Mundo

Ferguson puso en evidencia la desigualdad racial en EEUU

La muerte del joven afroamericano Michael Brown, tras recibir seis disparos de un policía blanco, desató protestas y disturbios  en Ferguson, lo que puso en evidencia la desigualdad racial que existe en Estados Unidos.

Uniformados de la Guardia Nacional y la Policía detienen a un manifestante afroamericano en Ferguson. Foto: EFE

Uniformados de la Guardia Nacional y la Policía detienen a un manifestante afroamericano en Ferguson. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Christian Galindo / La Paz

00:00 / 24 de agosto de 2014

La muerte del joven afroamericano Michael Brown, tras recibir seis disparos de un policía blanco, desató protestas y disturbios  en Ferguson, lo que puso en evidencia la desigualdad racial que existe en Estados Unidos.

El 9 de agosto, en la ciudad del estado de Misuri, donde dos tercios de la población son afroamericanos, hubo disturbios masivos y la tensión duró dos semanas. La causa: Brown, un joven de 18 años, fue matado pese a que estaba desarmado. Recibió seis balas, dos de ellas en la cabeza.

Durante las protestas, el gobernador de Misuri, Jay Nixon, requirió la presencia de la Guardia Nacional. Los manifestantes se enfrentaron a los agentes con piedras y botellas, mientras los policías suprimieron las protestas usando gases lacrimógenos y balas de goma, según la agencia AFP.

La situación puso en apuros al presidente Barack Obama, el primer gobernante negro del país, quien expresó su pesar por la muerte de Brown, que calificó de “desgarradora”, y llamó a la calma, pero se ha mantenido cauto para “no prejuzgar” lo sucedido, reflejó la agencia de noticias EFE.

 Sin embargo, el Mandatario quiso subrayar su apoyo a Ferguson con el envío a la localidad del fiscal general, Eric Holder, también afroamericano.

En tanto, una ola de opiniones y análisis surgieron para explicar lo que sucedió en la pequeña ciudad de 21.000 habitantes.

“Es fundamental entender que las protestas en las calles son sobre algo que va más allá de otra muerte prematura de un adolescente”, señaló Sam Fulwood, analista del Center for American Progress, informó EFE.

De acuerdo con Fulwood, después de este incidente “puede ser el momento en que esta nación comience a liberarse de las antiguas nociones sobre la raza y el poder, y que no puede darse el lujo de permitir que la desigualdad económica y la injusticia racial continúen”.

 Más directo fue Robin Wright, columnista de Wall Street Journal, quien dijo que EEUU perdió imagen. “El coste de la tragedia en Ferguson puede ser no solo la imagen que EEUU tenía de sí mismo, sino también la imagen de EEUU en el mundo (…) esta crisis socava la autoridad moral que EEUU pretendía tener desde hace tiempo”.

Expolicías también denuncian al sistema penal estadounidense y apoyan una investigación imparcial. “Hay miles de Ferguson en Estados Unidos”, aseguró Ray Lewis, un expolicía blanco retirado hace ocho años. “Todo el sistema está corrompido (...). Los negros lo saben bien, porque son sus víctimas durante toda su vida”.

La brecha financiera entre blancos y afroamericanos

Una de las causas de la tensión en EEUU es la gran brecha financiera entre blancos y afroamericanos. Las cifras son impactantes.

Un hogar afroamericano típico acumula menos de una décima parte de la riqueza de una familia blanca, según un estudio de la Universidad de Brandeis, difundido por la cadena CNN.

En los últimos 25 años, la brecha de la riqueza entre blancos y afroamericanos aumentó el triple.

Eso se debe en gran parte a que la propiedad de viviendas entre los afroamericanos es mucho menor. La vivienda es a menudo el mayor activo de los estadounidenses y un componente importante de su riqueza total.

Los afroamericanos además suelen tener ingresos más bajos que los blancos, lo que también dificulta que ahorren y construyan riqueza.

El ingreso medio de los hogares afroamericanos es menos del 60% del de los hogares blancos.

El desempleo también es un problema importante. La tasa de desempleo para los afroamericanos es del doble que la de los blancos.

Todos estos factores se combinan para presionar a muchos afroamericanos hacia la pobreza.

Garantizan investigación exhaustiva

Reunión. El fiscal general, Eric Holder, también afroamericano, se reunió  con los agentes y los fiscales federales que están llevando a cabo una investigación independiente de la de las autoridades locales de Ferguson.

Justicia. También sostuvo un encuentro con estudiantes, líderes comunitarios y la propia familia de Brown, a  la que garantizó una investigación “exhaustiva” y “justa”.

Los mayores disturbios raciales en EEUU

Agosto de 1965. Un control de rutina a dos hombres negros que viajaban en un automóvil originó los disturbios de Watts, suburbio de Los Ángeles, en los que fallecieron 34 personas y más de 1.000 resultaron heridas.

Julio de 1967. Una discusión entre dos policías blancos y un conductor afroamericano dio comienzo a los incidentes en Newark, New Jersey. Las protestas   dejaron 26 muertos y 1.500 heridos.

Julio de 1967. Disturbios raciales en Detroit, Michigan, terminan con 43 fallecidos y más de 2.000 heridos. Los incidentes se reproducen en Illinois, Carolina del Norte, Tennessee y Maryland. El total de muertos fue de 83.

Abril de 1968. Después del asesinato  de Martin Luther King, la violencia estalla en 125 ciudades, dejando 46 muertos y 2.600 heridos El entonces presidente Lyndon B. Johnson envía al Ejército para reprimir.

Mayo de 1980. La absolución de cuatro policías blancos en Florida, acusados de matar a golpes a un motociclista negro, desencadenó una ola de violencia en un suburbio de Miami, dejando 18 fallecidos y 400 heridos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia