Mundo

Moscú se aferra a bombardeos pese al ataque del EI

Atentado. Dos obuses impactaron contra la embajada rusa, en Damasco

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Moscú

02:07 / 14 de octubre de 2015

Rusia está firme en sus planes de compaginar los bombardeos aéreos contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Siria con los esfuerzos para impulsar un arreglo pacífico al conflicto, pese al atentado perpetrado contra su embajada en Damasco.

“Si queremos ser eficaces y no solo disparar y lanzar misiles de crucero, y queremos lograr precisamente un arreglo político, entonces debemos animar (a negociar) a todas las fuerzas dentro del país”, aseguró el presidente ruso, Vladímir Putin.

Los dos obuses lanzados ayer por la mañana contra el recinto de su legación diplomática no ofuscaron al Kremlin, que siguió bombardeando las posiciones yihadistas en el país árabe al tiempo que recibía en Moscú al enviado especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Staffan de Mistura.

“Buscamos contribuir a la lucha contra el terrorismo, que es algo peligroso tanto para Estados Unidos como para Rusia, los países europeos y para todo el mundo, sin exagerar ni un ápice”, apuntó Putin. La aviación rusa, que ha redoblado sus misiones en territorio sirio, atacó 86 objetivos terroristas y ha, prácticamente, paralizado la línea de suministros de los yihadistas en cinco provincias.

Es la estrategia del “palo y la zanahoria” que defiende Putin desde el inicio de la campaña aérea en septiembre: expulsar a los yihadistas a base de bombardeos, y entonces que sean los sirios los que decidan su futuro. Putin criticó a EEUU por negarse a proporcionar datos sobre objetivos que sean “cien por ciento terroristas” en el país árabe.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia