Según un portavoz iraní que prefirió el anonimato, esto puede derivar en un conflicto incontrolable para varios estados.

Yemen está justamente en la mira de los terroristas del Estado Islámico (suníes) desde que pusieron en marcha su plan de expansión internacional con el califato que anunciaron en junio de 2014. En Irak y Siria logró controlar y destrozar amplias regiones.

Diez días atrás, el Estado Islámico mostró su rostro más feroz cuando ataques a dos mezquitas chiies mataron a 142 personas.

Por el momento, Yemen, especialmente su capital Saná, se encuentra bajo fuego y no existe orden en la región.

Las víctimas se cuentan por decenas y solo el viernes murieron al menos 39 civiles en más de 24 horas de bombardeos aéreos dirigidos por Arabia Saudita contra los rebeldes chiitas en Yemen, indicó el Ministerio de Salud yemení, citado por la agencia AFP.

La operación militar, llamada “Tormenta decisiva” aún se desata en aquel país que no respira paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia