Mundo

Latinoamérica, de la ilusión a la indiferencia por las elecciones de EE.UU.

La Razón Digital / Ana Mengotti, EFE / Bogotá

18:58 / 06 de noviembre de 2012

Las elecciones presidenciales que se celebran hoy en EE.UU. no han despertado en América Latina el mismo interés que las de 2008, cuando el entonces debutante Barack Obama, aspirante ahora a la reelección, generó esperanzas de un cambio en la relación de su país con sus vecinos del sur.

Cuatro años después de la elección del primer presidente negro de Estados Unidos, recibida con entusiasmo en Latinoamérica, el duelo electoral entre el demócrata Obama y el republicano Mitt Romney no levanta las mismas pasiones en la región, quizás, señalan los analistas, porque las esperanzas se vieron defraudadas o porque se considera que gane quien gane no habrá cambios significativos.

"En general, yo no creo que se puedan percibir cambios muy fundamentales respecto a América Latina" si el próximo Gobierno de Estados Unidos es diferente, aseveró hoy el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, en una entrevista con la emisora colombiana Caracol Radio.

Insulza sí cree, no obstante, que una victoria de Romney podría suponer cambios en la política estadounidense hacia Cuba debido a que el "lobby" cubano es "bastante influyente en el Congreso" y "fundamentalmente republicano".

Además de eso, ese "lobby" es anticastrista y contrario a todo lo que signifique relajar el embargo sobre Cuba, y por ello ha rechazado medidas tomadas por Obama como el levantamiento de restricciones a viajes y envíos desde EE.UU. a la isla.

En Cuba las autoridades no han hecho comentarios sobre estas elecciones y sobre lo que puede suceder si no gana Obama, al que el expresidente Fidel Castro alguna vez se refirió como "un fanático creyente del sistema capitalista imperialista impuesto por Estados Unidos al mundo".

Pero los más afectados si hay un nuevo inquilino de la Casa Blanca serían, según Insulza, los latinoamericanos que viven en EE.UU., pues "habría cambios" en "temas de legalización de migrantes ilegales y educación".

Además, "probablemente (Mitt) Romney estaría menos comprometido a adoptar una legislación migratoria", añadió Insulza en referencia a la reforma de las leyes relativas a la inmigración prometida por Obama en la campaña para las elecciones de 2008 y aun no concretada.

Según las encuestas, los hispanos de Estados Unidos, unos 51,9 millones de personas, un 16,7 % de la población, según el Censo de 2011, pueden ser determinantes para que Obama consiga la reelección.

Un 73 % de los hispanos tiene intención de votar hoy por Obama y un 24 % por Romney, según una encuesta de la empresa Latino Decisions publicada este lunes.

"Si los latinos acuden a la urnas en los niveles que estamos proyectando, le darían Nevada, Colorado, Florida y Virginia a Obama", cuatro estados clave para el resultado de la elección, según el investigador principal de Latino Decisions, Matt Barreto.

Al igual que Insulza, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, no vislumbra un horizonte de cambios en la relación EE.UU.-América Latina.

Funes, que llegó al gobierno apoyado por el exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), está dispuesto a llevarse bien con quien los estadounidenses elijan en las urnas.

"Tengo mis expectativas cifradas en que va a haber continuidad de los programas de gobierno y de la buena relación entre El Salvador y Estados Unidos independientemente de quien sea el vencedor en la contienda de este 6 de noviembre", declaró Funes el lunes.

Y agregó: "no nos podemos dar el lujo de no tener buenas relaciones con los Estados Unidos; son relaciones de carácter histórico, que se han ido enhebrando a través de los años y que difícilmente se pueden romper únicamente por un cambio de Gobierno".

En declaraciones que hoy recoge la prensa local, el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, subrayó que el próximo gobernante de Estados Unidos debe prestar mayor atención hacia Latinoamérica y le pidió medidas concretas para Guatemala.

"Esperaríamos que quien resulte electo le pueda dar seguimiento a la solicitud de concederle a los indocumentados guatemaltecos el TPS (Estatuto de Protección Temporal), y que paren las deportaciones masivas", resaltó.

Al analizar las consecuencias para Argentina de un cambio en la Casa Blanca en su portal Nueva Mayoría, el analista argentino Rosendo Fraga opina que "con una victoria de Romney, el escenario de la relación será más difícil".

Fraga considera que es más probable que los afectados por el cese de pagos de la deuda soberana del país suramericano en 2001 y que reclaman acciones contra Argentina tengan más eco en un presidente republicano.

Además, "es probable que un Presidente republicano tenga una política más hostil hacia (Hugo) Chávez -como ya lo anticipó Romney- y eso se daría en el mismo momento en que el gobierno argentino parece asumir cada vez más coincidencias con el modelo venezolano", subrayó Fraga.

Chávez, que ha considerado un "fraude" el Gobierno de Obama, afirmó hace ya un año que Mitt Romney "es un loco" que "de repente" puede convertirse en presidente de Estados Unidos, lo que supondría el regreso de la "extrema derecha al poder".

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia