Mundo

Presidenta de Argentina responde a "amenazas" del FMI y le recomienda aprender de la FIFA

El FMI ha dado de plazo a Buenos Aires hasta el próximo 17 de diciembre para mejorar la calidad de los datos oficiales que envía sobre el Índice de Precios en la provincia de Buenos Aires y el producto interior bruto (PIB) al considerar que difieren notablemente de los que manejan analistas privados.

La Razón Digital / EFE / Naciones Unidas

18:52 / 25 de septiembre de 2012

La presidenta argentina, Cristina Fernández, respondió hoy a las recientes "amenazas" del Fondo Monetario Internacional (FMI), al que recomendó "aprender" de la FIFA, que cada cuatro años desarrolla con éxito mundiales de fútbol mientras ese organismo, aseguró, no logra organizar la economía desde hace décadas.

"Quiero decirle a la titular del FMI que esto no es un partido de fútbol. Estamos ante la crisis económica y política más grave desde los años treinta. Mi país no es un cuadro de fútbol, es una nación soberana que no va ser sometida a ninguna presión o amenaza", dijo Fernández en los debates de la Asamblea General de la ONU.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, exhortó el lunes a Buenos Aires a que mejore la calidad de los datos estadísticos que proporciona a la organización, en los próximos tres meses, si no quiere ver la "tarjeta roja", o "declaración de censura" por parte del organismo.

"A los argentinos les gusta mucho el fútbol. Teníamos que escoger entre la tarjeta amarilla y la tarjeta roja. Escogimos la tarjeta amarilla y dimos tres meses más antes de la declaración de censura.

Si no hay progresos, sacaremos la tarjeta roja", lanzó Lagarde en una conferencia en el Peterson Institute de Washington.

Visiblemente molesta, Fernández respondió hoy a Lagarde que el rol del presidente de la FIFA ha sido "bastante más satisfactorio" que el del director gerente del FMI, ya que mientras la FIFA organiza cada cuatro años mundiales de fútbol, "el FMI intenta reorganizar la economía" y, "crisis tras crisis, no lo ha logrado".

El FMI ha dado de plazo a Buenos Aires hasta el próximo 17 de diciembre para mejorar la calidad de los datos oficiales que envía sobre el Índice de Precios en la provincia de Buenos Aires y el producto interior bruto (PIB) al considerar que difieren notablemente de los que manejan analistas privados.

La presidenta lamentó hoy no haber escuchado una "autocrítica" por parte del FMI sobre las estadísticas de naciones actualmente en problemas como España, Irlanda, Italia y Grecia y recordó que su país ha reestructurado el 94 % de su deuda y paga "rigurosamente" sus vencimientos desde 2005, y lo va "a seguir haciendo".

Fernández recordó en concreto un discurso en 2003 pronunciado por el entonces presidente argentino, el fallecido Néstor Kirnner, desde la misma tribuna de oradores en la ONU, donde pidió al mundo "una oportunidad" para que Argentina pudiera crecer porque, según dijo, "para que las sociedades puedan pagar sus deudas, tienen que creer".

"No venimos a dar lecciones, solo a contar la experiencia de un país que vivió una situación similar a la que están viviendo ahora otros países del mundo desarrollado", añadió la presidenta, quien se preguntó "dónde están los controles" y denunció que todavía sigan sin regularse los grandes movimientos de capitales.

"No somos economistas, pero tampoco somos tontos. Cada uno de esos movimientos implican formidables transferencias de fondos y al final los perjudicados son millones y millones de personas que pierden sus empleos", añadió Fernández entre los aplausos de algunos de los asistentes.

Por último, dijo que ante los grandes retos que afronta el mundo en estos momento hacen falta "liderazgos creativos" y "arriesgar" con nuevas ideas y conceptos porque, en su opinión, pretender resolver los problemas con las mismas recetas que los provocaron es "absolutamente absurdo".

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia