Mundo

El Nobel de la Paz es para una decaída Unión Europea

Aporte. Seis décadas de paz, democracia y derechos humanos

Info Nobel de la paz.

Info Nobel de la paz.

AFP / Bruselas

00:32 / 13 de octubre de 2012

El Nobel de la Paz ocurre en un momento de enormes desafíos para la Unión Europea (UE), acorralada por una prolongada crisis económica y retos diplomáticos que hacen temblar los cimientos de un proyecto que se gestó hace más de 60 años.

La UE y las instituciones que la precedieron en su formación “contribuyeron durante más de seis décadas a la paz y la reconciliación, a la democracia y a los derechos humanos”, dijo el presidente del Comité Nobel, Thorbjoern Jagland, en Oslo (Noruega).

El Nobel “es una distinción que debería haberse otorgado hace tiempo”, estimó Jean-Dominique Giuliani, presidente de la Fundación Robert Schuman, que lleva el nombre del político francés que en mayo de 1950, cinco años después de finalizar la Segunda Guerra Mundial, declaró la creación del pilar del proyecto europeo.

La UE, señaló, “trajo la paz a un continente devastado por guerras, en el que se vivieron horrores que culminaron en el siglo XX con dos ideologías totalitarias y dos conflictos mundiales terribles (...), gestó algo que no existía en la historia de la humanidad, la unificación pacífica de un continente” basada en el pacto franco-alemán para poner punto final a las guerras”.

Pasaron más de 60 años de la declaración Schuman y 55 años del Tratado de Roma de 1957 que sentó la base jurídica de la UE. En un principio fueron seis países (Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Alemania y Luxemburgo). Hoy son 27 los que integran el bloque. La UE logró “superar las guerras y divisiones”, destacó su presidente Herman Van Rompuy.

Situación. Sin embargo, el reconocimiento coincide con una prolongada crisis económica, una recesión y desempleo que se agravan en los países del sur, y que tienen a países como Grecia y España contra las cuerdas. Son cada vez más los países europeos que se desgarran entre las medidas de austeridad impuestas por Bruselas y el profundo malestar social que dejan en sus ciudadanos.

“Es un premio realmente extraño y más en este momento de crisis y controversia sobre las políticas económicas y financieras de la Unión Europea”, opinó Mariano Aguirre, director del Centro de paz NOREF, basado en Oslo.

Los dirigentes europeos repiten hasta el cansancio que sólo más Europa, basada en los pilares de una unión fiscal, bancaria y política federalista salvará al continente y evitará el hundimiento del proyecto, en medio de una corriente de euroescepticismo que no deja de ganar adeptos.

En ese contexto, este galardón representa un balón de oxígeno. Es “un premio más que merecido. Ojalá sirva de reflexión a los que convierten a Europa en blanco de críticas inmerecidas”, opinó el vicepresidente de la Comisión Europea y encargado de Competencia, el español Joaquín Almunia.

Un estímulo a economía de la zona

La concesión del Premio Nobel de la Paz a la UE fue acogida con honor por las instituciones europeas e interpretada como estímulo al euro y a la unión política europea por algunos líderes de la zona, como la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, entre otros. Merkel calificó la decisión de “maravillosa” y destacó su carácter de “impulso al euro”, como idea que va más allá de la mera “unión monetaria”. Rajoy dijo que el galardón es un “estímulo” para avanzar en la unión política, económica y monetaria europea. EFE

Delegación en Bolivia destaca cooperación

Tras ser premiados ayer con el premio Nobel de la Paz, la delegación de la Unión Europea (UE) en Bolivia destacó la cooperación con el país en las áreas de desarrollo sostenible, lucha contra el narcotráfico, y gestión sostenible de recursos naturales.

De acuerdo con datos de la UE, el actual programa de cooperación 2007-2013 —de desarrollo de relaciones políticas, económicas— incluye 234 millones de euros ($us 303,1 millones) para la creación de oportunidades económicas sostenibles  para la población y el apoyo a la lucha contra la producción y el tráfico ilícito de drogas mediante el desarrollo integral y la racionalización de la producción de coca. El 75% de este programa se ejecuta bajo la modalidad de apoyo presupuestario al Tesoro General de la Nación sobre la base de compromisos de resultados.

“Se prevé que la cooperación para el siguiente periodo será aún mayor”, expresa un comunicado de la delegación europea. Este apoyo constituye un acuerdo de confianza mutua con el Gobierno boliviano y está alineado con el Plan Nacional de Desarrollo. La UE “trabaja también en directa cooperación con la sociedad civil en programas de desarrollo democrático, promoción de derechos humanos, empoderamiento de mujeres y comunidades indígenas”, se indica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia