Mundo

El Papa arriba a Cuba y anima a profundizar relaciones con EEUU

A su llegada a La Habana, Francisco abogó por la reconciliación en el mundo ante una ‘atmósfera de tercera guerra mundial’; Raúl Castro agradeció la intercesión

La Razón (Edición Impresa) / EFE / La Habana

00:00 / 20 de septiembre de 2015

El papa Francisco animó ayer a Cuba y Estados Unidos a “continuar avanzando” en la normalización de sus relaciones y a “desarrollar todas sus potencialidades”. Al recibirlo en La Habana, el presidente Raúl Castro agradeció la intercesión papal.

“Estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Es un proceso, un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo”, dijo el Pontífice en el acto de recepción en el Aeropuerto Internacional José Martí de la capital cubana.

 El Papa animó a los responsables políticos de ambos países “a continuar avanzando” por este camino “como prueba del alto servicio que están llamados a prestar a favor de la paz y el bienestar de sus pueblos, de toda América, y como ejemplo de reconciliación para el mundo entero”.

“El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial a trozos que estamos viviendo”, indicó Francisco.

En su discurso de bienvenida, el mandatario de Cuba, Raúl Castro, agradeció al Pontífice su apoyo en el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, un “primer paso en el proceso hacia la normalización de los vínculos entre ambos países que requerirá resolver problemas y reparar injusticias”.

“El bloqueo, que provoca daños humanos y privaciones a las familias cubanas, es cruel, inmoral e ilegal, debe cesar”, recordó.

 Además del fin del embargo, el gobernante cubano también demandó la devolución del “territorio que usurpa la base naval de Guantánamo”, “justos reclamos”, que, según dijo, son compartidos por los pueblos y “la mayoría de los gobiernos del mundo”.

Francisco, el tercer pontífice que visita Cuba en 17 años, llegó ayer a la isla en la primera etapa de un viaje que después le llevará a Estados Unidos, dos países en proceso de normalización de sus relaciones y en cuyo acercamiento el Papa tuvo un papel crucial.

En su primera alocución en la isla caribeña, el Pontífice destacó que este año se cumple el 80 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y el Vaticano, y recordó los “inolvidables viajes apostólicos” que cursaron al país caribeño sus predecesores Juan Pablo II (1998) y Benedicto XVI (2012).

Al principio de su discurso y tras agradecer la acogida en Cuba, Francisco pidió al presidente Castro que transmita sus “sentimientos de especial consideración y respeto a su hermano Fidel”, el expresidente del país, de 89 años y retirado del poder desde 2006. Es la gira más larga de su pontificado, de ocho días, que consignará tres jornadas en Cuba y el resto, en Estados Unidos, desde el 22 de septiembre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia