Mundo

Obama limita espionaje de la NSA; vigilancia se mantiene

Informe. EEUU condiciona restricción a la seguridad nacional y da 60 días para resolver almacenamiento de datos

Info cronología caso Snowden.

Info cronología caso Snowden.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Washington

00:54 / 18 de enero de 2014

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer restricciones a la vigilancia de las comunicaciones que realiza la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en sus siglas en inglés), pero aclaró que mantendrá esa actividad como herramienta en la lucha antiterrorista.

En un esperado discurso, Obama indicó no obstante que este “nuevo abordaje” implica que ya no se interceptarán las comunicaciones de jefes de Estado y de los gobiernos considerados amigos y aliados. El centro de los cambios es el compromiso presidencial de poner fin a la recolección de metadatos (datos que describen otros datos) telefónicos.

“He dejado claro a la comunidad de inteligencia que, a menos que haya un claro propósito de seguridad nacional, no vamos a monitorear las comunicaciones de jefes de Estado. Necesitamos un nuevo abordaje, por eso ordené una transición que eliminará al programa de recolección de metadatos como existe actualmente”, anunció.

Los programas de vigilancia fueron puestos en marcha tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos. El Mandatario señaló que utilizan el espionaje precisamente para cuidar la seguridad nacional.

Asimismo, pidió al secretario de Justicia, Eric Holder, y a la propia NSA  elaborar en 60 días una alternativa para almacenar los datos obtenidos con anterioridad. Agregó que se implementarán mecanismos para proteger la privacidad de los ciudadanos extranjeros, cuyos datos y comunicaciones hayan sido interceptados por la agencia.

Obama resaltó que los servicios de inteligencia de todos los países del mundo realizan el espionaje, razón por la que sostuvo que no pedirán disculpa alguna “por la mayor eficiencia de sus servicios secretos”.

El conjunto de propuestas, según Obama, representa la búsqueda de un compromiso entre las demandas de los defensores de las libertades civiles, que consideran inconstitucional la recolección de datos, y las resistencias a cualquier cambio en la comunidad de los servicios de inteligencia.

Añadió también que serán necesarios varios años para tener una dimensión correcta de los daños provocados por las revelaciones del exanalista de NSA, Edward Snowden, quien dejó al descubierto el sistema de EEUU.

“La forma sensacional en que esas revelaciones fueron realizadas arrojan más sombras que luces, al tiempo que revelan métodos para nuestros adversarios que podrían impactar nuestras operaciones en una forma que posiblemente no comprendamos por completo por muchos años”, afirmó.

Las revelaciones de Snowden, prófugo de la justicia de EEUU y temporalmente asilado en Rusia, hicieron estallar uno de los mayores escándalos internacionales de 2012 porque dejaron en evidencia una gigantesca red global de recolección de datos e interceptación de comunicaciones.

El espionaje se extendió a teléfonos personales de líderes considerados aliados del país norteamericano, como la canciller del gobierno alemán, Angela Merkel; la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; o el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto.

Millones de mensajes

Operación

La NSA recoge a diario casi 200 millones de mensajes de texto de teléfonos móviles en todo el mundo, una operación secreta que comparte con el espionaje británico, asegura ayer el diario The Guardian, a partir de las revelaciones de Snowden.

Assange: ‘No habría reforma sin Snowden’

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, manifestó tras el anuncio que el presidente Barack Obama se vio “arrastrado” por el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden para reformar los programas de espionaje.

“Está claro que el presidente no estaría hablando hoy (ayer) si no hubiese sido por Edward Snowden y otros informantes antes que él”, aseguró Assange en una entrevista con CNN. A su juicio, Obama no presentó reformas de “calado” en la estructura del espionaje estadounidense y consideró que dijo “un montón de mentiras, como que la NSA nunca abusó de su poder”.

“Es vergonzoso que un jefe de Estado hable de esa manera durante 45 minutos, sin decir prácticamente nada”, afirmó. Asimismo, lamentó que en el discurso de Obama no se hablara de restricciones a las leyes secretas que permiten las acciones de espionaje internacional o sobre la necesidad de protección para las empresas estadounidenses de internet, que, según las revelaciones de Snowden, son vulnerables a la NSA.

El fundador de WikiLeaks, responsable de la filtración de cientos de miles de detalles secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y de cables diplomáticos, afirmó que Snowden responderá a Obama la próxima semana desde Rusia.

Assange se encuentra refugiado desde junio de 2012 en la Embajada de Ecuador en Londres para evitar responder ante la justicia sueca sobre un caso de supuesto abuso sexual, que él ve como excusa para extraditarlo a EEUU y ser juzgado por filtraciones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia