Mundo

Polémica por servicio militar crece por informe de maltratos

El ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, comunicó ayer que el sorteo de 12.500 jóvenes de entre 18 y 25 años se efectuará el 19 de junio . Quienes sean elegidos para esta obligación militar, dijo, gozarán de todos los beneficios en su servicio a la patria, incluida la educación.

La Razón / Wálter Vásquez / La Paz

00:27 / 06 de junio de 2013

La polémica sobre la entrada en vigencia de una ley que determina el retorno del servicio militar en Perú se intensificó ayer con el anuncio del Gobierno de sortear el ingreso de 12.500 jóvenes a las fuerzas armadas y un informe sobre la deserción de 26.000 voluntarios por maltratos.

Según El Comercio, la norma señala que el sorteo se realizará con base en datos del Registro Nacional de Identificación y estado Civil, será publico y se hará en presencia de un notario público “cuando el número de seleccionados voluntarios exceda o sea menor al requerido por las instituciones armadas para cubrir las necesidades de personal para el servicio militar acuartelado”.

El ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, comunicó ayer que el sorteo de 12.500 jóvenes de entre 18 y 25 años se efectuará el 19 de junio . Quienes sean elegidos para esta obligación militar, dijo, gozarán de todos los beneficios en su servicio a la patria, incluida la educación. 

Sin embargo, el Gobierno no habría tomado en cuenta un preocupante informe de la Defensoría del Pueblo que revela que desde 2009 hasta marzo de este año 26.004 jóvenes abandonaron el servicio militar, pese a que ingresaron voluntariamente a los cuarteles. Estos jóvenes peruanos están sometidos a procesos en el Tribunal Militar Policial por el delito de deserción.

Observaciones. De acuerdo con el documento, el 68% de los soldados llevados a juicio abandonó su base militar por sus apremiantes necesidades económicas, las cuales empeoraron mientras prestaban su servicio militar.

El estipendio que les brinda el Gobierno, en promedio de 300 soles ($us 110) e inferior a los 750 soles ($us 275) del salario mínimo nacional; el no poder continuar con sus estudios porque no tienen el permiso de sus superiores ni recursos económicos suficientes; el ser obligados a comprar en las cantinas de los jefes militares (bazares donde se venden alimentos, útiles de aseo y prendas de vestir) insumos que deberían ser entregados de forma gratuita; y el verse forzados a comprar sus uniformes, botas e implementos de aseo porque la dotación del Estado llega tarde o no se entrega, son algunas de las observaciones encontradas en el informe, según el diario peruano.

El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, dijo que el reglamento de la Ley de Servicio Militar “tiene un carácter discriminatorio y desnaturaliza su carácter voluntario”, ya que según una controvertida disposición de la flamante ley, quienes resultan convocados por sorteo pueden eludir esta obligación mediante pago de una multa de 1.800 soles (unos $us 660).

Otro punto cuestionado es que los jóvenes que estudian en universidades están exceptuados, pero no aquellos que estudian carreras técnicas en institutos, según informó AFP.

Respuesta oficial a las críticas

El Gobierno peruano defendió la Ley del Servicio Militar y su reglamento, señalando que establecen incentivos para los jóvenes voluntarios. Además, indicó, en el país existen 800.000 jóvenes “que no estudian ni trabajan y podrían encontrar espacio en las fuerzas armadas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia