Mundo

PC de Cuba, dirigido por la vieja guardia, se reúne para renovarse

Objetivo. 4 comisiones afianzan el concepto de que ‘no hay ideología sin economía’

Festejo. El viernes en la noche, en La Habana, los jóvenes cubanos celebraron el natalicio del héroe José Martí.

Festejo. El viernes en la noche, en La Habana, los jóvenes cubanos celebraron el natalicio del héroe José Martí. Foto: AFP

La Razón / AFP, EFE - La Habana (Cuba)

01:01 / 29 de enero de 2012

El Partido Comunista de Cuba (PCC) comenzó ayer un inédito cónclave de dos días en busca de un “cambio de mentalidad” para superar los “métodos burocráticos” y los “dogmas y criterios obsoletos” que frenan las reformas económicas del presidente Raúl Castro.

En esta primera conferencia o congreso extraordinario, 811 delegados tienen la compleja tarea de renovar al partido único que desde hace medio siglo gobierna la isla, inmersa en una reforma que ha abierto espacio a la iniciativa privada, aunque el Estado todavía controla más del 90% de la economía.

Encabezada por Raúl Castro, primer secretario del PCC, la apertura de la reunión estuvo a cargo de José Ramón Machado Ventura, segundo secretario, y luego los delegados comenzaron a sesionar en cuatro comisiones, dijo el sitio oficialista Cubadebate.

   El cónclave, que culminará hoy, tiene el “propósito esencial” de “acelerar el desarrollo de la sociedad y afianzar los Lineamientos Económicos y Sociales aprobados en el VI Congreso (del PCC, en abril de 2011), a partir del concepto de que no hay ideología sin economía”, publicó ayer el diario oficial Granma.

“Lo primero que estamos obligados a modificar en la vida partidista es la mentalidad (...), al estar atada a dogmas y criterios obsoletos”, dijo Raúl Castro, citado por Granma.

“O rectificamos o nos hundimos y hundiremos el esfuerzo de generaciones enteras”, dijo Raúl en agosto, al advertir que el PCC también debe abandonar los “métodos burocráticos” para “preservar” el socialismo.

El cónclave debe decidir un centenar de propuestas, que van desde promover a más jóvenes, mujeres y negros a posiciones de poder en el único país comunista de Occidente, a abrir las puertas del Gobierno, del PCC y del Ejército a los homosexuales, que fueron perseguidos tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

También debe resolver una propuesta de Raúl Castro de limitar a un máximo de diez años el tiempo para ocupar un cargo de poder en el Gobierno y el Partido, incluidos los que él ejerce: Presidente de Cuba y Primer Secretario del PCC.

“La adopción de límites de mandato dinamizaría la movilidad ascendente de cuadros más jóvenes, lo que implica la ventilación de nuevas ideas dentro del sistema”, dijo a la AFP el analista Arturo López-Levy, experto en temas cubanos de la Universidad de Denver, Estados Unidos.

Raúl, de 80 años, ha reconocido como una “vergüenza” que no esté preparada una generación de relevo, por lo que el Partido y el Estado siguen dominados por la “vieja guardia”: de los 15 miembros del selecto Buró Político del PCC escogidos en el VI Congreso, sólo tres tienen menos de 65 años.

La conferencia, que se desarrolla en el Palacio de las Convenciones de La Habana, tiene potestad para cambiar dirigentes del Partido, pero este tema no fue incluido en el “documento base” de discusión, publicado en octubre. Tampoco está en debate que el PCC renuncie al monopolio del poder ni abandone sus principios marxista-leninistas.

A comienzos de enero, los 811 delegados analizaron las propuestas, luego de que fueran debatidas en 65 mil reuniones de células del PC, que tiene 800 mil militantes en un país de 11,2 millones de habitantes.

Originalmente, las propuestas eran 96, pero en estos debates fueron modificadas 78 y agregadas otras 5, según Granma. También buscan impulsar el uso de las tecnologías de la información para exponer la “verdad” de Cuba, país donde el escaso debate público se desarrolla en blogs y redes sociales de internet y estimular “un periodismo de investigación”.Sobre la prensa y cuadrosanálisis

Los 811 delegados trabajarán en cuatro comisiones para analizar los métodos de trabajo del partido, su labor política e ideológica, la política de cuadros y las relaciones del PCC con su filial juvenil y el resto de las organizaciones de masas en el país.prensaUn día antes de este evento, el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, dijo que “Cuba necesita prensa revolucionaria no oficial”, “que permita una mirada crítica” para “poder enfatizar en las lagunas, los errores, los problemas, decir descarnadamente lo que pasa” en la isla.

Indiferencia en calles de La Habana

Más de 30 personas consultadas por la agencia EFE afirmaron no estar pendientes de esa reunión

EFE - La HabanaEn las calles de La Habana, los cubanos vivieron ayer ajenos, indiferentes y sin grandes expectativas ante la primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), evento que será clausurado este domingo.

Más de 30 personas consultadas por EFE en la capital cubana afirmaron no estar informadas ni pendientes del desarrollo de esa reunión, en la que los comunistas cubanos evaluarán asuntos como la modificación de los métodos de trabajo.

De los pocos entrevistados que sí dijeron estar al tanto de la conferencia, las opiniones se dividen entre quienes esperan que el gobernante PCC se “conecte” más con las necesidades de la población, y quienes creen que será una reunión que no resolverá los problemas prácticos del país.

Carlos Lorenzo, de 49 años, afirmó que no tiene expectativa alguna con la inédita Conferencia del Partido Comunista, se mostró pesimista y dijo que “hay problemas políticos que no se plantearán ni se resolverán”, sin precisar cuáles.

Por su parte, un entrevistado de 71 años, que prefirió el anonimato, aseveró que el mayor reto del PCC será “lograr que las actividades partidistas se enfoquen a las necesidades reales de la población”.

“Que el partido mejore su trabajo y se relacione directamente con las masas en este momento significativo para el desarrollo social y económico del país, porque el partido es el que dirige a la sociedad en Cuba y sin él no se camina”, advirtió.

Yanisley, de 18 años y estudiante de la Universidad Pedagógica de La Habana, opinó que efectivamente los jóvenes y las mujeres deberían tener “más voz y voto” en todos los niveles del país.

“Los jóvenes tenemos expectativas nuevas y más visión de futuro”, consideró Yanisley, tras mostrar su interés por las conclusiones de la reunión comunista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia