Mundo

Países europeos y EEUU revisan alertas y elevan la seguridad

Obama revisará los últimos datos de Inteligencia sobre los atentados en Francia

Controles. Agentes de la Policía francesa realizan inspecciones en la frontera con España, ayer.

Controles. Agentes de la Policía francesa realizan inspecciones en la frontera con España, ayer. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Redacción Internacional

02:14 / 15 de noviembre de 2015

Varios países europeos y Estados Unidos revisan sus niveles de alerta y medidas de seguridad tras la oleada de atentados en París (Francia), que causaron al menos 127 muertos y centenares de heridos, y que fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El Gobierno francés, que decretó el viernes el estado de emergencia, también dio competencias a los prefectos para que establezcan el toque de queda si consideran que hay riesgos para el orden público. Igualmente, podrán decidir sobre el cierre de salas de espectáculos y bares o suspender manifestaciones públicas, indicó ayer el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

Cazeneuve explicó que en París y en los departamentos limítrofes se han suspendido “todas las manifestaciones públicas” hasta el jueves, y en el resto de la región hasta el lunes. Agregó que en el restablecimiento del control de fronteras participan países europeos vecinos, a los que Francia pidió intensificar las verificaciones de las personas que entran por avión, tren o carretera.

Asimismo, la Policía alemana reforzó su presencia en la frontera con Francia, aunque por el momento no se han establecido controles de pasaportes ni en las carreteras ni en los aeropuertos. El Reino Unido aumentará la presencia policial en los puertos y aeropuertos, así como en eventos que se realicen en los próximos días.

El asistente del comisario de la Policía Metropolitana de Londres, Mark Rowley, indicó que la amenaza terrorista en el Reino Unido permanece como “muy posible”, el segundo nivel más alto, pero cree que se puede aumentar tras los ataques en París.

El Gobierno de Italia decidió elevar el nivel de alerta y convocó a una reunión urgente del Comité Nacional de Orden y Seguridad Pública, que es presidido por el primer ministro, Matteo Renzi. El aumento de los controles de seguridad afectará especialmente a Roma y Milán, y la alerta máxima a todo el territorio.

El Gobierno de Bélgica decretó su nivel máximo de alerta para todo evento público, por la cantidad de personas que reúnen, entre ellas encuentros deportivos y actos oficiales. La Policía tiene la orden de implementar “registros sistemáticos” a la entrada de este tipo de acontecimientos. El primer ministro belga, Charles Michel, confirmó que el país permanece “en alerta”.

Reunión. El primer ministro holandés, Mark Rutte, anunció una mayor vigilancia y controles fronterizos, sobre todo en lo que respecta al tráfico relacionado con Francia. El Gobierno español mantiene el nivel de alerta antiterrorista, declarado desde el 4, pero reforzado en algunas áreas, indicó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

La autoridades de Suiza informaron que aumentaron los controles fronterizos y la presencia policial en las estaciones de tren. Los países de Europa central y del este reforzaron las medidas de seguridad, una decisión que se toma en medio de la crisis de refugiados y que les afecta, dado que son lugar de tránsito diario de miles de personas que huyen de los conflictos de Oriente Medio.

El Gobierno de Hungría, que en septiembre y octubre selló sus fronteras con Serbia y Croacia para detener el flujo de personas que buscan asilo en el norte de Europa, anunció la alerta de seguridad por amenaza terrorista. Croacia puso a sus servicios de seguridad en máxima alerta.

Eslovaquia, que al igual a otros países de la región es reacio a aceptar una cuota de reparto de refugiados en toda la Unión Europea (UE), indicó que arrestará a todo aquel que entre de forma ilegal. En Bulgaria, la titular del Interior, Rumyana Bachvarova, dijo que se aumentaron las medidas de seguridad y el control en las fronteras.

El presidente estadounidense, Barack Obama, convocó ayer a su Consejo de Seguridad Nacional. Fuentes de la Casa Blanca, citadas por medios locales, aseguraron que el objetivo del encuentro es “revisar los últimos datos de Inteligencia relacionados con los ataques en París”.

Líder chií condena los ataques

Chiitas

El líder del grupo chií libanés Hizbulá, jeque Hasán Nasralá, condenó, en su nombre y en el de su organización, los ataques terroristas que golpearon París, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI). El grupo chií constituye una de las principales ramas del islam. Nasralá ofreció “apoyo humanitario”.

Dos bolivianos sobreviven en el Bataclan

Guiomara Calle

Dos bolivianos que residen en París (Francia) lograron escapar ilesos del teatro Bataclan, el principal escenario del atentando contra el país europeo, según relataron ambos en su cuenta de Facebook. La Embajada de Bolivia en Francia informó que no hay compatriotas entre las víctimas.

“Mis amigos y yo logramos salir y estamos sanos y salvos. Tuvimos mucha suerte. Gracias a todos por sus mensajes de apoyo. Mi corazón está con la gente que se quedó atrás. Les pido a todos, no dejemos que el miedo y la intolerancia se impongan! (sic)”, escribió Rodrigo O. en su cuenta de la red social.  El otro boliviano fue Carlos G., quien posteó “muchas gracias a todos por sus mensajes!! Ya estoy en mi casa, sano y salvo (sic)”.

Ambas personas asistieron al Bataclan, una sala de conciertos en la que tocaba el viernes la banda norteamericana Eagles of Death Metal y donde se registró un centenar de muertos. La Razón intentó contactar a los connacionales, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Al respecto, el embajador de Bolivia en Francia, Jean Paul Guevara, informó vía telefónica que se conoce que ambos bolivianos están bien, pero que aún no se tiene la constancia de que hayan estado en dicho atentado para confirmarlo. Resaltó la importancia de guardar las identidades.

Registro. El representante diplomático indicó que hasta el momento no se reportaron bolivianos entre las víctimas de los atentados que dejaron más de 120 muertos y 300 heridos, según los reportes. El autodenominado Estado Islámico se atribuyó los ataques.

“Por ahora, afortunadamente, no tenemos ningún reporte, pero todavía las cosas se están desarrollando, aún no terminan. Hay mucha gente herida en los distintos hospitales y a pesar de haber pedido listas, todavía hay lugares sin acceso”, señaló Guevara.

Agregó que la embajada instaló una “oficina de crisis” con cinco líneas telefónicas que funcionan las 24 horas para recibir cualquier reporte que involucre a bolivianos y para permanecer en contacto con autoridades francesas. En ese país residen al menos 3.5000 compatriota, y 2.500 de ellos viven en París.  En tanto, en Bolivia, la Policía reforzó la seguridad en la Embajada de Francia, ubicada en la calle 8 de Obrajes (zona Sur).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia