Mundo

ONU denuncia encarcelación excesiva por parte de Brasil

Informe. Naciones Unidas teme que los próximos eventos deportivos en ese país agraven la tendencia

Favelas. Policías brasileños llevan detenido a un civil en Río.

Favelas. Policías brasileños llevan detenido a un civil en Río. INFOSURHOY.COM

AFP / Brasilia

00:02 / 29 de marzo de 2013

El grupo de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias denunció ayer la encarcelación excesiva en Brasil, que principalmente sufren los pobres, y expresó temores de que los casos se agraven ante los eventos deportivos previstos en el país.

“Brasil es uno de los países con más presos del mundo, hay 550 mil personas en las cárceles, y lo que es más preocupante es que 217 mil de éstos están a la espera de juicio”, denunció el grupo tras visitar numerosos centros de detención del país. El problema proviene en parte de una cultura judicial que ordena la detención como primer recurso, incluso en casos de delitos menores.

Los representantes de la ONU dijeron que defensores de los derechos humanos están preocupados debido a que las detenciones podrían aumentar ante el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río.

“Hay un temor ante dos eventos en los que Brasil y todos los países (...) tratan de mostrar su mejor cara. Lo hacen todos, y eso puede llevar a que se aumenten las detenciones”, recordó el chileno Roberto Garretón.

En sus conclusiones preliminares, los representantes denunciaron que como resultado del exceso de encarcelamientos, “los centros de detención en Brasil están usualmente superpoblados; en algunos casos, el número de detenidos excede la capacidad en 100%”.

Y eso con un acceso a la justicia “severamente deficiente”: quienes pueden pagar un abogado privado, consiguen evitar la cárcel, acelerar los procesos o pagar la fianza, pero no los pobres, en un sistema que lleva meses y hasta años para que el detenido llegue a juicio. “La gran mayoría de la población en las prisiones es pobre, los que no pueden pagar abogados privados”, y dependen de defensores públicos que, a veces, acumulan cientos de casos, expresó Vladimir Tochilovsky.

Sistema. Esta situación empeora en el caso de las comunidades indígenas, cuya población encarcelada aumentó el 33% en años recientes. En febrero, el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Joaquim Barbosa, dijo que Brasil cuenta con uno de los sistemas penales más proclives a la impunidad entre los países emergentes. “No hay sistema penal en países con el mismo nivel de desarrollo de Brasil, tan blando como éste y que opere tan a favor de la impunidad”.

Con unos 194 millones de habitantes, Brasil tiene más de medio millón de presos distribuidos en 1.100 cárceles, la mayoría administradas por los estados. Un estudio del Consejo Nacional de Justicia, un órgano regulador, reveló que hasta 2011 el 43% de los presos no habían recibido sentencia.

Policía de Río se entrena

Armados hasta los dientes, los policías de choque avanzan agachados, protegiéndose con escudos e ignorando gritos de manifestantes agresivos mientras lanzan bombas lacrimógenas y balas de caucho. Pero no es una protesta verdadera, sólo un entrenamiento para el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Casi 50 policías civiles del Batallón de choque y guardias municipales de Río de Janeiro realizaron un curso en “control de multitudes” con la Policía española, entrenamiento que terminó con la simulación de un disturbio civil al que asistió la AFP.

“Ha sido extremadamente provechoso para la planificación y el desarrollo de acciones que realizaremos cuando lleguen los grandes eventos” previstos en la ciudad: la Copa Confederaciones en junio, el Mundial en julio de 2014 y los Juegos Olímpicos en agosto de 2016, dijo el capitán Gilberto Martins, comandante de la unidad de control de multitudes del batallón de choque de la policía militar de Río.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia