Mundo

Kate del Castillo y Sean Penn se meten en la historia de ‘El Chapo’

Primicia. Ambos actores entrevistaron al narcotraficante cuando estaba prófugo.

Exclusivo. La página digital de Rolling Stone muestra el saludo entre el actor y el narco prófugo. Foto. AFP

Exclusivo. La página digital de Rolling Stone muestra el saludo entre el actor y el narco prófugo. Foto. AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / México

05:39 / 11 de enero de 2016

La recaptura al estilo de Hollywood de Joaquín El Chapo Guzmán dio otro giro ayer, luego de que se conociera que las autoridades mexicanas buscan interrogar al actor estadounidense Sean Penn sobre su entrevista clandestina con el capo mexicano.

Una fuente del Gobierno dijo a la AFP que la Fiscalía quiere hablar con Penn y con la actriz mexicana Kate del Castillo sobre su encuentro en octubre con Guzmán. “La información es correcta, claro, es para deslindar responsabilidades”, dijo la fuente bajo anonimato, después de que la revista Rolling Stone publicara el sábado la entrevista concedida al actor gracias a la ayuda de Del Castillo.

Una segunda fuente del Ejecutivo mencionó a la AFP que no estaba claro si los actores habrían cometido un delito. Un reportero puede entrevistar a un presunto narcotraficante, pero “ellos no son periodistas”, explicó.

La fuente agregó además que esos encuentros ayudaron a las autoridades a dar con el paradero del narcotraficante de 58 años, que fue arrestado el viernes en la costeña ciudad de Los Mochis, de su natal Sinaloa, en acción militar.

La fiscal general, Arely Gómez, reveló el viernes que el capo sostuvo reuniones con actrices y productores de los que no dio nombres, con “la intención” de protagonizar una película sobre su vida, lo que ayudó en parte a descubrir su ubicación.

Floyd Abrams, conocido abogado de periodistas en Estados Unidos, mencionó a la AFP en Washington que el encuentro entre El Chapo y Penn no expone al actor a procesos legales en su país. “No es un delito hablar con alguien”, detalló. “Si (El Chapo) le dio dinero o consejos para evitar ser ubicado, es otro problema”.

También Mike Vigil, exdirector de operaciones internacionales de la DEA, aseguró a la AFP que duda que se presenten cargos en contra de ambos actores.

Ayer, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, afirmó que durante la entrevista el capo se jactó “de las grandes cantidades de heroína que distribuyó por todo el planeta”, lo que “irritó” a Washington.

“Esto plantea preguntas interesantes sobre él y otros implicados en esta supuesta entrevista. Vamos a ver qué pasa”, sostuvo McDonough a CNN. Rolling Stone publicó una fotografía del 2 de octubre que muestra al oscarizado Penn saludando con la mano al bigotudo líder del cártel de Sinaloa. Escribió que el capo le dio un gran abrazo cuando se conocieron en algún sitio selvático, y que obtuvo siete horas de entrevistas presenciales y telefónicas sobre sus actividades delictivas. “Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquiera en el mundo”, manifestó entre tragos de tequila a Penn en una sorprendente admisión sobre el tamaño de su negocio ilegal.

Rolling Stone también publicó un video que muestra a Guzmán sin bigote, contando que trafica drogas desde antes de los 15 años.

En mensajes de texto que intercambiaron después de la reunión, Guzmán comentó con Penn una incursión militar el 6 de octubre que casi deriva en su recaptura. El Chapo le restó importancia a las lesiones que sufrió en el rostro y en una pierna al evadir ese operativo. “Solo me duele la pierna un poco”, añadió.

Las autoridades dijeron que los marinos no dispararon contra el narcotraficante porque estaba acompañado de dos mujeres y una niña, y que se lastimó él solo.

La entrevista de Rolling Stone se difundió horas después de que la Fiscalía anunció que busca que El Chapo sea extraditado a EEUU, un giro de la posición del presidente Enrique Peña Nieto, quien se oponía a enviarlo.

La Fiscalía mexicana informó el sábado que recibió dos solicitudes de extradición el año pasado por acusaciones de varios delitos graves, incluido narcotráfico y asesinato, por lo que obtuvo órdenes de detención con fines de extradición. “Con la recaptura de Guzmán Loera se deberá dar inicio a los respectivos procedimientos de extradición”, indicó la Fiscalía en un comunicado en el que no se mencionó fecha de inicio de ese proceso, que contempla el derecho de El Chapo a apelar.

Un polémico actor más allá de la pantalla  

AFP / Washington

Solidario. Sean Penn carga sacos de ayuda tras el terremoto en Haití.

Sean Penn, ganador de dos Oscar y respetada figura de Hollywood, multiplicó las iniciativas por fuera del mundo del cine, en solidaridad con Haití, para denunciar los efectos del cambio climático... o para entrevistar al narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán.

Como integrante de la brat pack, camada de jóvenes actores que renovó Hollywood en los años 1980, y marido en esa década de la superestrella Madonna, Penn atrajo la atención del público mucho antes de que ganara las estatuillas doradas por sus papeles en el drama Río Místico, en 2003, y la biografía Milk, en 2008.   

Pero su labor humanitaria y su compromiso político no han sido los de un actor que solo busca aparecer en los grandes medios de comunicación. 

Una semana después del devastador terremoto de 2010 en Haití, Penn viajó al empobrecido país centroamericano. Se instaló en una pequeña tienda de campaña, con una pistola Glock a su lado por razones de seguridad, y repartió medicinas, cargó pesadas bolsas de arroz y lavó pisos. 

El grupo sin fines de lucro que fundó, J/P Haitian Relief Organization, ahora emplea a más de 300 trabajadores. Cinco años antes, tras el huracán Katrina, que arrasó la ciudad de Nueva Orleans, Penn atravesó zonas anegadas para ayudar a las poblaciones afectadas. “Exhibiendo una mezcla de valentía, altruismo y temeridad”, trasladó a nado a gente atrapada en sus casas hacia zonas más elevadas, destacó la revista Vanity Fair.   

En 2012 estuvo en Pakistán para socorrer a las víctimas de otras devastadoras inundaciones.

A menudo, Penn ha desatado controversias. Fue duramente criticado por haber visitado Irak en diciembre de 2002. Dos meses después pagó $us 56.000 por la publicación de una columna en The Washington Post en protesta por la proyectada invasión estadounidense a ese país, que se concretaría en 2003 por iniciativa del presidente George W. Bush.

Niño mimado de sectores antiestablishment, se reunió en 2007 con el presidente venezolano Hugo Chávez, acérrimo adversario de Bush, en Caracas, y el cubano Raúl Castro le concedió la primera entrevista dada a un extranjero.

Hoy Penn es visto como uno de los mejores actores y cineastas. El director de Milk, Gus Van Sant, llegó a llamarlo “el Marlon Brando de nuestra generación”. Ganó su primera nominación al Oscar en 1995 por la película Dead Man Walking, en la que encarna a un detenido en el corredor de la muerte, y obtuvo nominaciones por Sweet and Lowdown (1999) y por su papel de padre con problemas mentales en I am Sam (2001). Cuando recibió el Oscar por su interpretación de Harvey Milk, el político homosexual de San Francisco asesinado por un colega, Penn defendió los derechos de los gays.

Un año antes, declaró al diario francés Le Monde que las temporadas de premios son habitualmente una ocasión “para recompensar la manipulación y el muy buen marketing”. Más recientemente, se movilizó para denunciar los efectos del cambio climático y estuvo en París en diciembre durante la COP21 de la ONU.

El cártel de Sinaloa vive pese a la recaptura

AFP / México

La recaptura del capo Joaquín El Chapo Guzmán significó un espaldarazo para el Gobierno mexicano, aunque el cártel de Sinaloa continúa con vida pese a haber perdido a su jefe, según analistas consultados por AFP.

Esta organización criminal, cuyos tentáculos alcanzan a todas las regiones del mundo, seguirá suministrándose de cocaína en Sudamérica, alimentando la adicción en EEUU y llenando sus arcas de efectivo.

“La recaptura no tendrá un impacto más significativo que la victoria moral”, dijo a la AFP Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA.

Para herir al cártel, el Gobierno debería ir sobre sus activos, intervenir cuentas bancarias y propiedades y limpiar toda la corrupción que ha ayudado a levantar esta empresa criminal, consideró el funcionario.

Raúl Benítez Manaút, experto en seguridad nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México, manifestó de su lado, que el cártel siguió operando normalmente durante los 17 meses que Guzmán estuvo en la cárcel.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia