Mundo

Primeros resultados dicen ‘no’ a la independencia de Escocia

Referéndum. El ‘sí’ ganó en Glasgow, una de las circunscripciones más grandes

Decisión. Miembros de una mesa de votación en el Emirates Sports Arena cuentan las papeletas.

Decisión. Miembros de una mesa de votación en el Emirates Sports Arena cuentan las papeletas. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP, EFE / Londres

05:26 / 19 de septiembre de 2014

El “no” a la independencia de Escocia supera al “sí” con 54% de los votos, escrutados hasta anoche 26 de los 32 distritos electorales y a la espera de que se adjudiquen las circunscripciones de mayor tamaño como Glasgow y Edimburgo.

El “sí” a la independencia había sumado de momento el 45% de los votos en el referéndum celebrado el jueves en Escocia, con un censo electoral de 4,3 millones de personas. De esos diez distritos, solo dos, Dundee y West Dunbartonshire, han sido ganados por la campaña secesionista, mientras que los ocho restantes se los adjudicaron los unionistas.

Más tarde, EFE informó que el “sí” a la independencia de Escocia se impuso en Glasgow, la mayor ciudad de la región, por 194.779 votos frente a los 169.347 del “no”, que no obstante lideraba el recuento general.

En Glasgow hubo una participación del 75%, de 364.664 censados, por debajo de la media cercana al 85% en toda Escocia. El triunfo suponía un impulso para el bando del “sí”, pero seguía por detrás en el escrutinio. La participación en el referéndum de independencia fue de cerca del 85%, en niveles récord, según estimaciones de la cadena pública BBC.

El 97% del censo electoral escocés, casi 4,3 millones de personas, se había registrado para votar en una consulta que decidirá si Escocia se independiza del Reino Unido. Tras el cierre de los colegios electorales en Escocia, a las 21.00 (hora en aquel país) del jueves, se esperaba que aproximadamente a las 06.00 de hoy, según la Comisión Electoral, se anuncie el resultado final del referéndum.

En el Kilderkin, pub del viejo Edimburgo, los escoceses esperaban impacientes los resultados del referéndum sobre la independencia, mientras corre la cerveza a raudales. Ya antes del cierre de las urnas, clientes de todas las edades habían tomado las aceras. La mayoría defensores de la independencia.

Expectativa. “Somos más apasionados, más entusiastas” que el campo del “no”, decía Cailib Wall, de 17 años. Con las mejillas pintadas de azul y blanco, los colores de la bandera escocesa, este joven había hecho un alto delante del Parlamento regional de Holyrood antes de encontrarse en el pub con sus amigos. “We're voting yes” (Votamos sí), cantaba la muchedumbre que no para de crecer.

Las banderas escocesas con una cruz blanca ondeaban junto con las catalanas y galesas, con la música de fondo de la gaita que tocaba un joven. Esin, una secretaria de 35 años, seguía todavía un rato en Holyrood, antes de volver a casa. La acompañaba su hijo de ocho años y había traído para esta vigilia unas candelas.

“Honestamente, pienso que la independencia es lo mejor para mi país, para mi hijo”. En caso de derrota, “voy a estar destrozada”, confesó. Aunque no todo está perdido: “Este voto habrá cambiado la forma en que la gente ve la política, cómo votan”.

“¿Hubiéramos sido el único país que habría dicho no a la independencia? Sería muy embarazoso”, dijo Dylan McDonald, de 17 años, feliz de que hayan podido votar los mayores de 16 años.

En el Kilderkin, donde estuvo sonando The final countdown del grupo Europa, se ha colado un pequeño grupo de partidarios del “no”. “Estamos nerviosos por los resultados. Los sondeos están igualados”, dijo Stuart Hepburn, de 24 años, que trabaja para un fabricante de cerveza.

Hasta esa hora, los sondeos favorecían al “no”. Sin embargo, no hubo ninguna agresividad de los partidarios de la independencia claramente mayoritarios en ese bar. Independientemente del resultado, “tendremos que vivir juntos”, dijo su amigo Denis Henderson, quien también ha votado no. La consulta genera gran expectativa en la Unión Europea, que teme una fisura en su estructura.

El líder escocés

Voto

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, votó en Strichen, al este escocés.

Optimismo

Está “en manos del pueblo de Escocia y no hay lugar más seguro que las manos del pueblo”, dijo.

Isabel II se insinuó partidaria de la opción ‘no’

EFE

Como jefa de Estado, Isabel II se ha mantenido siempre al margen de los vaivenes políticos británicos, pero a raíz del alcance de lo que estuvo en juego en Escocia ha dejado entrever que, esta vez, no es tan neutral.

La soberana, de 88 años, es admirada y respetada por los británicos por su estoicismo y por respetar la voluntad democrática, pues considera que está por encima de las batallas políticas. Sin embargo, ante la inquietud generada por el avance de la causa independentista en Escocia de cara al referéndum, Isabel II aprovechó un comentario con la gente para decir que los votantes escoceses deben reflexionar con “detenimiento”.

Su comentario, el domingo al término de un servicio religioso en la iglesia de Crathie Kirk, en Escocia, sorprendió a todos y fue interpretado como una clara referencia de que está a favor de que Escocia siga formando parte del Reino Unido.

Dirigiéndose a una de las personas reunidas ante la iglesia para saludarla, la Reina —que rompió así el protocolo pues nunca se acerca a la gente cuando va a misa en Crathie Kirk— dijo: “Espero que la gente piense con mucho detenimiento sobre el futuro”.

La consulta sacude las redes sociales

AFP

Mientras miles de electores votaban el jueves en el referéndum de independencia de Escocia, la batalla entre los defensores del #voteyes y del #voteno sacudía las redes sociales con la estrella del tenis, Andy Murray, en primera línea.

“Gran día para Escocia hoy! La negatividad de la campaña del 'no' estos últimos días cambió mi manera de ver las cosas. Deseoso de ver el resultado”, escribió Murray, nacido en Glasgow, en su cuenta Twitter  @andy_murray (con 2,71 millones de seguidores). Sin apoyar explícitamente el “sí”, el deportista concluye su tuit con uno de los eslóganes de los partidarios de la independencia: “Vamos a hacerlo posible!”.

El líder de los independentistas, Alex Salmond, compartió en su cuenta Twitter el mensaje de Murray, quien, pese a haber nacido en Escocia, no puede votar en esta consulta, ya que reside a caballo entre Londres y Estados Unidos.

El tenista ya dejó entrever que si Escocia logra la independencia, jugará bajo los colores azul y blanco de la Cruz de San Andrés (la bandera escocesa). Su hermano Jamie Murray mostró en Twitter su apoyo a la independencia. “Amo el Reino Unido, amo a la familia real, pero es el momento de que Escocia se ponga en pie y tome las riendas de su destino”, escribió.

   Si los partidarios del “sí” encontraron en Murray un apoyo de excepción, los partidarios de la continuidad de Escocia en el Reino Unido cuentan entre sus filas a la escritora J.K. Rowling, nacida en Inglaterra pero residente en la capital escocesa, Edimburgo, desde hace 21 años.

La autora de Harry Potter envió un tuit de apoyo a los partidarios del “no” a la independencia.  “Mi cabeza dice no y mi corazón lo grita, pero pase lo que pase, espero que continuaremos todos como amigos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia