Mundo

Proclaman la independencia de una nueva nación africana

Los rebeldes tuareg proclamaron el viernes la independencia de Azawad,  norte de Mali, un vasto territorio desértico dominado por grupos islamistas y amenazado por un “desastre humanitario”. Europa, la Unión Africana y Estados Unidos rechazaron la secesión.

Islamistas. La bandera negra de partidarios de Al Qaeda flamea en Tombuctú.

Islamistas. La bandera negra de partidarios de Al Qaeda flamea en Tombuctú.

AFP / Bamako (Mali)

23:33 / 06 de abril de 2012

La independencia proclamada por el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) dejó a Mali partido en dos: el Sur, controlado por los militares que dieron un golpe militar el 22 de marzo, y el Norte, “Azawad”, la nueva nación, en franco avance hacia una muy completa anarquía.

La Unión Africana (UA), la Unión Europea (UE) y Francia  (exmetrópoli colonial de la que se independizó la República de Mali en 1960) expresaron inmediatamente su rechazo frontal a la proclamación unilateral, al igual que Estados Unidos.

Centenares de jóvenes malienses, en su mayoría nativos del norte del país, denunciaron el viernes en Bamako “las ignominias” cometidas en sus regiones por rebeldes tuareg e islamistas armados, y pidieron armas para ir a combatirlos, comprobó una periodista de la AFP. En paralelo a los tuareg, milicias islamistas fundamentalistas afines a Al Qaeda avanzaron en la misma región norte de Mali, y ocuparon la mítica ciudad de Tombuctú, declarada en 1988 por la Unesco patrimonio de la humanidad por su riqueza cultural.

Durante un encuentro organizado en Faladje, en la periferia de Bamako, por varias asociaciones, un miembro de Acción de Jóvenes para Salvar el Norte de Mali (AJSN) leyó una declaración denunciando “las agresiones físicas a los civiles” y violaciones de mujeres, inclusive “en la plaza pública”.

“Solemnemente declaramos la independencia de Azawad desde hoy”, dijo Mosa Ag Attaher, portavoz del Movimiento Nacional por la Liberación del Azawad (MNLA) en Francia, en declaraciones a la televisión France 24, confirmando así una declaración publicada en el sitio web oficial de ese grupo. Azawad, un territorio árido, con una superficie equivalente a las de Francia y Bélgica sumadas, se sitúa al norte del río Níger y comprende las regiones administrativas de Kidal, Tombuctú y Gao.

Una semana después del golpe militar del 22 de marzo que derribó al presidente Amadou Toumani Touré, esas tres regiones cayeron en manos del MNLA, del movimiento Ansar Dine apoyado por elementos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y diversos grupos criminales. Omar Hamaha, jefe militar del grupo islamista Ansar Dine, que tomó la ciudad de Tombuctú en el norte de Malí, afirmó ayer que su guerra era “contra la independencia” de Azawad y “en pro del Islam militante”.

Los países vecinos a Mali y que forman la Comunidad Económica de los Estados del Oeste Africano (CEDEAO) impusieron hace una semana un embargo diplomático y económico total.

Un país sin luz, comida ni agua

Violaciones

Para Amnistía Internacional, los efectos combinados de la sequía, la violencia y las graves violaciones a los derechos humanos en el norte de Mali hacen que la región esté “al borde del desastre humanitario”.

Catástrofe

En la capital maliense, Bamako, un frente formado por partidos políticos y organizaciones sociales llamó a la ONU a intervenir con urgencia “para evitar una catástrofe humanitaria”, “porque faltan el agua, la electricidad y el alimento en el nuevo país”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia