Mundo

El Papa indulta a ‘Paoletto’, su exmayordomo

El papa Benedicto XVI, en un acto calificado de paternal, indultó ayer a su exmayordomo Paolo Gabriele, condenado el 2 de octubre a 18 meses de cárcel por haber sustraído documentos secretos del Vaticano.

Visita. Benedicto XVI se reunió personalmente con Gabriele.

Visita. Benedicto XVI se reunió personalmente con Gabriele. Foto: AFP

La Razón / AFP y EFE / Ciudad del Vaticano

00:00 / 23 de diciembre de 2012

El papa Benedicto XVI, en un acto calificado de paternal, indultó ayer a su exmayordomo Paolo Gabriele, condenado el   2 de octubre a 18 meses de cárcel por haber sustraído documentos secretos del Vaticano.

“El Santo Padre fue a ver personalmente a Paolo Gabriele”, tres días antes de Navidad, dijo el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano. “El Pontífice lo visitó en la prisión, para confirmarle su perdón y comunicarle en persona que había acogido favorablemente su demanda de indulto, borrando así la pena que le había sido infligida”, precisó.

“Se trata de un gesto paternal del Santo Padre hacia una persona con la que el Papa compartió durante varios años una cercanía vital”, explicó el sacerdote Lombardi. Posteriormente, Gabriele recobró de inmediato la libertad y se dirigió a su domicilio, donde residen su mujer y sus tres hijos.

Sin embargo, en su comunicado oficial, el Vaticano indicó que el exmayordomo “no podrá reanudar su trabajo ni seguir residiendo en el Vaticano”. La Santa Sede “confía en la sinceridad de sus disculpas” y lo ayudará “a recuperar una vida serena con su familia”, aludiendo a su posible integración en una congregación de la Iglesia Católica.

Laico, de 46 años, Gabriele trabajaba al servicio del papa Benedicto XVI desde 2006 hasta su detención el 23 de mayo. El exmayordomo era un em-pleado modelo que consideraba necesario denunciar los escándalos en el Vaticano para ayudar a la Iglesia a volver por “el buen camino”, según las investigaciones.

Casado y padre de tres hijos, Paoletto ha sido descrito como un hombre piadoso y discreto, un poco cerrado, y sin mucha iniciativa personal en el trabajo. 

Encargado de preparar las prendas de vestir de Benedicto XVI, y siempre a su lado en el papamóvil, Paoletto lo cubría con un paraguas cuando llovía.

ROBOS. Sin embargo, al mismo tiempo, Paolo Gabriele sustraía y copiaba docenas de documentos secretos que transmitía fuera del Vaticano.

El exmayordomo explicó al fiscal Nicola Picardi que actuó “porque el Santo Padre no era debidamente informado” sobre lo que sucedía a su alrededor.

Durante el juicio, estimó que el Papa podría estar “manipulado”.

Apasionado del esoterismo y del espionaje, el involucrado coleccionaba miles de artículos de periódicos. Durante los registros, los gendarmes encontraron en su casa una increíble cantidad de papeles sobre Benedicto XVI, las rivalidades en el Vaticano, el banco del Papa IOR (Instituto para las Obras de Religión), pero también sobre la logia masónica ilegal P2, casos de espionaje, esoterismo, yoga o budismo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia