Mundo

Miles de españoles exigen referéndum en las políticas económicas del Gobierno

La manifestación denominada del 15-S son en contra de los recortes a la economía española. Se estima que 65.000 personas acudieron a la masiva marcha que confluyeron en la plaza de Colón.

La Razón Digital / El País

19:16 / 15 de septiembre de 2012

Los sindicatos y los colectivos sociales afectados por los recortes vaticinaron un otoño caliente. Este sábado prendieron la caldera de las movilizaciones con las marchas que confluyeron en una concentración en la plaza de Colón. Decenas de miles de personas (65.000 manifestantes, según la Delegación del Gobierno) han reclamado un giro en las políticas del Gobierno o un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre los recortes sociales y presupuestario y el rescate.

La movilización de este 15-S es, según los convocantes, un toque de atención: “La llave de la huelga general la tiene el Gobierno, la tiene el presidente del Gobierno. Dependerá de cómo responda a este clamor popular. A lo mejor es el desenlace inevitable”. Palabra de Ignacio Fernández Toxo, líder de CC OO.

Las marchas contra las políticas que está aplicando Mariano Rajoy partieron puntualmente a las diez y media de la mañana hacia la plaza de Colón, preparada desde primera hora para acoger la protesta. La manifestación convocada por la llamada Cumbre Social quería ser la respuesta de toda la sociedad contra la "fractura social sin precedentes" a la que llevan las políticas de recortes iniciadas por el PSOE en 2010 y multiplicadas por el PP este año, según reza la declaración pactada en la cumbre. Los convocantes alertan también de una "involución ideológica de carácter conservador" y de "síntomas preocupantes de autoritarismo político" en los últimos meses.

Las marchas han atraído a Madrid a miles de trabajadores de todos los puntos de España. La mayoría de ellos se han agrupado por colores en función del colectivo al que pertenecían. Decenas de autobuses los han acercado a Madrid.

Los convocantes de la marcha coincidieron en hacer una enmienda a la totalidad a las políticas que ha aplicado el Gobierno de Mariano Rajoy, a quien reclamaron su dimisión. Los manifestantes y quienes hablaron desde el escenario insistieron en que no sabían que era peor: si el hecho de que el Gobierno del PP esté haciendo todo lo contrario de lo que decía en su programa que iba a hacer o el que ahora está diciendo: que lo tiene que hacer porque ignoraba la situación del país. "No sé que es peor, que mientan o que no supieran la realidad del país", clamó el líder de UGT, Cándido Méndez.

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, han sido los intervinientes 'estrella' de la concentración convocada este sábado en la madrileña plaza de Colón por la Cumbre Social, y han aprovechado sus intervenciones ante cientos de miles de personas para recomendar al presidente, Mariano Rajoy, que escuche a los ciudadanos que se expresan "alto y claro" contra sus medidas de austeridad.

Pasado el mediodía, Méndez se ha encargado de abrir las intervenciones, afirmando que la imagen de la plaza de Colón es "muy contundente" y "no necesita ninguna explicación y justificación". "Aquí hay mucha gente que no se quiere resignar, que está hasta la coronilla. Nunca con tanta soberbia, con tantas malas artes, se había hecho tanto daño a la inmensa mayoría de la sociedad, porque sólo se protege a las élites económicas y financieras", ha criticado, acusando al Gobierno de comportarse con "arrogancia y prepotencia" en España y con "sumisión y servilismo" en Europa.

Antes de dar por concluida la concentración, otras dos representantes de colectivos sociales han leído un manifiesto conjunto de las 150 asociaciones convocantes, en el que las 900 organizaciones firmantes expresan "con una sola voz" su "profundo rechazo" a las políticas actuales y a la posibilidad de un rescate que conlleve más recortes, y exigen una reforma fiscal y más lucha contra el fraude.

Además, cuestionan "democráticamente la legitimidad del Gobierno" por aplicar un programa diferente al electoral y creen que una medida tan "trascendente" como un rescate "no puede tomarla el Ejecutivo por sí solo" sino que debe ser el pueblo en las urnas. "La ciudadanía debe tener la posibilidad de expresarse", insisten.

Finalmente, critican la "involución ideológica y de carácter neoconservador y confesional" que está impulsando el PP y alertan de la "ruptura social sin precedentes" que se puede provocar y de los "síntomas preocupantes de autoritarismo político" que ya se perciben.

La protesta se celebra en un momento de máxima tensión para el Gobierno, en compás de espera para pedir o descartar el rescate, con los mercados de especulación financiera al acecho y, de remate, en plena precampaña de las elecciones vascas y gallegas de octubre. Y llega cuatro días después de otra manifestación multitudinaria, la de la Diada en Barcelona, que ha llevado al Ejecutivo catalán a resucitar consignas secesionistas y presionar, así, para lograr un nuevo modelo de financiación más beneficioso para Cataluña. Una semana de protesta en la calle da inicio al otoño caliente que el Gobierno ya anticipó que tendría.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia