Mundo

Hollande gana primera vuelta y es favorito para presidir Francia

Sorpresa. La ultraderechista Le Pen es la tercera con alrededor del 20% de los votos

Vencedor. El candidato del Partido Socialista se siente más cerca del Elíseo.

Vencedor. El candidato del Partido Socialista se siente más cerca del Elíseo. Foto: AFP

EFE / París

04:55 / 23 de abril de 2012

El candidato socialista François Hollande se impuso ayer en las elecciones francesas al actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy. Según los sondeos, el socialista es el favorito para la segunda vuelta del 6 mayo.

Las encuestas con estimaciones de los votos emitidos sitúan a Hollande con entre el 28,4 % y el 29,3% de los sufragios en el país, seguido de Sarkozy, que recibió entre el 25,5% y el 27% de éstos.

Cinco años después de su llegada al Palacio del Elíseo, Sarkozy se ha convertido en el primer mandatario que pierde en la primera vuelta de las elecciones presidenciales durante la V República francesa y encara ahora un desafío “más difícil todavía”.

Un reto que afronta desde una perspectiva bien distinta Hollande, que al poco de conocerse su victoria se presentó públicamente como “el candidato de los que quieren pasar la página” y el artífice de “la unión por el cambio”.

También manifestó que sabe que en el resto del continente se le mira y que de él se esperan decisiones para “reorientar a Europa sobre el camino del crecimiento y del empleo”. Sarkozy, por su parte, subrayó comprender “los temores” de sus compatriotas y les pidió apoyo para la segunda vuelta.

“Conozco los deberes”, agregó el actual Presidente, quien mencionó entre esos “temores” están el “respeto de nuestras fronteras”, el “control de la inmigración” y la preservación del “modo de vida” de los franceses, que señaló que se ha convertido en la “cuestión central” de estos comicios.

IMPREVISTO. Más allá de la pugna que enfrasca a Hollande y Sarkozy, la gran sorpresa de la jornada la ha protagonizado la candidata del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, que obtuvo un caudal de votos de entre el 18,2 y el 20%.

Le Pen se mostró exultante con las estimaciones disponibles y dijo que la batalla por Francia “no ha hecho más que empezar”, aunque no precisó cuándo enviará una consigna a sus votantes para que opten o no por apoyar a Sarkozy en la segunda ronda.

El vigor demostrado en las urnas por el partido de Le Pen daría la razón a quienes consideraron que la aproximación de Sarkozy al campo de la ultraderecha, sobre todo en la recta final de la campaña electoral, no le proporcionó réditos suficientes en las urnas.

La segunda vuelta se presenta a priori más fácil para el aspirante socialista, toda vez que los votantes de izquierdas en Francia le darán su apoyo, en muchos casos no tanto por su poder de convicción como para ahuyentar cualquier presagio de un segundo mandato de Sarkozy. Tanto la candidata ecologista, Eva Joly, como el del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, ya han hecho llamamientos al voto de la izquierda para sacar a Sarkozy del Elíseo.

La decisiva segunda vuelta

AsistenciaLa participación en la primera vuelta fue de un 80%. El padrón es de 44,5 millones de electores. SondeosSegún dos sondeos publicados ayer, Hollande se impondría holgadamente en la segunda vuelta. El instituto Ifop le da 54,5%, frente a 45,5% para Sarkozy. Ipsos da al socialista 54% y al Presidente saliente 46%. IzquierdaEl candidato de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon fue cuarto, con alrededor de 11%, y llamó a “derrotar a Sarkozy”, es decir, a votar   por Hollande.

Inesperado ascenso de un ‘antihéroe’

El socialista François Hollande, que encabeza la primera vuelta de las elecciones en Francia, era visto como un político blando e inexperimentado, pero se mostró constante y supo ganar credibilidad, capitalizando el rechazo al presidente saliente, Nicolas Sarkozy.

Hollande asume el calificativo de “antihéroe” que le dio el diario español El País, y promete “una presidencia modesta para el que la ejerce, pero ambiciosa para el país”.

Hace dos años que Hollande recorre Francia, dos años que trabaja su imagen. El hombre afable quiere mostrarse sólido y “tenaz”, su principal cualidad, de acuerdo con su amigo el exministro Michel Sapin.

En el plano moral, afirmó que  “quiere que la acción del Estado vuelva a ser ejemplar”, criticando la “tendencia personalista” y la “exhibición permanente” del Mandatario saliente.

En vísperas de los comicios se mostró prudente —“nada está decidido”—, pero repitió con convicción: “estoy preparado para presidir Francia”.

“Se ha transformado y ha forjado su destino”, afirma de él el exprimer ministro Lionel Jospin, a quien Hollande sucedió como líder del Partido Socialista en 1997 y que lo asoció estrechamente a todas las decisiones cuando gobernaba.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia