Mundo

Francisco pide a jóvenes católicos predicar al mundo

Río. El Papa fue recibido con protestas contra el gasto por su visita

Recorrido. Francisco saluda a los peregrinos desde un papamóvil semidescubierto que atraviesa una de las avenidas de Río de Janeiro.

Recorrido. Francisco saluda a los peregrinos desde un papamóvil semidescubierto que atraviesa una de las avenidas de Río de Janeiro. EFE.

AFP / Río de Janeiro

00:18 / 23 de julio de 2013

El papa Francisco llamó ayer a los jóvenes católicos a evangelizar, en su primer discurso en Brasil, donde la iglesia pierde fieles frente a los evangélicos. El Pontífice se reunió con la presidenta Dilma Rousseff en Río de Janeiro, y la Policía dispersó una manifestación contra la visita.

El primer papa latinoamericano dijo que vino a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) —que presidirá del 23 al 28 de julio y donde participarán cerca de un millón y medio de personas— para reunirse con jóvenes de todo el planeta “atraídos por los brazos abiertos del Cristo Redentor”.

“Vayan y hagan discípulos a todas las naciones”, les dijo Francisco a los jóvenes en su primer discurso en Brasil, junto a la presidenta Dilma Rousseff. “He aprendido que para tener acceso al pueblo brasileño, hay que entrar por el portal de su inmenso corazón; permítanme pues que llame suavemente a esa puerta (...) No tengo oro ni plata pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo”, añadió el Papa argentino, de 76 años.

En su discurso, sin mencionar las protestas en Brasil —y mientras cientos de personas se manifestaban cerca contra el gasto público de $us 53 millones de su visita y la JMJ (la ceremonia de recepción del Papa costó $us 380.000)— el Sumo Pontífice pidió garantizar derechos de los jóvenes, como “seguridad y educación”.

La presidenta Rousseff, por su lado, aseguró que la juventud brasileña está comprometida en una lucha “por una nueva sociedad”, y estimó que la democracia, la inclusión social y la mejora de la calidad de vida impulsadas por su gobierno “generan deseos de más”. “Los avances que conquistamos son sólo un comienzo”, prometió.

Más de un millón de brasileños se volcaron a las calles en junio, contra la corrupción política y la pésima calidad del transporte, la salud y la educación pública, en contraste con los millones que se gastan en estadios para el Mundial de Fútbol 2014.

Pobreza La mandataria de Brasil, una exguerrillera de izquierda, sostuvo que Brasil y la Iglesia liderada por Francisco comparten los valores de “justicia social, solidaridad, derechos humanos y la paz entre naciones”. “Luchamos contra un enemigo común: la desigualdad”, dijo Rousseff, que elogió el nombre escogido por el papa en honor a San Francisco de Asís, defensor de los pobres.

Tras la reunión del pontífice con Rousseff en el palacio Guanabara (sede del gobierno estatal de Río), la Policía dispersó a los manifestantes con gases lacrimógenos y chorros de agua. Cientos de manifestantes corrían en todas direcciones cerca del palacio. Un fotógrafo de prensa yacía en el suelo en medio de la multitud, con la cara sangrando de manera abundante.

Un policía en el lugar dijo a la AFP que los manifestantes fueron dispersados luego de que lanzaron un cóctel molotov contra las fuerzas del orden. Cuando comenzaron los enfrentamientos violentos, Francisco ya se encontraba lejos de allí. “¡No sirve reprimir, este Gobierno va a caer!”, gritaban los manifestantes mientras huían de la Policía. Los manifestantes fueron convocados por el grupo Anonymous Rio.

Encuentran explosivo

Operativos

Las fuerzas de seguridad encontraron el domingo un explosivo de fabricación casera en una área del santuario nacional de Aparecida, que el miércoles recibirá al papa Francisco, informó ayer un portavoz del Ejército. AFP

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia