Mundo

El Papa realiza un retiro espiritual al cumplir un año

Francisco recordará los 365 días de su pontificado sin ningún acto previsto y con un tiempo dedicado especialmente a Dios. Cardenales cuentan  los detalles de la votación

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Vaticano

02:33 / 13 de marzo de 2014

El papa Francisco pasará el primer aniversario de su pontificado en un retiro espiritual, fuera del Vaticano, y no hay ningún acto previsto que recuerde aquella tarde, cuando Jorge Bergoglio fue elegido tras un cónclave breve y cuyos secretos se han ido poco a poco desvelando.

Mientras Francisco está desde el domingo retirado en Ariccia (a 30 kilómetros de Roma), junto con el resto de cardenales y obispos de la Curia para una semana de oraciones y reflexiones durante la Cuaresma, aquel “Hermanos y hermanas, buenas tardes” que resonó en la Plaza de San Pedro, a las 20.24 (15.24 hora boliviana) del 13 de marzo, se escucha desde hace días en medios de comunicación.

Al cónclave se llegaba tras intensos debates entre los cardenales, a los cuales se pedían cambios, transparencia y colegialidad tras los últimos escándalos que habían salpicado a la Curia de Roma y un Papa que había renunciado ante las luchas intestinas.

La primera votación de los purpurados llegó a las 19.41 (12.41 hora boliviana) del martes 12 de marzo y la “fumata negra” salió de la chimenea colocada en la Capilla Sixtina.

“Entre los cardenales se había difundido un sentimiento antiitaliano que no sé de dónde provenía y que no comparto, pero que había contagiado incluso a los mismos italianos”, explicó el cardenal peruano y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, a la página religiosa Vaticaninsider.

En el libro Francisco. Vida y revolución, de la periodista argentina Elisabetta Pique, se revela cómo en esta primera votación el cardenal Angelo Scola resultó el más votado con 30 preferencias, pero por sorpresa apareció con 25 votos Jorge Bergoglio, quien ya había recibido gran apoyo en el cónclave que eligió a Benedicto XVI.

Aquella tarde, los cardenales cenaron recordando las palabras de Bergoglio durante las reuniones anteriores al cónclave, en las que repetía con insistencia la necesidad de que la Iglesia “tenía que salir de sí misma”, que estaba “enferma” y que incluso “Jesús se encontraba encerrado dentro y estaba llamando a la puerta porque quería marcharse”, explicó el arzobispo de Lyon, el cardenal Philippe Xavier Ignace Barbarin.

Son varios los cardenales que anónimamente contaron cómo la quinta votación tuvo que ser anulada, pues alguno de los purpurados introdujo en la urna, por error, además de su voto la otra cartulina en blanco que se les daba por si se equivocaban.

Finalmente, Bergoglio consiguió más de los dos tercios necesarios, cerca de 90 votos, se explican en varios libros publicados este año, y un gran aplauso resonó.Decisión. El Arzobispo de Buenos Aires, como él mismo relató, estaba sentado entre su amigo el arzobispo emérito de Sao Paulo, el cardenal Claudio Hummes, y el portugués José Da Cruz Policarpo.

“Cuando los votos llegaron a los dos tercios y los cardenales aplaudieron, él (Hummes) me abrazó, me besó y me dijo: ‘No te olvides de los pobres’”, relató el mismo Bergoglio para explicar su elección del nombre Francisco, el santo de la pobreza, de la paz y de la defensa de la Creación.

El cardenal Hummes contó recientemente en un documental para la RAI cómo en la llamada “Habitación de las lágrimas”, donde se dice lloran mientras se visten los papas recién elegidos, se empezaron a ver las primeras señales de Francisco cuando éste no quiso ponerse la “muceta roja” de los pontífices, la cruz de oro o los zapatos rojos que tenían ya preparados para salir al balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro.

“Salió de la capilla así, con sencillez, con sus zapatos negros con los que había llegado de Buenos Aires. No se sentó en el trono que se tenía preparado y se quedó de pie para abrazar uno a uno a todos los cardenales, con una espontaneidad maravillosa”, recordó Hummes.

Tras su elección volvió a la residencia de Santa Marta en el minibús con el resto de los cardenales,  donde se quedó a vivir como Papa, dejando atrás los departamentos lujosos para un pontífice. Había llegado el sorprendente Francisco a la Iglesia.

Catolicismo ‘se pone de moda’

Desde sus sencillas frases hasta su ruptura de las reglas del Vaticano, Francisco “puso de moda ser católico” durante su primer año. Tal vez no disfrute su estatus de “superestrella”, pero sin duda sabe cómo seducir a la multitud y se hizo querer más, al cuidar de los pobres y cambiar radicalmente el enfoque de la Iglesia hacia la misericordia en lugar de la moralización. Las expectativas son altas para su segundo año, según un análisis de Associated Press.

Las anécdotas sobran

EFE

Si el papa Francisco telefonea un día a su casa, desconfíe, pero no tanto. Bergoglio cumple hoy un año de su elección, un periodo en el que su voluntad de cercanía a las personas lo llevó a protagonizar anécdotas que sorprenden.

Antes de trasladarse a su nueva estancia, Francisco se dirigió a los incrédulos administradores del hospedaje Casa Pablo VI, donde se había alojado durante el cónclave, para pagar por la habitación que había ocupado, a pesar de que éstos se negaban a cobrársela.

Pronto, durante sus primeros días como papa, Bergoglio comenzó a destacar por la que ha sido una de sus aficiones fuera de protocolo más recurrentes: llamadas telefónicas.

El portero de la Compañía de Jesús, a la que pertenece Francisco, fue el primero que escuchó su voz al otro lado del teléfono, preguntando si le podía poner en contacto con el superior general de la orden.

“Buenos días, soy el papa Francisco, quisiera hablar con el Padre General”, dijo el argentino, a lo que el portero, según revelaron más tarde los propios jesuitas, a punto estuvo de responderle: “Y yo soy Napoleón”.

Desde entonces también han recibido su llamada un quiosquero de Buenos Aires, a quien le pidió que no le guardase más el periódico, o a un joven italiano de 19 años que le envió una carta.

En España, las Carmelitas de Lucena (Córdoba), por encontrarse rezando, a punto estuvieron de perder la llamada de Bergoglio para desearles una buena salida de 2013.

“¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender?”, es el mensaje que dejó en el contestador el Pontífice, con quien sí pudieron hablar unas horas más tarde, según confirmó la madre superiora.

Francisco aprovecha las audiencias generales de los miércoles para acercarse a la gente.

La Iglesia gestiona la visita del Papa a Bolivia

José Fuentes

Al cumplir un año de pontificado de Francisco, el primer papa latinoamericano, uno de los principales voceros de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), padre José Fuentes, habló sobre la personalidad del Sumo Pontífice y su cercanía con la región. Además, dio detalles sobre las gestiones que comenzó la Iglesia Católica para la llegada del Papa a Bolivia. El religioso explicó sobre los procedimientos necesarios para este objetivo y mencionó la probabilidad de que el máximo representante del Vaticano arribe al país en 2015.  

Guiomara Calle

— ¿Cómo evalúa el primer año de pontificado de Francisco?

— Primero, nos causó alegría y sorpresa a todos por ser el primer papa latinoamericano, es alguien que está más cerca de nosotros. Es amigo íntimo de los obispos de Bolivia. Se puede percibir que necesitábamos un papa así, uno que hace una vuelta fuerte al evangelio.

— ¿Qué lo hace diferente a otros pontífices?

— Creo que cada papa ha sido especial y diferente. Para nosotros Juan Pablo II fue muy importante porque estuvo en Bolivia y fue la primera vez que un papa vino al país. El papa Benedicto XVI es un gran intelectual, pero Francisco nos sorprendió porque ha llevado al Vaticano la sencillez de la iglesia latinoamericana. Él abraza a la gente y rompe protocolos a cada rato.

— ¿Cómo se dio la donación del Pontífice a los damnificados del país?

— En Bolivia, el representante del Santo Padre es el Nuncio Apostólico (Giambattista Diquattro), que hizo la petición al Papa al ver la situación de los damnificados del país, y él hizo la generosa contribución.

— (El padre José enseña una foto de él junto al Papa). ¿Cuándo lo conoció y cómo es él?

— Tuve la gran suerte de participar, junto a monseñor Jesús Juárez, en una eucaristía celebrada por el Papa en junio de 2013, en la casa de Santa Marta (Roma). Él es un hombre del evangelio; cuando tiene que predicar se transforma, le pone pasión, convicción y una fuerza increíble que logra transmitir.

— ¿Francisco le habló del país?

— Él conoce muy bien Bolivia, (sobre todo) a nuestro cardenal Julio Terrazas; de hecho, nos dijo a monseñor Juárez y a mí “cuiden al Cardenal” porque el Papa conoce sus problemas de salud.

— ¿Es cierto que el Sumo Pontífice visitará pronto Bolivia?

— Al Papa se le ha hecho oficialmente una invitación por parte de la Conferencia Episcopal. El año pasado, el secretario general, monseñor Eugenio Scarpellini, ha llevado en nombre de los obispos (bolivianos) la invitación, que es un primer requisito para su llegada. Después, cuando nuestro presidente Evo Morales le visitó, también le invitó a venir. Lo que no hemos conseguido todavía es una reunión entre el Gobierno y la Iglesia para coordinar.

— ¿Qué faltaría para este paso?

— Se le ha mandado una carta al Mandatario pidiéndole esta reunión y no ha habido respuesta hasta este momento; sería muy importante, para lograr una visita del Papa, que hubiera este acuerdo entre ambos ya que eso daría mucha fuerza a la petición.

— ¿Cuál es el procedimiento o qué se necesita para su arribo?

— Si un Gobierno no lo invita, el Papa no viene. Pero él ya fue invitado por las dos partes: Presidente y Conferencia Episcopal. Tampoco vendría en un año electoral como éste, el Santo Padre no querría interferir para nada en esos asuntos.

— Se decía que esa visita podría darse en 2015, ¿es verdad?

— Este año está descartado y el siguiente podría ser; los pasos que hay que dar están dados. Lo que hace falta es la coordinación para enviar una invitación conjunta, manifestando el acuerdo. También hay que buscar una ocasión especial, en julio de 2015 tenemos el V Congreso Eucarístico en Tarija; pero sinceramente no creo que el tiempo alcance para preparar todo.

— ¿Por qué?

— Porque una visita del Papa necesita mucha preparación, no es solo el hecho de la llegada, sino todo lo que se debe organizar con anterioridad. Cuando vino Juan Pablo II se hizo preparativos en Bolivia tres años antes, por eso es que dio mucho fruto. Hay que hacer mucho y 2015 está muy cerca.

Nace el barrio Papa Francisco

EFE - Buenos Aires

El papa Francisco ya tiene su barrio entre los pobres de Buenos Aires, en Argentina, aquellos a los que visitaba con asiduidad mientras ejerció su labor pastoral como arzobispo de la capital argentina, y quienes ahora reclaman un hogar digno.

“Elegimos entre todos los vecinos el nombre del barrio porque nos sentimos muy identificados con el Papa, ya que él conoce bien las necesidades de toda la gente que vive en la pobreza”, aseguró Marcelo, uno de los habitantes que conviven en el lugar.

Unas 3.500 personas, en su mayoría familias jóvenes con un mínimo de dos hijos y de nacionalidad argentina, boliviana y paraguaya, principalmente, han hecho de esos terrenos su hogar con la esperanza de que las autoridades cumplan con la ley dictada en 2005, por la que la zona debería haber sido urbanizada.

Por ello, los vecinos del barrio Papa Francisco enviarán una carta al Santo Padre —quien en diciembre de 2013 reclamó públicamente viviendas dignas para todas las familias sin techo— explicándole su “lucha”, para que luego, “a través de una voz tan autorizada como la de él”, llegue a casi todo el mundo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia