Mundo

México captura a Omar Treviño ‘Z-42’, líder del cártel Los Zetas

El gobierno de Peña Nieto da otra estocada al crimen organizado

Jefe. Óscar Omar Treviño es escoltado por uniformados castrenses de México, tras ser capturado.

Jefe. Óscar Omar Treviño es escoltado por uniformados castrenses de México, tras ser capturado. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / México

00:48 / 05 de marzo de 2015

Fuerzas federales mexicanas detuvieron ayer a Omar Treviño, alias Z-42, líder del cártel de Los Zetas, asestando una nueva estocada a esta sanguinaria organización que impuso el terror en el país y logrando la segunda gran captura en una semana.

La detención de Treviño se logró “sin disparar ni un solo tiro, con mucha precisión, un trabajo de Inteligencia muy puntual y la participación de todas las autoridades”, informó en una conferencia Rodrigo Medina, gobernador del estado de Nuevo León.  

El Z-42 fue detenido la madrugada por elementos de la Policía Federal y del Ejército en San Pedro Garza García, uno de los municipios más ricos de México situado en la zona metropolitana de Monterrey (Nuevo León).

El capo, de 41 años, habría asumido el liderazgo del cártel tras la captura en julio de 2013 de su hermano Miguel Ángel Treviño, alias Z-40, uno de los capos más temidos en la llamada “guerra al narcotráfico” en México.

Su arresto llega poco después de otro gran golpe a los grupos del crimen organizado: la captura el viernes de Servando Gómez La Tuta, jefe del cártel Los Caballeros Templarios del estado de Michoacán (oeste), el capo más buscado de México en ese momento.

Violencia. Aunque Los Zetas se encuentran actualmente debilitados, la Fiscalía mexicana ofrecía por el Z-42 30 millones de pesos (cerca de $us 2 millones) y Estados Unidos otros $us 5 millones. “Con Omar Treviño cayó el último de los líderes sólidos de Los Zetas, aunque el problema grande ahora es que si se dividen en grupos esto puede llevar a más violencia por la competencia interna entre ellos”, indicó Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Exsicario del cártel del Golfo, Omar era despiadado y se habría jactado de haber matado personalmente a unas 1.000 personas, pero “no era tan temido como su hermano”, aseguró Vigil.

Los Zetas, creados a finales de la década del 90 por el entonces líder del cártel del Golfo Osiel Cárdenas, fueron inicialmente un selecto grupo de sicarios formado por militares de élite desertores, algunos de ellos entrenados antes por el Ejército estadounidense.

Esta organización, que estuvo al servicio del cártel del Golfo y se inspiró en crueles prácticas de los kaibiles guatemaltecos, se expandió desde el noreste hasta la frontera sur de México sembrando el terror sobre la base de decapitar, mutilar y colgar a sus víctimas en puentes, en escenas que acostumbraba a acompañar con mediáticos mensajes.

Cerca de 2010 Los Zetas rompieron relaciones con el cártel del Golfo y desataron una batalla a sangre y fuego en sus territorios para controlar el tráfico de drogas, de migrantes, robo de gasolina y otras actividades delictivas.

A Los Zetas se les tiene por los grandes potenciadores de la violencia durante la ofensiva militar lanzada por el expresidente Felipe Calderón en 2006, desde cuando se han cometido al menos 80.000 asesinatos y 22.000 desapariciones en México. Se les atribuye la matanza de 72 migrantes de Centro y Sudamérica en un rancho de San Fernando (Tamaulipas) en 2010.

Con la caída de los hermanos Treviño Wbaja la estrategia de exposición pública de Los Zetas y todo lo que habían sido de aterrorizar a la sociedad, con los descabezamientos y la sangre”, dijo Guadalupe Correa, directora del Departamento de Gobierno de la Universidad de Texas en Brownsville.

Correa cree que los Treviño pueden ser considerados jefes de sicarios, pero no las cabezas empresariales de esta organización que opera más allá de México. Señaló que la pugna entre el cártel del Golfo y Los Zetas, que había convulsionado ciudades fronterizas como Nuevo Laredo o Reynosa, cesó con un aparente pacto de control de territorios y división de actividades delictivas.

Desde su llegada al poder en 2012, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha descabezado a los principales cárteles, aunque los expertos advierten que esto ha generado la eclosión de grupos delincuenciales más pequeños dedicados a crímenes que afectan más a la población como extorsiones o secuestros.

Los capos detenidos desde 2014

Febrero 2014

Detienen a Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.

Septiembre

Hallan muerto a Aquiles Gómez, presunto hermano de Servando Gómez, La Tuta, jefe de Los Caballeros Templarios.

Octubre

Capturan a Mario Romero Rodríguez, al servicio de Los Caballeros Templarios.

Octubre

Abaten en un tiroteo a José Mendoza, El Parotas o El Niño, presunto jefe “templario” de sicarios.

Febrero 2015

Cae Servando Gómez, La Tuta, junto a su hermano Flavio Gómez.

El heredero del trono del grupo más sanguinario

EFE - México

Óscar Omar Treviño, alias el Z-42, ingresó desde muy joven en el mundo de la delincuencia y, al lado de sus hermanos, escaló hasta la cima del cártel de Los Zetas, el más sanguinario de México, y se convirtió en uno de los hombres más buscados del país.

El Z-42 heredó el liderazgo del grupo tras la captura de su hermano Miguel Ángel Treviño, alias el Z-40, el 15 de julio de 2013 en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo.

La familia Treviño llegó hasta la cúpula de Los Zetas tras la muerte de Heriberto Lazcano, alias el Lazca, en un enfrentamiento con la Marina en octubre de 2012.

Óscar Omar Treviño, quien nació el 26 de enero de 1974 en Nuevo Laredo (Tamaulipas), es uno de los hijos menores de una familia conformada por 13 hermanos.

“Desde muy joven era delincuente”, dijo el experto en temas de narcotráfico José Reveles, tras recordar que estuvo preso en Estados Unidos cuando aún era menor de edad.

Drogas. Se inició en las actividades criminales en Estados Unidos, vendiendo drogas a pequeña escala y robando junto con sus hermanos Miguel Ángel, José y Alejandro, hasta que en los años 90 ingresaron a Los Zetas, entonces brazo armado del cártel del Golfo. Los hermanos Treviño son los primeros líderes de Los Zetas que no son desertores del Ejército, señaló el especialista.

Y es que este grupo fue formado en 1999 por desertores del Ejército y tras más de una década como brazo armado del cártel del Golfo, en 2010 se independizó y comenzó una cruenta guerra con otras organizaciones por el control del territorio mexicano.

Al asumir en 2013 el liderazgo del cártel, responsable de las principales masacres del país, se movilizó hasta el noreste de México, donde ayer fue detenido. En Estados Unidos es acusado de introducir droga y dinero ilícito; mientras que en México, de delincuencia organizada y porte de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia