Mundo

Emotivo recibimiento a miles de refugiados en Alemania

Apoyo. El Papa pidió a las parroquias acoger a las familias inmigrantes 

Regocijo. Una familia de refugiados sirios procedentes de Hungría responde a los saludos de bienvenida en la estación de Múnich, Alemania.

Regocijo. Una familia de refugiados sirios procedentes de Hungría responde a los saludos de bienvenida en la estación de Múnich, Alemania. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Berlín y El Vaticano

01:21 / 07 de septiembre de 2015

Los aproximadamente 17.000 refugiados que llegaron a Alemania durante el fin de semana tras un viaje peligroso y agotador desde Siria y otras zonas conflictivas quedaron atónitos ante la cálida acogida que les brindaron numerosos ciudadanos alemanes.

En estaciones de trenes abarrotadas, cientos de personas vitorearon a los recién llegados, quienes se mostraban perplejos ante los carteles de bienvenida al bajar de los vagones en Múnich, Fráncfort y otras ciudades del país. La muchedumbre, con globos de colores y pancartas, daba agua, comida y juguetes a los inmigrantes, cuya llegada masiva ha provocado un movimiento de solidaridad sin precedentes en el país.

“Díganlo alto, díganlo claro, los refugiados son bienvenidos”, cantaban varias personas en la estación de trenes de Fráncfort la noche del sábado, mientras miles de refugiados llegaban desde Hungría, después de cruzar Austria.

En la estación de Múnich, unos 90 voluntarios, varios de los cuales hablaban árabe, hicieron turnos de cuatro horas para acoger a los inmigrantes y llenaron grandes mesas con ropa y comida para ellos. “Tenemos a más de 1.000 voluntarios (...) preparados para ayudar”, señaló uno de ellos, Colin Turner. Los inmigrantes que llegaron a la capital del estado de Baviera fueron conducidos en autobuses o en trenes a refugios temporales como una escuela, un club de tenis o el centro de congresos de Múnich, que puede alojar a 1.000 personas.

Alemania, la mayor economía de Europa, ha sido el país de la Unión Europea que más refugiados ha acogido en esta crisis migratoria, la peor desde la II Guerra Mundial. Las autoridades prevén la llegada de 800.000 inmigrantes este año, cuatro veces más que en 2014, lo que supondrá un coste de unos 11.000 millones de dólares para el Estado. La Policía de Baviera calcula que 17.000 refugiados habrán pasado por el Estado al término del fin de semana.

A su vez, el pontífice Francisco demandó el domingo a todas las comunidades católicas de Europa a que cada una acoja a una familia de refugiados y dijo que empezará por las dos parroquias del Vaticano, que recibirán a varias familias sirias. “Que cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia”, declaró el Papa durante el Ángelus en la plaza San Pedro de Roma, indicando que se trata de un “gesto concreto” en preparación del Jubileo de la Misericordia que se inicia en diciembre.

“Ante la tragedia de decenas de miles de demandantes de asilo que huyen de la muerte, víctimas de la guerra y el hambre, y que caminan hacia una esperanza de vida, el Evangelio nos interpela y nos pide ser ‘los prójimos’ de los más pequeños y los más abandonados, darles una esperanza concreta (…). Me dirijo a mis hermanos los obispos de Europa, verdaderos pastores, para que apoyen mi llamamiento en su diócesis”, declaró .

Austria, país de tránsito

El fin de semana pasaron cerca de 15.000 refugiados de Oriente Medio por Austria, en su tránsito desde Hungría hacia Alemania. Un portavoz del Ministerio del Interior indicó que solo 90 de estas personas pidieron asilo en la república alpina y el resto siguió rumbo al país germano.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia