Mundo

Iberoamérica acuerda en Cádiz reforzar la cooperación contra la crisis

El impacto social de la crisis europea, que golpea con especial fuerza a Portugal y España, se convirtió en el tema central de la cumbre, en un contexto de cuestionamiento a las medidas de ajuste como forma de salir de la recesión.

La Razón Digital / AFP / España

16:21 / 17 de noviembre de 2012

Fortalecer el comercio y la inversión, con estabilidad jurídica y financiera, y ayudar a las empresas a crear empleo fue la fórmula contra la crisis que propugnaron el sábado los líderes iberoamericanos, al término de una cumbre que buscó reequilibrar la relación entre países.

"En estos años América Latina se ha convertido en una de las regiones con mayor potencial de crecimiento", afirmó el presidente del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, al clausurar en Cádiz la XXII Cumbre Iberoamericana.

"Europa, por su parte, debe aunar esfuerzos para arrancar el motor común del crecimiento", agregó, en un momento en que los países de la UE se enfrentan por un presupuesto europeo marcado por la austeridad.

En este contexto, "queríamos que Cádiz sentara las bases para una relación renovada" que refleje este reequilibrio de fuerzas entre países europeos y latinoamericanos, afirmó Rajoy, considerando que el encuentro culminó con éxito "muchos meses de trabajo y reflexión" entre los 22 miembros de la comunidad iberoamericana.

El impacto social de la crisis europea, que golpea con especial fuerza a Portugal y España, se convirtió en el tema central de la cumbre, en un contexto de cuestionamiento a las medidas de ajuste como forma de salir de la recesión.

La austeridad, "aunque aleja el quiste de una quiebra financiera, no aleja la desconfianza de los mercados, y aún más importante, no aleja la desconfianza de las poblaciones", lanzó la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Para hacer frente a la creciente insatisfacción social es necesario adoptar una política para incentivar el crecimiento que "obtenga resultados concretos para las personas y presente un horizonte de esperanza, no sólo la perspectiva de más años de sufrimiento", agregó.

Abriendo sus mercados y garantizando un marco regulatorio transparente y estable, los países latinoamericanos pueden contribuir a la superación de una crisis que, de prolongarse, podría afectar también a sus economías.

"Es importante que hay una masa de 600 millones de latinoamericanos que trabajando juntos puedan darse apoyo" en estos tiempos de crisis, destacó por su parte el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias.

"Hay una corriente importante de empresas españolas que van para América y tenemos la posibilidad de crear empresas multiibéricas", agregó.

Este estrechamiento de la cooperación quedó reflejado en la declaración final de la cumbre, en la que los líderes se comprometieron a "fortalecer reglas claras, estables y previsibles que ayuden a promover las inversiones productivas nacionales y extranjeras".

La seguridad jurídica, que interesa especialmente a España tras la expropiación de la petrolera YPF a Repsol por Argentina, es también fundamental para los cientos de empresas multilatinas con intereses en todo el continente.

En el marco de la cumbre se presentó asimismo la creación de un Centro Iberoamericano de Arbitraje privado, que permita una resolución rápida y simplificada de los conflictos entre empresas.

La cita adoptó también una Carta Iberoamericana de las Pymes destinada a propulsar a las pequeñas y medianas empresas como elementos claves de desarrollo y creación de empleo.

Junto a la crisis, los dirigentes iberoamericanos trataron cuestiones de interés regional, y por petición de México y los países centroamericanos, pidieron que se realice una reflexión a nivel internacional sobre la despenalización de la producción, la venta y el consumo de ciertas drogas.

La XXII Cumbre Iberoamericana se celebró este año en Cádiz coincidiendo con el bicentenario de la Constitución de 1812, promulgada en esta ciudad por diputados de España y América, un texto que fue fundamental para la posterior independencia de los países latinoamericanos.

Un total de 21 países estuvieron presentes en esta cita, a la que no acudió Paraguay debido al conflicto con sus socios de Unasur y Mercosur a raíz de la destitución del presidente Fernando Lugo.

Estuvieron también ausentes los presidentes de Cuba, Venezuela, Argentina, Guatemala, Uruguay y Nicaragua, representados por sus vicepresidentes o cancilleres.

La próxima cita tendrá lugar en Panamá, que propuso las fechas del 18 y 19 de octubre coincidiendo con el quinto centenario del descubrimiento del 'Mar del Sur' (océano Pacífico) por el navegante español Vasco Núñez de Balboa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia