Mundo

Muere fiscal que acusó a Kirchner por el caso AMIA

Conmoción. Los resultados preliminares de la autopsia apuntan a la hipótesis de un suicidio

Protesta. Argentinos se volcaron a las calles para pedir que se esclarezca la muerte de Nisman.

Protesta. Argentinos se volcaron a las calles para pedir que se esclarezca la muerte de Nisman. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Buenos Aires

09:16 / 20 de enero de 2015

Argentina estaba ayer sumida en un terremoto político por la muerte de un disparo de Alberto Nisman, el fiscal que acusó a la presidenta Cristina Kirchner y al canciller Héctor Timerman de “encubrir” a Irán en la causa por el atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires. El fallecimiento de Nisman, por un disparo en su apartamento el domingo, parece un “suicidio”, expresó el secretario de Seguridad, Sergio Berni. La fiscal que indaga este caso, Viviana Fein, pidió “prudencia”.

La muerte se anunció el mismo día en que Nisman debía comparecer ante el Congreso para explicar su denuncia contra Kirchner y Timerman. Los resultados preliminares de la autopsia apuntaron a la hipótesis de un suicidio, informó un comunicado de la Fiscalía al precisar que “no hubo intervención de terceras personas”.

Fein aclaró que su colega murió por un solo disparo de un arma calibre 22, encontrada junto a su cuerpo en un lujoso edificio de Puerto Madero en la ciudad de Buenos Aires. Explicó que Nisman no dejó ni cartas ni testigos del hecho. Agregó que espera otros exámenes para poder descartar cualquier otra hipótesis.

“La muerte de Nisman no tiene de normal absolutamente nada”, dijo el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, al declararse “estupefacto”. Israel lamentó la muerte del fiscal, calificado como “valiente jurista”, y pidió a Argentina que prosiga con la investigación de la causa.

Nisman, de 51 años, acusó el miércoles a Kirchner, Timerman y otros funcionarios de haber tramado una “maniobra” para “encubrir” a Irán por su supuesta implicación en el atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994.

El cuerpo de Nisman fue hallado por su madre, tras ser contactada por sus custodios personales —diez agentes de la Policía en total— que alertaron a la familia ante su falta de respuesta a llamadas. El fiscal había sido designado en 2004 por el fallecido expresidente Néstor Kirchner como fiscal especial para la causa AMIA, un año después de que un juicio fuera anulado por irregularidades en la investigación.

Nisman, divorciado y padre de dos hijas, interrumpió sus vacaciones en España y viajó a Argentina la semana pasada para divulgar su denuncia. Él pedía que se indagara a Kirchner por haber favorecido la firma en 2013 de un Memorando de Entendimiento entre Argentina e Irán para poder interrogar a los acusados en un tercer país y avanzar en una causa estancada desde hace 20 años.

Además solicitó un embargo preventivo de bienes por 200 millones de pesos (unos 23 millones de dólares) de Kirchner, de Timerman y otros dirigentes. Según el fiscal, el gobierno de la actual Mandataria obedeció a su interés “por el petróleo iraní” para restablecer relaciones comerciales de Estado a Estado. El Gobierno calificó a Nisman de mentiroso y atribuyó su actuación a una operación de los servicios de Inteligencia.

Para el presidente de la agrupación judía DAIA, ayer “volvió a estallar la bomba de la causa AMIA” y consideró la muerte como una “catástrofe”.

La diputada opositora Patricia Bullrich afirmó que “un fiscal muerto antes de dar un informe al Congreso en una causa donde hay terrorismo internacional, me parece de una enorme gravedad”. Señaló que el sábado habló con Nisman por teléfono tres veces y le mencionó que recibió amenazas. El alcalde de la ciudad, Mauricio Macri, del partido PRO de derecha y precandidato a la presidencia para las elecciones de octubre, sostuvo que “si esta muerte termina en más impunidad es un desastre en lo institucional”.

El caso de la mutual AMIA

Hechos

En más de 20 años de investigación del atentado contra la mutual judía AMIA, en 1994, se acumularon 600 expedientes y más de 113.000 fojas.

Nulo

En 2003, el expresidente Néstor Kirchner anuló el juicio y nombró fiscal del caso a Alberto Nisman.

Proceso

Hay una solo argentino acusado, Carlos Telleldín, y varios exfuncionarios iraníes con pedido de captura internacional.

Un nuevo escenario político en año electoral

La inesperada muerte del fiscal Alberto Nisman es uno de los acontecimientos que más ha conmocionado a Argentina desde el retorno de la democracia y dibuja un nuevo escenario político de consecuencias imprevisibles en un año marcado por una apretada carrera electoral.

Aunque el informe preliminar de la autopsia confirma que falleció a consecuencia de un disparo en la sien procedente de la pistola que apareció bajo su cuerpo, en el baño de su vivienda, y que no hubo participación de terceros en su muerte, la sombra de la duda planea sobre la investigación.

Después de ocho años de trabajo, el fiscal de la causa del atentado contra la mutual judía AMIA concluyó que Irán planificó el ataque y Hezbullá lo perpetró y llegó a denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el acuerdo alcanzado con Teherán en 2013 implicaba un encubrimiento de los sospechosos del ataque que dejó 85 muertos en 1994.

Una denuncia sin precedentes que el fiscal tenía previsto detallar ayer ante un grupo de legisladores en una comisión parlamentaria sostenido por grabaciones de conversaciones telefónicas recogidas en 300 CD. Tras la demanda, Nisman había confiado a algunos periodistas en los últimos días que su propia vida estaba en juego en este proceso. Su muerte ha puesto a Cristina Fernández en el ojo del huracán una vez más y ha entrado de lleno en la agenda política.

Autorizan publicar informes

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, ordenó ayer desclasificar información de Inteligencia relacionada con la investigación del atentado contra la mutual judía AMIA de 1994, solicitada la semana pasada por el fiscal de la causa, Alberto Nisman, que murió de un disparo el domingo.

La Presidencia argentina informó en un comunicado que el secretario de Inteligencia (SI), Óscar Parrilli, notificó ayer a la jueza federal María Servini de Cubría que, por “expresa instrucción de la Presidenta de la Nación”, autorizó desclasificar la información de Inteligencia solicitada por Nisman.

El fiscal fallecido hizo el pedido en su denuncia vinculada a la causa AMIA y a la firma del Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán de 2013. Parrilli recordó que Nisman “había librado oficios a la Secretaría Presidencial requiriendo la desclasificación de la identidad, las acciones, los hechos y circunstancias correspondientes al personal de Inteligencia que surge del producido de las intervenciones telefónicas de los abonados” a cuatro números telefónicos detallados en la circular.

Nisman debía declarar ayer ante la Comisión de Legislación Penal del Congreso, sobre las pruebas que le sirvieron para acusar a Kirchner, y a su canciller Héctor Timerman, entre otros, de encubrir a Irán.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia