Mundo

Inhabilitado por 11 años, el juez Garzón rechaza su condena

El juez Baltasar Garzón rechazó “frontalmente” la condena a 11 años de inhabilitación que le impuso ayer el Tribunal Supremo español, y anunció que recurrirá la sentencia que, a su juicio, “elimina toda posibilidad de investigar la corrupción”.

Expulsado. El célebre juez durante la lectura de la sentencia. Dijo que apelará el fallo del alto tribunal.

Expulsado. El célebre juez durante la lectura de la sentencia. Dijo que apelará el fallo del alto tribunal.

EFE/AFP / Madrid

01:55 / 10 de febrero de 2012

El Alto Tribunal encontró al magistrado español culpable de prevaricación por haber autorizado a interceptar las conversaciones que mantuvieron en prisión los cabecillas de una trama de corrupción con sus abogados, conocida como Caso Gürtel, que afecta a antiguos altos cargos del gobernante Partido Popular (PP, conservador) y sus abogados.

En una nota remitida a los medios de comunicación, Garzón asegura que la sentencia no está sustentada en pruebas ni razones jurídicas y que “elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad”.

Señala además que “contribuye gravemente, en el afán de acabar con un juez en concreto, a laminar la independencia de los jueces en España”. Garzón denuncia que la sentencia no se ajusta a derecho, que le condena de forma injusta y predeterminada y subraya que a lo largo de toda su carrera ha cumplido siempre con rigor las normas y ha defendido los derechos de los justiciables y de las víctimas en situaciones muy adversas.

 “He trabajado contra el terrorismo, el narcotráfico, los crímenes contra la humanidad y la corrupción. Lo he hecho siempre con la ley en la mano”, dice. A esto añade que su actuación en el Caso Gürtel se ajustó a la ley y que tomó todas las medidas legales para garantizar el derecho de defensa y la investigación de delitos muy graves relacionados con la corrupción.

“Acudiré a las vías legales que correspondan para combatir esta sentencia”, afirmó el juez que puso tras las rejas al exdictador chileno Augusto Pinochet. justicia. La condena de 11 años de inhabilitación al juez expulsa de la carrera judicial a un magistrado que osó investigar controvertidas cuestiones dentro y fuera del territorio español, en el marco del concepto de universalización de la justicia.

Por decisión unánime, el Tribunal Supremo español lo condenó a “11 años de inhabilitación especial para el cargo de juez” por estimar que vulneró el derecho a la defensa al ordenar la grabación de charlas en prisión entre abogados defensores y sus clientes.

Garzón aseguró haber ordenado las escuchas por sospechar que los abogados participaban en acciones de blanqueo de dinero. Sin embargo, con extrema dureza, la alta corte consideró que éstas son “prácticas que en los tiempos actuales sólo se encuentran en los regímenes totalitarios en los que todo se considera válido para obtener la información”.

Esta condena, explicó una fuente del Tribunal Supremo, “significa la expulsión de la carrera judicial” del juez, de 56 años, que dentro de 11 años tendría que pedir la reincorporación para poder volver a ejercer en España. “Es la muerte de un profesional”, declaró su abogado Francisco Baena. “Decirle a un juez que no puede ser juez es tanto como una muerte”, agregó.

Esta sentencia llega sólo un día después del fin de otro juicio contra Garzón, que despertó gran expectación dentro y fuera de España, por querer investigar más de 114 mil desapariciones durante la Guerra Civil (1936-39) y la dictadura franquista (1939-75) pese a una ley de Amnistía.

De ser hallado culpable, el magistrado puede ser condenado hasta 20 años más de inhabilitación. La coincidencia de estos casos, y la existencia de un tercero para el que aún no se anunció juicio, llevaron a sus partidarios a denunciar una maniobra política. En una reacción poco habitual de la familia del juez, su hija, María Garzón Molina, de 27 años, escribió una carta abierta a los que “hoy brindarán con champán” por la condena de su padre.

Perfil

Nombre: Baltasar Garzón

Nació: 26-10-1955

Profesión: Abogado

Cargo: Exjuez de la Audiencia Nacional española

Mediático y coherente

Garzón fue expulsado de la carrera judicial en España tras una trayectoria en la que ordenó detener a Augusto Pinochet, arremetió contra el grupo vasco ETA y osó investigar los crímenes del franquismo. El mediático juez, pionero de la “justicia universal”, tiene pendiente otra sentencia por haber investigado los crímenes franquistas pese a una Ley de Amnistía. Su situación polariza a la sociedad española. Garzón decidió en 2008 investigar sobre los desaparecidos del franquismo. Su intento fue coherente con su trayectoria. Cómo ignorar a los desaparecidos de la dictadura española, tras haber pesquisado en España los crímenes de las dictaduras argentina y chilena.

En contra y a favor del fallo español

Argentina - Madres de Plaza de Mayo defiende

Entre otros grupos de derechos humanos, la organización Madres de Plaza de Mayo confirmó que presentará un hábeas corpus en su favor ante la Corte Europea de Derechos Humanos.

Ecuador - El juez seguirá siendo veedor

La condena contra Garzón no le impide seguir como veedor internacional de la reforma al sistema judicial que se lleva adelante en Ecuador, informó el Consejo de Participación Ciudadana.

Colombia - El procurador contra Garzón

El procurador general colombiano, Alejandro Ordóñez, advirtió ayer de que el juez Garzón no podrá ser asesor de autoridad alguna de su país. “Es un chuzador (pinchador)”, señaló.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia