Mundo

Macri sorprende, pugnará en histórico balotaje con Scioli

Argentina. El candidato de derecha obtenía ayer 35,73% de votos

resignación. Scioli ya develó la posibilidad de una segunda vuelta en su discurso tras la votación. Foto: AFP

resignación. Scioli ya develó la posibilidad de una segunda vuelta en su discurso tras la votación. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Buenos Aires

02:30 / 26 de octubre de 2015

El conservador Mauricio Macri dio la sorpresa en las elecciones presidenciales de ayer al aventajar por poco margen al favorito Daniel Scioli, el candidato oficialista, según los primeros cómputos. Ambos competirán en el primer balotaje de la historia argentina, el 22 de noviembre.

Cuando todos creían que el resultado estaba cantado, a la medianoche del lunes el búnker de Macri estalló en abrazos, globos y desconcierto al conocerse que superaba por dos puntos a Scioli en los primeros cómputos de la Junta Nacional Electoral.

Ambos aspirantes se acercaban a menos de un punto de diferencia (35,73%, Macri, y 35,17, Scioli) con el 73% del escrutinio, pero seguía siendo un batacazo para analistas y electores. Aún falta por escrutar el 45% de las mesas en la provincia de Buenos Aires, bastión de Scioli, área política clave por ser del tamaño de Italia y con casi 16 millones de habitantes.

Ninguno de los postulantes logró sumar el 45% de los sufragios, o el 40% y una diferencia de diez puntos sobre su rival segundo para ganar en primera vuelta los comicios presidenciales.

“Lo que ha sucedido hoy (por ayer) cambió la política del país”, dijo muy eufórico Macri, el empresario de derecha que es alcalde de Buenos Aires desde hace ocho años.

Algarabía. Antes de ponerse a bailar cumbia en la tarima, el candidato conservador apuntó que “los desafíos no son fáciles”, aunque afirmó entre una lluvia de globos que se tiene fe por lograr sus objetivos.

Casi seis horas después de que cerraran los centros de votación, todos los postulantes se refirieron a la segunda vuelta pero sin resultados oficiales.

“Convoco a todos los indecisos e independientes para alcanzar la victoria de todos los argentinos”, indicó Scioli, en un reconocimiento implícito de la segunda vuelta ante sus partidarios en el estadio Luna Park de Buenos Aires, su sede de campaña.

La elección pone fin a 12 años de gobiernos centroizquierdistas de los Kirchner, con el exmotonauta Scioli (58), gobernador de la provincia de Buenos Aires, delante de Macri (56), líder de la oposición, magnate empresario y alcalde de la capital.

Impedida por ley de presentarse a un tercer mandato y sin delfín, la presidenta Cristina Fernández (62) respaldó a Scioli, quien a diferencia de la Mandataria se inclina a la centroderecha y es amigable con los mercados y los grupos económicos.

Macri, ovacionado por sus partidarios, prometió a los que no lo votaron que se ganará su “confianza” y pidió el respaldo en el balotaje de los que sufragaron por los otros postulantes, incluso a los del progresismo socialdemócrata y la izquierda.

En tercer lugar se ubicó Sergio Massa (43), exjefe de gabinete de la mandataria saliente y diputado peronista de centroderecha, quien se tornó en virulento opositor del Gobierno. “En unas semanas volvemos a votar, y seguiremos luchando”, exhortó a sus militantes Massa, virtual árbitro.

La era que cierran estas elecciones se inició con el fallecido marido de la Presidenta, Néstor Kirchner (2003-2007). El matrimonio emergió con tinte izquierdista del default y la peor crisis histórica en 2001.

Los electores también renuevan un tercio del Senado, la mitad de los diputados y 11 de las 25 gobernaciones. Ninguna fuerza podrá tener la mayoría del Congreso. “No se puede subestimar el poder de Kirchner para imponer aún su fuerza en el Congreso”, explicó el politólogo Rosendo Fraga.

Inédita segunda vuelta

AcuerdoEl balotaje fue introducido en la reforma constitucional de 1994 en virtud del llamado Pacto de Olivos.

RetiroEn 2003, Carlos Menem desistió de ir a segunda vuelta con Néstor Kirchner, que al final fue el elegido.

Dos candidatos se viraron hacia el centro

Hay muchas coincidencias entre Scioli y Macri, más que todo en el deporte

EFE - Buenos Aires

Pese a sus diferencias, el oficialista Daniel Scioli y el conservador Mauricio Macri tienen mucho en común y que en sus campañas han dado un giro al centro.

Ambos tienen menos de 60 años, Scioli 58 y Macri 56; saltaron a la política desde el deporte; provienen de familias acomodadas; tienen experiencia en distritos del peso —la provincia de Buenos Aires y la capital—, y ambicionan la presidencia desde hace años.

Los dos son apasionados del fútbol, están casados con mujeres vinculadas al mundo de la moda, eran habituales de las revistas del corazón, presumen de un talante moderado y sus orígenes políticos se remontan al menemismo.

Sin embargo, mientras Scioli saltó del deporte al peronismo, Macri creó un partido con miembros de distintas fuerzas —incluidos peronistas— con el objetivo de romper el tradicional bipartidismo y llegar a la Casa Rosada.

Daniel Osvaldo Scioli, nacido en 1957 en el barrio porteño de Villa Crespo, es el ejemplo de político incombustible.

En 1986 comenzó a competir en motonáutica y tres años después, mientras corría en el río Paraná (Argentina), sufrió un grave accidente en el que perdió su brazo derecho. Pero retomó su carrera y conquistó ocho campeonatos mundiales de motonáutica.

Macri nació en la ciudad bonaerense de Tandil en 1959. Este ingeniero civil le debe su fama inicial y su fortuna al imperio fundado por su padre, el italiano Franco Macri. En 1995 fue elegido presidente de Boca Juniors.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia