Mundo

Mubarak fue absuelto por la muerte de manifestantes

Polémica. Más de 840 personas fallecieron en las revueltas de 2011

La Razón (Edición Impresa) / AFP / El Cairo

00:00 / 30 de noviembre de 2014

El expresidente egipcio Hosni Mubarak quedó libre el sábado del cargo de complicidad en la muerte de cientos de manifestantes durante la revolución de 2011 y de varios cargos de corrupción, pero seguirá en prisión cumpliendo otra condena.

Un tribunal de El Cairo desestimó la acusación sobre su responsabilidad en la sangrienta represión de las protestas que derrocaron su régimen y lo absolvió de las acusaciones de corrupción que pesaban en su contra. Pese a ello, Mubarak, quien dirigió el país con mano de hierro durante 30 años, continuará detenido en un hospital militar cumpliendo una pena de tres años por otro caso de corrupción. Para el abogado de Mubarak, Farid al Deeb, el veredicto “prueba la integridad” de su régimen. Sus dos hijos, Alaa y Gamal, juzgados junto a su padre, también quedaron absueltos por la prescripción de los delitos de los que se les acusaba.

En el exterior de la academia policial donde se celebraba el juicio, Mustafá Mursi, que perdió a su hijo Mohamed durante la revuelta de 2011, lamentaba la sentencia: “Este veredicto es injusto. La sangre de mi hijo se derramó en vano”. Unos 300 manifestantes se congregaron para denunciar el veredicto cerca de la emblemática plaza Tahrir, epicentro de la revuelta de 2011, gritando: “el pueblo exige la caída del régimen” o incluso “inocentaron al asesino, la sangre de nuestros hermanos fue regada en vano”. La Fiscalía y la acusación civil podrán apelar los veredictos en los próximas días.

Durante el proceso por la muerte de los manifestantes, siete altos responsables de seguridad, entre ellos el exministro de Interior de Mubarak, fueron declarados inocentes por el juez Mahmud Kamel al Rashidi. Mubarak, de 86 años, había sido condenado en junio de 2012 a cadena perpetua, pero la sentencia fue anulada por razones técnicas, lo que llevó a la realización de otro juicio, que comenzó en mayo de 2013.

Más de 840 personas fallecieron en los 18 días que duró la revuelta popular de 2011 contra el régimen de Mubarak, en la que los manifestantes le exigían que abandonara el poder, y la brutalidad policial y los abusos de las fuerzas de seguridad fueron precisamente una de las causas del levantamiento.

Un largo proceso judicial

Condena

Mubarak, de 86 años, había sido condenado en junio de 2012 a cadena perpetua por la muerte de más de 840 manifestantes durante las revueltas que lo derrocaron en 2011, pero la sentencia fue anulada por razones técnicas, lo que llevó a la realización de otro juicio, que comenzó en mayo de 2013. El veredicto estaba previsto para el 27 de septiembre pasado, pero el magistrado lo había aplazado aduciendo que no había tenido el tiempo suficiente para leer las 2.000 páginas del expediente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia