Mundo

Familiares denuncian ‘mano criminal’ en incendio de penal

Tragedia. Forenses identifican a 4 de los 355 fallecidos en el fuego

Despedida. Parientes del reo Marvin Javier Muños, de 28 años, durante el velorio realizado en la casa de la familia, en Tegucigalpa.

Despedida. Parientes del reo Marvin Javier Muños, de 28 años, durante el velorio realizado en la casa de la familia, en Tegucigalpa. Foto: EFE

EFE / Tegucigalpa

03:27 / 17 de febrero de 2012

Las autoridades de Honduras empezaron ayer la entrega de los cadáveres de los 355 fallecidos en el incendio de la Granja Penal de Comayagua, cuyos familiares aseguraron que hubo “mano criminal” y culparon de la tragedia a los guardias y al director del recinto.

Varios dolientes aseguraron, mientras esperaban noticias de sus parientes fallecidos en la Dirección de Medicina Forense, en Tegucigalpa, que no creen las hipótesis de las autoridades de que el incendio se debió a un cortocircuito o a la quema de un colchón.

“Lo que hubo en la cárcel de Comayagua fue mano criminal; eso de que hubo un colchón al que le metieron fuego no lo cree ni un tonto, porque eso no es algo para que se hubieran quemado tantas personas”, dijo Nelly Baca, quien portaba una foto de su primo Juan Carlos Baca Ortiz, de 22 años, uno de los fallecidos.

Entre las 355 víctimas hay un mexicano y un nicaragüense, mientras que un salvadoreño y un brasileño sobrevivieron, dijo uno de los fiscales del caso, Roberto Ramírez.

Los primeros cuatro cadáveres de reos identificados fueron entregados hoy a los familiares luego del reconocimiento en la Dirección de Medicina Forense, dijo el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte. Agregó que equipos forenses hondureños, chilenos, mexicanos y salvadoreños trabajan en la identificación de las víctimas.

Espera. Gran cantidad de dolientes se arremolinan cerca de la Dirección de Medicina Forense en espera de información sobre sus parientes muertos en el siniestro, que en la noche del martes a la madrugada del miércoles destruyó un sector del penal de Comayagua, a 80 km al norte de Tegucigalpa.

Instituciones del Gobierno de Honduras y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han levantado carpas en un terreno contiguo al lugar para la protección y atención de los dolientes, en medio del hedor que emana de la morgue por la gran cantidad de cadáveres.

La directora de Fiscales del Ministerio Público, Danelia Ferrera, confirmó a los periodistas que los muertos en el incendio son 354 presos y una mujer que visitaba el recinto.

Ferrera agregó que dentro del penal había 852 personas, incluida la mujer, y que, de los reos, 477 están en la prisión, mientras que 20 fueron hospitalizados, con lo que los muertos suman 355, y aclaró que no se produjeron fugas, como en principio se informó.

Los principales grupos humanitarios de Honduras hicieron un pedido ayer, para que se realice una investigación imparcial de la muerte de los reos en el incendio del penal de Comayagua, ante acusaciones que van desde la negligencia hasta la premeditación de custodios y autoridades.

Ayuda para reconocer a las víctimas

EEUU.Estados Unidos envió expertos forenses para colaborar con la investigación del incendio, a pedido de las autoridades de Honduras.

Chile.Una misión de expertos estará en Honduras por diez días para ayudar a identificar los cadáveres.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia