Mundo

Presidente iraní ofrece diálogo a occidente y cambios internos

El nuevo presidente de Irán, el clérigo chií moderado Hasan Rohaní, reiteró ayer, al tomar posesión, que tratará de mantener unas relaciones constructivas con el resto del mundo, mejorar la situación económica y resolver la cuestión nuclear.

Clérigo Chií asume mandato

Clérigo Chií asume mandato

La Razón (Edición impresa) / EFE / Teherán

01:33 / 05 de agosto de 2013

El nuevo presidente de Irán, el clérigo chií moderado Hasan Rohaní, reiteró ayer, al tomar posesión, que tratará de mantener unas relaciones constructivas con el resto del mundo, mejorar la situación económica y resolver la cuestión nuclear.

Rohaní, que juró el cargo ante el Parlamento de la República Islámica para los próximos cuatro años, recordó en su intervención a las mujeres, discriminadas y dependientes de los varones en Irán, y dijo que su gobierno intentará “atender sus demandas de derechos” y “crear oportunidades iguales” para ambos sexos.

 En su discurso, el clérigo chií, que llegó a la Presidencia respaldado por los reformistas del régimen, reiteró las ideas que ha mantenido desde que presentó su candidatura y, respecto a las relaciones exteriores, recalcó que Irán mantendrá “una interacción constructiva y en pie de igualdad” con el resto del mundo.

“La transparencia es la llave para abrir las puertas de la confianza” con los demás países, dijo Rohaní.

Sanciones. Con relación a las sanciones internacionales impuestas a Irán por su programa atómico, en especial de Estados Unidos y la Unión Europea,  insistió en que “no se puede vencer a los iraníes sometiéndoles a sanciones o amenazándoles con la guerra”. “Irán nunca ha buscado la guerra con el mundo y nos centraremos en refrenar a los belicistas”, indicó en referencia a las advertencias de Estados Unidos e Israel de usar la fuerza militar contra los iraníes para frenar sus actividades nucleares.

 En la cuestión del programa nuclear iraní “tiene que haber un diálogo desde una posición de igualdad”, insistió, y apostilló: “Si quieren una respuesta adecuada, no nos hablen con el lenguaje de las sanciones, sino con un lenguaje de respeto”. Algunos gobiernos, con el de Washington a la cabeza, creen que el programa nuclear iraní puede tener una vertiente militar, lo que ha propiciado las sanciones que estrangulan la economía de Irán.

Sobre la política de Oriente Medio, en la que Teherán, entre otras cosas, es el principal aliado del régimen sirio del presidente Bachar al Asad, en contra de la postura de occidente y la mayor parte de los países árabes, Rohaní aseveró que “la república islámica de Irán busca paz y estabilidad en la zona”.

“Irán es el ancla de la estabilidad en la región”, agregó el nuevo gobernante iraní. Además afirmó que “no pretendemos cambiar los límites (de los estados) o los gobiernos, pues el régimen político de cada país depende del deseo de su propio pueblo”.

 En Irán, defendió el cambio y dijo que, para promoverlo, lo han elegido los iraníes: “El pueblo quiere un cambio y mejoras, la gente quiere mantenerse alejada de la pobreza y la discriminación, quiere tener dignidad y vivir en un ambiente libre, espiritual y racional”. Para mejorar la situación económica, pidió a los responsables públicos que se unan “en la lucha contra la corrupción” y por un mejor uso de los recursos nacionales.

 A la investidura, de acuerdo con los organizadores, han acudido representantes de 50 países y organismos internacionales. El presidente saliente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, cuya elección para su segundo mandato en 2009 fue tachada de fraudulenta por la oposición reformista, y que estuvo  enfrentado al Parlamento durante los últimos tres años, no estuvo presente.

La Casa Blanca fue una de las primeras en reaccionar y lo hizo pidiéndole que “actúe con rapidez para resolver las profundas preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear”. "Si este nuevo gobierno opta por cumplir seriamente sus obligaciones internacionales, hallará a un socio dispuesto en Estados Unidos”, prometió el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney  

Las autoridades saudíes prohibieron ayer al avión del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, sobrevolar su espacio aéreo cuando éste se dirigía a Irán para asistir a la ceremonia de juramento del nuevo mandatario iraní, Hasan al Rohaní. EFE.

Incidente con avión presidencial

Denuncia

Las autoridades saudíes prohibieron ayer al avión del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, sobrevolar su espacio aéreo cuando éste se dirigía a Irán para asistir a la ceremonia de juramento del nuevo mandatario iraní, Hasan al Rohaní. EFE.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia