Mundo

Occidente brindó por Putin y le advirtió sobre el caso sirio

Las potencias occidentales admitieron ayer la victoria en las presidenciales de Vladimir Putin, aun con irregularidades, pidiéndole al mismo tiempo que la Federación Rusa cambie su posición con Siria.

Diplomacia. El primer ministro Vladimir Putin choca su copa y recibe felicitaciones por la elección del domingo, que lo lleva de nuevo al Kremlin como presidente.

Diplomacia. El primer ministro Vladimir Putin choca su copa y recibe felicitaciones por la elección del domingo, que lo lleva de nuevo al Kremlin como presidente. Foto: AFP

La Razón / AFP y EFE / LONDRES y MOSCÚ

01:57 / 06 de marzo de 2012

En su primera reacción desde el anuncio de la victoria del expresidente y primer ministro ruso, Estados Unidos llamó a Rusia a investigar de manera "independiente" las eventuales “irregularidades” denunciadas por la oposición y la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).  Washington dijo estar dispuesto a trabajar con Putin tras la ratificación de los resultados, según el Departamento de Estado.

Un poco antes, la Unión Europea se limitó a "tomar nota" de la "neta victoria" del futuro presidente ruso, en un comunicado de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que "alienta" a Moscú a "solucionar las lagunas" del proceso electoral. La jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, llamó a Vladimir Putin "para desearle éxito en su próximo mandato, ante todo en los desafíos" de Rusia, indicó el portavoz de la Canciller recordando que "Alemania y Rusia son socios estratégicos".

Interlocutores.  "Nos gustaría ver estos temas resueltos más adelante, pero es claro que esta elección desembocó en un resultado decisivo", declaró un portavoz del primer ministro británico, David Cameron.   El canciller francés, Alain Juppé, también estimó que la victoria de Putin no dejaba dudas "a pesar de las críticas" y que sería el interlocutor de Francia "para los próximos años".

Al mismo tiempo, las potencias occidentales pidieron al nuevo poder ruso que evolucionara sobre el tema sirio. Para Catherine Ashton, Rusia, gran respaldo de Bashar al Asad, presidente sirio, tiene ahora que "reconocer la necesidad de un nuevo poder" en Siria.  "Querría quizás lanzar un llamado al nuevo presidente Putin para que, una vez que pasen las elecciones, pueda revisar la política rusa con respecto a Siria", dijo Alain Juppé.

Los aliados de Rusia, parias de la comunidad internacional para las potencias occidentales, como Damasco o Teherán, felicitaron cálidamente al vencedor. En su mensaje, el Jefe de Estado sirio destacó "en su nombre y en nombre del pueblo sirio" la "notable elección" que ganó Putin.

Londres teme la toma de Malvinas

El general británico Julian Thompson, que fue destacado comandante durante la guerra de las Malvinas en 1982, cree que hoy Gran Bretaña no podría defender las islas. En otras palabra, las perdería si las fuerzas argentinas tomaran la base aérea.

En unas declaraciones publicadas ayer por el diario londinense The Times, Thompson —a cargo de la brigada de los Royal Marines y los paracaidistas durante el conflicto armado— sostuvo que su país no podría proteger las islas porque no cuenta con un portaaviones, ya que el Gobierno británico dispuso recortes en el área de Defensa.

TENSIÓN. Las afirmaciones del general salen publicadas en momentos de un aumento de la tensión en las relaciones entre el Reino Unido y Argentina por la reclamación territorial argentina sobre las islas del Atlántico.

Sin el control de la base aérea —que está en el este de las islas—, la única manera que tendría el Reino Unido de enviar refuerzos sería por mar (como lo hizo la exprimera ministra Margaret Thatcher en 1982), pero en esta ocasión el país no tiene portaaviones, explicó el general Thompson.  "Tienes que llevar tu propio apoyo aéreo y no puedes hacerlo sin un portaaviones. Fin de la historia", recalcó.

El general cree que la presidenta argentina, Cristina Fernández, hace todo lo posible para forzar al primer ministro británico, David Cameron, a dialogar sobre la soberanía de las Malvinas, que Buenos Aires reclama desde enero de 1833.

La tensión entre los dos países se agravó en 2011, cuando los países del Mercosur (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil) acordaron vetar el ingreso a sus puertos de barcos con bandera de las islas del Atlántico Sur. Al malestar argentino sumó, este año, el envío de un buque de guerra al Atlántico Sur.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos