Mundo

Obama asume con el reto de dejar su sello en EEUU

La ceremonia será repetida hoy ante 800 mil personas en las escalinatas del Capitolio, lo que recuerda hasta qué punto la política es espectáculo de masas. Esta es una jornada, esencialmente, de celebración.

Barack Obama presta juramento para un segundo mandato. Infografía: La Razón

Barack Obama presta juramento para un segundo mandato. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / El País / Washington

00:18 / 21 de enero de 2013

Barack Obama inició ayer formalmente su segundo mandato tras prestar juramento ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, en una ceremonia privada en el salón Azul de la Casa Blanca.

Empieza, por tanto, el periodo en el que el primer Presidente afroamericano de EEUU deberá construir su legado, basado en un ambicioso programa de transformaciones sociales y económicas para la modernización del país.

La ceremonia será repetida hoy ante 800 mil personas en las escalinatas del Capitolio, lo que recuerda hasta qué punto la política es espectáculo de masas. Esta es una jornada, esencialmente, de celebración.

En las calles de Washington había el sábado una mayoría de negros porque, coincidiendo, además, con el día de Martin Luther King, esta es una gran fiesta para esa comunidad, que se pregunta cuándo tendrán otra oportunidad de ver a alguien de su raza en ese podio. Todo el país puede celebrar también el hecho de que esta es la 57 toma de posesión de forma ininterrumpida, es decir, dos siglos y medio de democracia sin paréntesis.

Pero las urgencias de la vida cotidiana suelen dejar en segundo plano esos hitos históricos. EEUU eligió en noviembre a Obama como presidente para que resolviese los problemas que hoy tiene el país y lo equipase adecuadamente para el futuro, y eso es lo que Obama tratará de hacer para pasar a la historia como uno de los grandes.

EEUU ha cambiado mucho en los últimos cuatro años, no tanto por la capacidad resolutiva de Obama, sino por la fuerza de la demografía y del impulso renovador consustancial en el ser humano. El país es hoy más diverso, más abierto y más progresista. Hispanos y asiáticos han ganado posiciones en la política y en la economía. Las mujeres han acelerado su avance hacia la igualdad. Como demuestran las encuestas, los estadounidenses son hoy mucho más receptivos al control de las armas de fuego, al respeto a los derechos de los homosexuales, al esfuerzo para controlar el cambio climático, al entendimiento pacífico con otras naciones.

Al mismo tiempo, se ha reducido la influencia política de los blancos y, con ello, ha descendido el apoyo a la pena de muerte o a la discriminación racial, ha bajado el número de afiliados a iglesias organizadas y el apoyo al uso de la fuerza en la política exterior. La ambición por el éxito y el dinero, parte indivisible del carácter estadounidense, está matizada por la criminalización de grandes fortunas.

Le corresponde a Obama trasladar ese estado de la opinión pública a propuestas precisas para la modernización del país. Una está ya en marcha, la de la prohibición de las armas.

Presencia latina

El evento marcará un hito en la historia de EEUU con la inclusión de tres latinos: la jueza del Tribunal Supremo Sonia Sotomayor tomará el juramento del vicepresidente Joe Biden; el cubanoestadounidense nacido en España, Richard Blanco, leerá un poema, y el reverendo Luis León ofrecerá la bendición final.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia