Mundo

Policía toma favelas de Río de Janeiro en manos de narcos

Operativo. Participaron 1.500 uniformados, blindados, helicópteros

Ocupación. Integrantes de la Policía Militarizada ingresan el domingo a la favela Manguinhos, donde no encontraron mayor resistencia.

Ocupación. Integrantes de la Policía Militarizada ingresan el domingo a la favela Manguinhos, donde no encontraron mayor resistencia. Foto: AFP

EFE / Río de Janeiro, Brasil

00:00 / 15 de octubre de 2012

La Policía del estado brasileño de Río de Janeiro ocupó el domingo el complejo de favelas de Manguinhos, uno de los más peligrosos de la ciudad, que era controlado por narcotraficantes y en el que funcionaban locales de venta y consumo de drogas.

Las fuerzas públicas también ocuparon las favelas de Mandela, Varginha y Jacarezinho, en la zona norte de Río de Janeiro y en la última de los cuales funcionaba el mayor “crackódromo” de la ciudad, como son conocidas las plazas en que se vende y consume crack, un derivado de la cocaína con alto poder destructivo para la salud.

En las ocupaciones, anunciadas el pasado viernes y que fueron realizadas sin prácticamente ninguna resistencia, participaron 1.500 uniformados, entre policías y fusileros navales, y contaron con el apoyo de helicópteros y de 13 blindados de la Marina, según la información de la secretaría de Seguridad Pública de Río de Janeiro.

Los miembros de las fuerzas de seguridad entraron en las barriadas pobres hacia las 05.00 horas (04.00, hora boliviana) y utilizaron excavadoras mecánicas para retirar las barreras que los narcotraficantes utilizaban para bloquear los accesos a las favelas.

Los primeros en penetrar la favela Manguinhos fueron los integrantes del Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada, el cuerpo de élite de la Policía de Río de Janeiro, que para el operativo usaron vehículos blindados para llegar rápidamente a los locales estratégicos y controlarlos. Jacarezinho, en cambio, fue ocupada por miembros de la Policía Civil.

OCUPACIÓN. Con excepción de algunos fuegos de artificio con que los narcotraficantes anuncian la llegada de los uniformados y de esporádicos disparos, las favelas fueron ocupadas sin ningún enfrentamiento.

El gobierno regional de Río de Janeiro pretende instalar en las favelas recuperadas el domingo Unidades de Policía Pacificadora (UPP), como son conocidos los cuartelillos permanentes con que las autoridades recuperan áreas antes dominadas por grupos criminales, entre ellos narcotraficantes.

La instalación de las UPP forma parte de una exitosa política de seguridad pública iniciada por el gobierno de Río de Janeiro en 2008 para expulsar a las bandas de narcotraficantes de las favelas de la ciudad antes de la realización del Mundial de Fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016.

Esta política, que ha reducido significativamente los índices de violencia y criminalidad de Río de Janeiro, ha sido considerada como modelo para otras naciones de la región por organizaciones multilaterales.

Hasta el momento la Policía ha instalado sus cuartelillos en 28 favelas o conjuntos de barriadas pobres, incluidos el Complexo do Alemao, que era el principal fortín del Comando Vermelho, la mayor organización criminal de Río de Janeiro, y la Rocinha, la mayor favela de territorio brasileño.

Seguridad para el mundial

Deportes

La ciudad de Río de Janeiro será la sede del Mundial de Fútbol 2014 y de los Juegos Olímpicos 2016. Los operativos buscan brindar seguridad a la ciudad.

Tiempo

El operativo en las favelas duró aproximadamente 20 minutos, sin enfrentamientos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia