Mundo

India, China, Brasil y EEUU se enfrentan en acuerdo climático

COP 17. Se ha refutado un protocolo de fuerza jurídica internacional

Discurso. La ministra Maite Nkoana-Mashabane conminó a la COP a aprobar las medidas.

Discurso. La ministra Maite Nkoana-Mashabane conminó a la COP a aprobar las medidas. Foto: EFE

AFP / Durban (sudáfrica)

00:00 / 11 de diciembre de 2011

India, China, Brasil y Estados Unidos se opusieron las primeras horas de hoy a Europa en los términos para crear un régimen legal que obligará a todos los países en la lucha contra el cambio climático, en la conferencia de la ONU en Durban.

En la plenaria de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 17, por sus siglas en inglés), llamada a terminar en Sudáfrica, Europa pidió que el régimen legal que obligará a todos los países contra el cambio climático sea un “protocolo” o un “instrumento”, con fuerza jurídica internacional, mientras que India reclamó que el acuerdo sea una “decisión legal”, de menor nivel jurídico.

Como el texto de los acuerdos prevé las tres menciones, la comisaria europea del Clima, Connie Hedegaard, pidió a la conferencia que se retire el término “decisión legal”, por considerarla una forma que no tendría la fuerza legal vinculante. “Los objetivos voluntarios —de los países para enfrentar el cambio climático— no son suficientes”, declaró.

“¿Cómo doy un cheque en blanco? ¿Cómo le doy a un acuerdo legalmente vinculante los derechos de 1.200 millones de personas y otras del mundo en desarrollo?”, expresó en un acalorado discurso la ministra de Medio Ambiente de India, Jayanthi Natarajan. “No estamos hablando aquí de un estilo de vida, sino de supervivencia”, al asegurar que no aceptará la forma legal que fue reclamada por Europa.

El jefe de la delegación china, Xie Zhenhua, endosó la posición de China, y y acusó a los países desarrollados, sin nombrarlos, de no cumplir sus compromisos de recorte de emisiones. “Estamos haciendo cosas que ustedes no hacen (...) ¿Están aplicando sus acuerdos? Nosotros seremos muy serios con nuestros compromisos”, dijo el representante chino.

Brasil y Estados Unidos también se pusieron del lado de India, al reclamar que no se reabra el documento que ya había sido entregado al plenario. “Apertura de documentos de última hora no es lo que necesitamos”, para llegar a un acuerdo global del clima, dijo el jefe negociador brasileño, Luiz Alberto Figueiredo.

Muchos países en desarrollo como Colombia, Chile, El Salvador y las pequeñas islas apoyaron a Europa en el reclamo de que el régimen legal que vinculará a todos los países en la lucha contra el cambio climático tenga la más alta jerarquía jurídica y pueda obligar a los países a su cumplimiento. “Vivimos en países muy vulnerables. En nuestra isla, un huracán devastó en unas pocas horas nuestra economía. Nuestros bosques fueron devastados. Todo. ¿Qué le diremos —los países más vulnerables del planeta al cambio climático— a nuestra gente al volver?, ¿que no hicimos nada para asegurar su futuro?", dijo Karl Hood, jefe de la delegación de Grenada.

“La República Bolivariana de Venezuela no será vendida”, clamó la jefa de la delegación venezolana, Claudia Salerno, al indicar que no aceptará aprobar documentos menos ambiciosos para los países desarrollados.

Objetivos de la conferencia

Los ambientalistas, que han seguido atentamente la conferencia, unieron voces para pedir “más niveles de ambición” en  los compromisos, dijo Tim Gore, asesor de la organización británica Oxfam.

El objetivo de las negociaciones era lograr un compromiso de actuación de los países que limite el aumento de la temperatura del planeta a un máximo de 2ºC. Un estudio divulgado durante la conferencia indicaba que los compromisos actuales de reducción de emisiones asumidos por los países no son suficientes y conducirían a un calentamiento de 3,5 grados.

Una COP accidentada y con retrasos EFE - DURBAN

La conferencia de Durban se convirtió en la más larga entre las 17 que ha habido, cuando entró en su decimocuarto día de negociaciones por falta de acuerdos, y en su segunda noche consecutiva. También fue la segunda conferencia más concurrida, tras la de Copenhague de 2009, que falló en aprobar un ambicioso acuerdo.

La conferencia debía decidir sobre la aprobación de tres grandes temas: un régimen legal que comprometa a todos los países en la lucha contra el cambio climático, la renovación del Protocolo de Kioto que obliga a las naciones ricas recortar sus emisiones, y la estructuración del Fondo Verde.

Europa ofreció renovar el Protocolo de Kioto, el histórico documento que las conferencias de los años anteriores no lograron renovar, y cuya validez terminaba en 2012, dejando al mundo sin un acuerdo legal que obligue a los países a recortar sus emisiones.

Los europeos pidieron a cambio que los países, en especial los grandes emisores de gases nocivos al clima (como China, India, Brasil y EEUU que no están bajo Kioto), aceptasen un instrumento legal  que los obligue a recortar emisiones.

Otro de los grandes temas de la conferencia en discusión fue el Fondo Verde Climático, lanzado en 2010 en Cancún y que tendría que haber sido estructurado en esta reunión para poder operar fondos que deberán llegar a 100.000 millones de dólares por año en 2020.

Los retrasos, por los que se culpó a la ministra sudafricana Maite Nkoane-Mashabane, causaron malestar. La ministra de Ecología Francesa, Nathalie Kosciusko-Morizet, habló del “riesgo de fracaso debido a problemas de gestión de tiempo”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia