Mundo

Gobierno y FARC sellan pacto histórico en el diálogo de paz

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron ayer que alcanzaron un trascendental acuerdo sobre el problema agrario, causa del conflicto armado de casi medio siglo en ese país y primer punto de la agenda de las conversaciones de paz que mantienen en La Habana.

Acercamiento. Márquez, de las FARC, estrecha la mano del delegado del Gobierno, De la Calle. FOTO: AFP

Acercamiento. Márquez, de las FARC, estrecha la mano del delegado del Gobierno, De la Calle. FOTO: AFP

La Razón (Edición impresa) / AFP / La Habana

02:13 / 27 de mayo de 2013

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron ayer que alcanzaron un trascendental acuerdo sobre el problema agrario, causa del conflicto armado de casi medio siglo en ese país y primer punto de la agenda de las conversaciones de paz que mantienen en La Habana.

“Acordamos denominarlo ‘Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma rural integral’. En el próximo ciclo de conversaciones presentaremos el primer informe de la Mesa”, dice el comunicado oficial, leído por el diplomático cubano Carlos Fernández de Cossío, cuyo país es garante de estas conversiones junto a Noruega.

“El acuerdo (sobre desarrollo agrario) busca que se reviertan los efectos del conflicto y que se restituyan (recompensen) las víctimas del despojo y del desplazamiento forzado”, agregó.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, destacó en Bogotá este avance en las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras seis meses de conversaciones en Cuba.

“Celebramos, de veras, este paso fundamental en La Habana, hacia un pleno acuerdo para poner fin a medio siglo de conflicto”, dijo Santos en un mensaje divulgado en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Salvedades. Ambas partes lograron “acuerdos sobre acceso y uso de la tierra, tierras improductivas, formalización de la propiedad, frontera agrícola y protección de zonas de reservas”, según el comunicado conjunto leído en su primera parte por Fernández de Cossío y la segunda por el delegado de Noruega, Dag Nylander.

El negociador jefe de las FARC, Iván Márquez, aclaró no obstante que quedaron pendientes algunas “salvedades puntuales” sobre el tema agrario, que serán retomadas más adelante en las conversaciones.  

“Hemos avanzado en la construcción de un acuerdo, con salvedades puntuales, que necesariamente tendrán que ser retomadas antes de la concreción final de un acuerdo”, dijo Márquez, número dos de la guerrilla.

“Los acuerdos que hemos ido construyendo están condicionados a que lleguemos a un acuerdo sobre la totalidad de la agenda”, pues las pláticas se rigen por el principio de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, dice el comunicado leído.

“Puedo afirmar con certeza que lo acordado en el tema agrario permite transformar de forma radical la realidad rural de Colombia”, dijo por su lado el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, en un comunicado enviado a la AFP. Agregó que este convenio “supera la visión tradicional de una reforma agraria y pretende crear cambios reales para cerrar la brecha entre el país rural y el urbano”.

Las FARC son la guerrilla más antigua de América Latina y cuenta actualmente con unos 8.000 combatientes.

Puntos centrales del convenio

Éstos son los puntos fundamentales del acuerdo denominado “Hacia un nuevo campo colombiano:  Reforma rural integral”,  alcanzado en La Habana, Cuba, por el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El primero de los seis puntos se refiere al acceso y uso de la tierra, tierras improductivas, formalización de la propiedad agraria, frontera agrícola y protección de zonas de reserva.

El segundo, a programas de desarrollo con enfoque territorial.

El tercero, a la infraestructura y adecuación de tierras.

El cuarto, al desarrollo social: salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza.

El quinto al estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa, que abarca la asistencia técnica, subsidios, créditos,  generación de ingresos, mercadeo y formalización laboral.

El sexto, finalmente, se refiere al desarrollo de políticas alimentarias y nutricionales.

 Uno de los negociadores de la guerrilla dijo que Santos debe ser reelegido para garantizar el proceso pacificador.

“Si el Presidente es reelegido, se le da continuidad al proceso”, declaró Pablo Catatumbo según publica la revista colombiana Semana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia